lunes, 14 de diciembre de 2015

Entrevista: Marta Robles

"En 'Usted primero' hay sobre todo reglas no escritas, esas que no te cuenta nadie"

PAULA OLVERA- Marta Robles es una de las periodistas y escritoras más prolíficas de nuestro país. Ha trabajado en televisión, radio y prensa, tres medios muy diferentes, pero que le apasionan desde que decidió dedicarse a esta profesión por pura vocación. Actualmente se encuentra inmersa en la promoción de su último libro, “Usted primero”, un manual para todas las edades sobre normas de comportamiento y reglas no escritas en el que también ha colaborado Carmen Posadas. En este libro hay algunos apartados especialmente sugerentes como "la descodificación de hombres y mujeres" o "el perfecto impostor" donde ofrecen pistas para convertirse en un impostor durante una noche. Además de esta obra, colabora con TVE en “Amigas y conocidas”, dirige el programa radiofónico “Entre Comillas”, así como un sinfín de actividades que descubriréis en esta charla.

P: ¿Cómo ha sido trabajar mano a mano con Carmen Posadas en la escritura de “Usted primero”?


R: Ha sido muy fácil y divertido. Carmen y yo somos amigas hace muchos años y, o bien tenemos los mismos puntos de vistas sobre las cosas, o bien nos los intercambiamos y completamos. De todas maneras, para facilitar el trabajo, estructuramos el libro en dos partes, una de temas fundamentales y otra de temas más triviales, y en cada capítulo de cada parte incluimos epígrafes pares, que echábamos a suertes (a cara o cruz, concretamente). Luego, el epígrafe que escribía cada una se lo pasaba a la otra para que añadiera lo que quisiera. Eso ha significado que el trabajo, de principio a fin, se ha hecho en equipo y que incluso hay párrafos con dos frases de Carmen y dos mías. No sabemos ni nosotras quién ha escrito qué. Nos hemos mimetizado tanto que no hay diferencia de estilo, parece que lo hubiera escrito una tercera escritora…


P: ¿Cómo surgió esta colaboración?


R: Desde hace muchos años, a mí me llamaba la atención que mi marido siempre hablara de elegancia refiriéndose a una de las definiciones que aparecen en el Debrett’s (la biblia británica de las buenas maneras), según la cual la esencia de la elegancia reside en no hacer daño a los demás. Y siempre me pareció que sería estupendo contar, a través de la Literatura, la Filosofía, la Psicología e incluso la Ciencia, cómo se podían facilitar las relaciones humanas atendiendo no solo a las reglas pautadas, sino a las no escritas, de las que emana, precisamente, esa esencia de la elegancia. Curiosamente, Carmen y yo, al igual que otros muchos escritores, hemos citado en nuestros libros el Debrett’s en varias ocasiones y un día, en nuestras comidas semanales, decidimos que sería una buena idea escribir este “tratado” juntas, para ofrecer nuestros puntos de vista, nuestra experiencia personal, nuestra observación y nuestra investigación a los lectores.



Fotografía de Asís G. Ayerbe
P: Además de normas de comportamiento, ¿qué más podemos encontrar en este libro?

R: En realidad las normas de comportamiento pautadas se nombran en “Usted primero”, pero nada más. Sobre todo porque yo creo que las normas están para conocerlas (conocerlas ayuda a comportarse, a relacionarse, a que la vida sea más feliz y supone una ventaja sobre quien las desconoce), pero una vez que se conocen, se las puede uno saltar cuando lo considere oportuno, siempre, claro, que no rebase los límites que siempre están en el respeto a los demás. Pero, en este libro, sobre todo hay reglas no escritas. Esas que no te cuenta nadie y que se aprenden metiendo mucho la pata u observando mucho. Y todas esas reglas no escritas, además de las pautadas,  las ofrecemos con mucho rigor, pero también con mucho humor.


P: ¿Crees que hay algún momento en que pueda estar justificado perder las buenas maneras?


R: Pues mira, sí. Yo creo que en los casos de injusticia, si hace falta, hay que dejar las buenas maneras de lado. Pero también te digo que si se consigue combatir la injusticia con buenas maneras (véase Ghandi, por ejemplo) ese combate siempre es más poderoso y mejor.


P: Esta obra ha sido documentada a través de la literatura, el arte, el cine y el propio sentido común, ¿cómo has vivido este proceso?


R: Pues trabajando mucho y contrastando mucho con gente que sabe y por supuesto con Carmen.


P: ¿Cuál es el capítulo que te ha llevado más trabajo?


