martes, 23 de agosto de 2016

Crítica: obra “El secuestro”

Risas frente a la adversidad


PAULA OLVERA- El dramaturgo y actor Fran Nortes sube a las tablas del Teatro Fígaro su nuevo y divertido texto que está dirigido por Gabriel Olivares. Se trata de una comedia de noventa minutos de duración que está protagonizada por Leo Rivera, Jorge Roelas, Diana Lázaro, Carlos Heredia, además de por el propio autor de esta producción de Star Elite. La obra cuenta la desesperación de un carnicero que está a punto de quedarse sin empleo. Una tragedia muy real que, tristemente, es una postal cotidiana de nuestros días. El resultado es un montaje que mezcla a gente de la calle con políticos para demostrar la cara B de todos ellos. Es hora de reírse un poco ante tanta adversidad. Tenéis hasta el 16 de octubre para disfrutarla desde 15 euros.


En escena, Paco, un hombre de nuestro día a día. Un padre de familia, buena gente, con escasos recursos económicos y muchos sueños por cumplir si la suerte se pusiera de su lado un poquito más. A su lado el hijo del ministro, un hombre también de nuestro tiempo, de esos que vemos en los informativos noche sí y noche también. Éste no conoce a Paco, pero él sabe muy bien quién es, el heredero de uno de los culpables de su angustia y de su desesperación. Y es que este carnicero está a punto de perder su puesto en el mercado donde lleva trabajando toda su vida por culpa de un voto parcial y centrado en beneficios personales. Y sin trabajo no hay dinero para pagar la hipoteca, no hay futuro.

La trama gira por tanto alrededor de esta exasperación del protagonista al que no se le ocurre otra mejor idea que secuestrar al mencionado hijo del ministro. Su complicado plan resulta aún más enrevesado cuando aparecen su hermana y su cuñado, dos personajes que aportan frescura en esta atmósfera teatral. Leo Rivera ya derrochó toda su energía en “Más apellidos vascos”, pero desde luego en esta función teatral borda a su personaje y hace reír al público de la primera hasta la última fila. Un papel que se ve reforzado por la interpretación de Diana Lázaro con su figura en la posición de mujer y hermana.

“El secuestro” está dirigida por Gabriel Olivares, seguro que a muchos ya os suena su nombre ya que se trata del conductor de “Burundanga”. Con más de mil funciones es el plato fuerte del Teatro Lara, junto con el musical “La Llamada”. Mención especial también para el autor del texto, Fran Nortes, que continúa su glorioso camino en la escritura teniendo muy en cuenta los principales elementos del oficio, el cual conoce de sobra por su experiencia en el mundo de la interpretación. En el guion queda reflejado el papel que juegan los actores, el que requieren los diálogos y el que precisa la caracterización de los personajes. Todo está en su punto.

No es el primer texto de Fran Nortes, pero ha seguido la estela de su anterior trabajo teatral, “La extinción de los dinosaurios”, con el que comparte algunos rasgos. En ambos casos nos encontramos con comedias capaces de retratar las relaciones con el poder en tiempos de crisis. Las dos se han estrenado en verano, 2014 y 2016 respectivamente, una época del año en la que muchas compañías todavía se encuentran preparando sus montajes para la nueva temporada. Asimismo, las dos piezas están dirigidas por Gabriel Olivares y en las dos actúa la actriz Diana Lázaro, además del propio dramaturgo. Sorprende de hecho que el secuestrado sea la pieza clave de la obra, todo lo que acontece sobre el escenario está centrado en su personaje, pero éste se reserva un discreto segundo plano a nivel de diálogo, haciendo estupendamente su papel de secuestrado.

Esta función, estrenada el pasado 19 de agosto, se concibe desde el primer minuto como una comedia, sin embargo, tiene su punto de reflexión. Lo primero, porque pone sobre la mesa una serie de cartas sobre la clase política que no deberían pasarse por alto. Vivimos en una sociedad donde muchos de los corruptos viven en la impunidad. Un tema para poner en juicio la comunidad de la que formamos parte. Lo segundo porque muestra el plano más familiar, el amor que todos sentimos hacia nuestros seres queridos y la capacidad que tenemos de darlo todo y luchar por ellos. Eso sí, desde una visión optimista, a pesar de ubicarse en un entorno y situación cuanto menos pesimista.

Una obra perfecta para los que vuelven de vacaciones, para los que todavía no han podido irse, para los extranjeros que nos visitan, para los que les gusta el teatro por que sí, o porque sólo son seguidores de Smedia, grupo teatral que engloba la mayor oferta de espectáculos en la capital. Tan sólo tenéis que desplazaros hasta el Teatro Fígaro, un emblema del humor cuya fama ya catapultó “El cavernícola”. Es hora de dejarse atrapar por esta ciudad que nunca duerme. Poneos cómodos que “El secuestro” va a comenzar. Y que todo salga bien. Ya me contáis. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario