domingo, 6 de diciembre de 2015

Entrevista: Julián Sánchez, miembro de Julian`s Fire

“Queremos que esta familia sea mundial”

PAULA OLVERA- Desde el otro lado del charco hablamos con Julián Sánchez, el líder y vocalista de la rockera banda Julian´s Fire. La música es el idioma universal y este grupo colombiano sueña con trasladar sus canciones a todos los países posibles. De momento, su power ballad “Quererte” es ya todo un éxito y su álbum debut, grabado en español e inglés, ha tenido muy buena acogida. Quieren hacer historia y para ello transmiten la pasión por lo que hacen. Este verano han visitado España, tocando en el popular Hard Rock de Madrid y también en Badajoz. Además de la música, están concienciados con las causas sociales; Julián dirige la Fundación Fire Fest dedicada a gestionar oportunidades para los jóvenes. El próximo año sacarán un nuevo disco, continúa leyendo para descubrir sus proyectos.

P: Sois de Colombia, ¿cómo se encuentra actualmente el panorama musical en vuestro país?

R: Es complejo por donde se mire, tanto en el sentido de la dificultad que se tiene como artista de salir adelante, como también entendiendo que hay muchos sujetos que se hacen llamar empresarios y hay de todo menos claridad en cómo se deben hacer las cosas realmente. Considero que somos muy desordenados como país y eso hace que ni la música ni muchas más actividades se logren desarrollar a un nivel tan alto como se debería.

P: ¿Qué tenéis como artistas latinos que otros grupos de vuestro país no tengan?

R: Nosotros tenemos y nos faltan muchas cosas. No me gusta compararme con otros grupos, puedo precisar, eso sí, que todo lo que hacemos lo hacemos con el alma, con todo el profesionalismo y seriedad. Cualquier cosa que lanzamos al público ha estado pensada para que sea de lo mejor por parte de nosotros. Tocamos rock pero no cerramos nuestro sonido a un subgénero específico, ni a un tema específico en cuanto a la letra.

P: ¿Qué intentáis transmitir con este rock?

R: Tratamos de hacer sentir bien a la gente, para que si nos escuchan se sientan identificados con algo. Y si nos ven en directo tengan algo muchísimo más intenso que lo que pueda ser ver un video, para que cada vez entiendan más que lo que queremos es que esta familia sea mundial, que esté integrada por todo tipo de personas. Nosotros queremos hacer historia y queremos que todos hagan historia junto a nosotros. Eso es en esencia Julian’s Fire, pasión, fuerza, amor y rock and roll.

P: Vuestro álbum debut ha sido grabado en español y en inglés, ¿por qué tomasteis esta decisión?

R: Más allá de ser una evidente herramienta comercial, el sentido teleológico de grabar en estos dos idiomas se desprende de la importancia que tiene el factor lírico para mí, ya que veo a la música no solo como un medio de expresión artístico sino también como un medio de comunicación de ideas, de pensamientos y por eso me importa que una mayor cantidad de gente entienda lo que quiero decir más allá de que le guste la música de la banda. Más adelante y cuando me sea posible, exploraré otros idiomas.

P: Una de vuestras canciones más populares se titula “Quererte”, ¿cómo surgió esta "power ballad"?

R: "Quererte" es una canción que le compuse al enamoramiento y no al amor como sentimiento recíproco, es decir, habla de ese momento antes de manifestarle a una persona que uno está perdidamente enamorado de ella. Ese sentimiento unilateral y personal, sumamente intenso y bonito, que uno trata de reprimir antes de estar seguro de llegar a ser correspondido. 

P: ¿Por qué crees que este tema ha tenido tan buena acogida entre el público?

R: Quizá por la cantidad de gente que se siente identificada con ese sentimiento, quizá por ser balada hay un espectro más grande de público para escucharla, quizá sea la más “comercial” hasta el momento. Puede haber mil razones, yo quiero mucho a esa canción, como a todas mis canciones, estoy orgulloso de que guste y mientras el público la pida, yo la seguiré tocando dónde y cuándo sea.


P: Este verano habéis estado en España, ¿cómo ha sido la experiencia de tocar en el Hard Rock de Madrid?

R: ¡Genial! El Hard Rock es un templo para todo rockero en todas las capitales del mundo. Para mí fue todo un privilegio haber podido estar en directo en este emblemático lugar y nada más y nada menos que en una ciudad tan hermosa como Madrid, fue una experiencia fabulosa.

P: No solo habéis estado en la capital, sino que también habéis visitado Badajoz, ¿cómo fue la reacción del público a vuestra música?

R: Increíble, yo creo que sin lugar a dudas está dentro del top 5 de las experiencias más lindas que me ha dado la música. La gente extremeña fue del todo receptiva y apasionada, fue de locos ese concierto. Quedé muy agradecido y con ganas de volver.  

P: ¿Qué diferencias encontráis entre el público español y el americano?

R: El público español es bastante directo con lo que siente y con cómo lo siente, es muy honesto, si le gustas te lo expresan, sino de igual manera lo hacen, sin pelos en la lengua. Es algo muy interesante y a la vez genial, no hay nada peor que la hipocresía. En cuanto a hablar del público americano como tal es bastante difícil, ya que América tiene muchas diferencias entre sus subdivisiones, no sólo hablando de las diferencias entre Norte, Centro y Sudamérica. Entre los mismos países de un subcontinente como el sudamericano, no se puede equiparar como reacciona el público colombiano a cómo puede reaccionar el argentino, o el brasilero. Hay unos más eufóricos, otros no tan expresivos, pero muy respetuosos… existe de todo.   

P: ¿Qué países os gustaría visitar con vuestra música que no hayáis visitado ya? 

R: ¡Muchísimos! Quiero viajar por el mundo entero. Me gustaría tocar en Brasil, en Inglaterra, en Alemania, en Francia, en Italia, en Japón, en Sudáfrica, en Australia, en Uruguay, en Panamá, en Rusia, en Canadá… ¡en absolutamente todos los lugares que la vida me permita!  

P: ¿Por qué el Ave Fénix representa el símbolo del grupo?

R: El ave fénix es un animal mitológico cuya historia siempre me ha llamado mucho la atención. Me encanta cómo se equipara a la vida y a lo que quiero transmitir con la banda, seguir adelante sin importar nada. Ver las cenizas como lo peor que le puede pasar a uno en la vida, en cualquier ámbito (sentimental, laboral, familiar…) y entender que de ahí se puede salir, y no solo salir por salir, se puede crecer dándolo todo, siendo mejor, con todo el fuego que uno tiene por dentro.


P: ¿Qué importancia tiene la labor del productor Diego Marteen en vuestra proyección como grupo?

R: Mucha. Diego es una de las piezas claves en nuestro equipo de trabajo, en nuestra familia Fire. Es una persona responsable, apasionada por su trabajo, seria y comprometida con sus metas tanto personales como colectivas. Personalmente le aprecio muchísimo y espero poder trabajar con él siempre. 




P: Soléis hacer conciertos para menores de edad, ¿por qué es importante este sector del público para vosotros?

R: Porque es el futuro. Basta con alzar la mirada en cualquier campo del mundo para darnos cuenta de que la humanidad no ha ido, y definitivamente aún no va por un buen camino, hay que ponerles mucha importancia a los jóvenes. No solo hablo de los niños más pequeños, hay menores de edad a los que les faltan meses para entrar en el mundo de los adultos, a todos hay que ponerles un grado de importancia vital, no solo para imponerles ideas, es importante escucharlos y tomarlos muy en serio.

P: ¿Cómo surgió dirigir la Fundación Fire Fest?

R: La fundación fue una idea constituida en el año 2012 que surgió para fomentar el arte como método para gestionar oportunidades en general a los jóvenes y a la sociedad.

P: Y dentro de esta Fundación, ¿qué nos podrías contar de la Escuelita Fire Fest? 

R: La Escuelita Fire Fest es un proyecto que desarrolla la Fundación Fire Fest para mostrarles a niños que no veían un futuro claro, el mundo artístico como un proyecto real, profesional y serio de vida, que es completamente lograble. En la actualidad se encuentra en stand by debido a que mantener el presupuesto no ha sido muy fácil, pero en poco tiempo el objetivo es volver a reanudar.

P: ¿Por qué crees que es importante apoyar a bandas emergentes?

R: Es importante apoyar a todas las bandas, así como en general a todos los que están metidos en este complicado camino del entretenimiento. Lo digo porque no todos los que apostamos a esto somos músicos: hay fotógrafos, periodistas, ingenieros, productores, managers, diseñadores etc. Y es de muchísima importancia, porque de otro modo no hay como salir adelante, ni como ser individual, ni mucho menos colectivo. 

P: ¿Por qué crees que el arte puede contribuir a un cambio social, tal como pone en vuestra página web?

R: Creo que a través del arte se desarrollan proyectos de vida que mueven a la economía y de ese modo generan cambios sociales, si se toma con seriedad y no como una cuestión informal que hacen loquitos y ya. Es viable crear mercados cada vez más solidos generando empleos ciertos. Eso en mi criterio gestiona cambios y más allá de un simple cambiar por cambiar, genera oportunidades para salir de problemas reales. En Latinoamérica, o por lo menos en gran parte de ella, todos están muy convencidos por costumbre que generar ayudas sociales es equivalente a implementar un sistema asistencialista, dando mercados gratis o dinero, cosa que solo logra estancar más a la sociedad y agrandar los problemas.

P: Por último, ¿cuáles son tus próximos proyectos?

R: Seguir girando alrededor del mundo, lanzar nuestro segundo disco el próximo año y seguir avanzando cada vez más de la mano de nuestra familia, de la cual forman parte todos los que quieran.

Julián se despide: Mil gracias por la entrevista, les envío un abrazo enorme cargado de la mejor energía. ¡Éxitos y mucho rock and roll en sus vidas!

No hay comentarios:

Publicar un comentario