R: El de los impostores ha requerido mucha documentación e investigación. La parte literaria, obviamente, nos costaba menos, pero las otras, al ser muy específicas, requerían especial cuidado. Y luego toda la parte de Internet ha supuesto bucear en lo poquito que hay publicado al respecto, dentro y fuera de la red. Yo llevo mucho tiempo impartiendo conferencias de estos asuntos, pero, aun así, queríamos ampliar toda la información para que, de verdad, fuese útil para lectores de todas las edades. Porque nos hemos preocupado muy especialmente de que este libro fuera para hombres y mujeres y de todas las edades. Creemos, de verdad, que le puede interesar y divertir a todo el mundo y que es útil para todos.


P: Con la novela “Luisa y los espejos”, ganaste el Premio Fernando Lara 2013, ¿qué se siente al recibir un galardón por un trabajo literario?


R: Llevo ya muchos años escribiendo. Desde 1991, ni más ni menos. Y tengo diez obras publicadas. Así que, por una parte pensé: “Ya era hora”. No, es broma. Para mí recibir ese galardón por “Luisa y los espejos” supuso mi consagración como escritora. Tengo como sabéis varios libros de ficción y varios de no ficción, porque he querido ser prudente e ir poco a poco en esta tarea de escribir a la que me he querido dedicar desde que era una niña. Desde “Luisa y los espejos” y su reconocimiento con el premio Fernando Lara me siento ya, por fin, escritora. Y es curioso, porque mientras mis amigos escritores me lo reconocen, a mis compañeros periodistas les cuesta más trabajo.


P: Eres periodista y escritora, ¿crees que estas dos facetas van de la mano?


R: No, para nada. De hecho, ni creo que todos los periodistas puedan ser escritores ni que todos los escritores puedan ser periodistas (ser periodista no es escribir un artículo o hacer unas preguntas para una entrevista que luego otro te transcribe). Yo soy periodista y escritora o escritora y periodista igual que también soy mamá o Marta. Lo mío es vocacional y desde siempre, en ambos sectores. No empecé en la literatura ayer y menos aún en el periodismo. Pero sé que son dos actividades diferentes. Igual que sé que no todo el mundo debería escribir libros. Eso creo, sinceramente.


P: Según tu experiencia como escritora, ¿crees que se puede vivir sólo con los ingresos que reporta la publicación de libros?


R: Hay muy poca gente que puede hacerlo. Y cada vez menos. El sector ha cambiado, cada vez hay más escritores, menos lectores (o menos gente que compre libros) y mucho pirateo. Los escritores casi siempre tienen que completar su actividad con conferencias, mesas redondas, artículos y cualquier cosa…


P: ¿Cómo aprecias el mundo editorial actual?


R: Pues está adaptándose a las circunstancias. Al nuevo mundo tecnológico. Y ese proceso hace que exista bastante desconcierto. Supongo que, en los próximos años, todo se reordenará. Lo que me preocupa es que se publiquen demasiados libros comerciales, sin alma, para llevarlos a los medios audiovisuales y se olviden esos otros libros que contienen, de verdad, literatura.


P: Has trabajado en radio, televisión y prensa. ¿Qué aspectos positivos y qué aspectos negativos aprecias de cada uno de estos medios?


R: Bueno, cada cual tiene lo suyo. A mí me gustan todos. Diré que, con los años, cada vez me gusta menos la exposición pública excesiva que provoca la televisión. Pero la radio tiene magia e inmediatez, quizás es el medio más completo. Aunque añadir a tu voz la imagen es un plus imbatible. Y el placer (y el horror), de ser tú solo el responsable de un trabajo, que es lo que sucede en prensa, no es comparable con nada.


P: Presentas el programa radiofónico “Entre comillas”. ¿Qué crees que aporta al panorama radiofónico en España?


R: Es mi aportación personal al mundo de la cultura. Gano muy poco dinero, pero mucha satisfacción. Es uno de los pocos programas, si no el único, en el que se conversa con los entrevistados, que todos están dedicados al mundo de la creación, especialmente a la Literatura. Por él han pasado todos los grandes escritores de este país y los de otros países, así como directores de cine, actores, músicos y cantantes. Soy muy feliz haciendo “Entre comillas”. Aunque ya se sabe que en el mundo del Periodismo nada es para siempre.


P: En este programa cuentas con invitados a los que realizas entrevistas. ¿Hay alguien que se te resista y que aún no haya acudido a “Entre comillas”?


R: Pues no. Están todos encantados. Quién no ha venido aún, pero porque no ha habido oportunidad y ya vendrá es Javier Marías, amigo de muchos años a quien tengo ganas de ver y escuchar, además de leer. Lo leo siempre porque es un grandísimo escritor.


P: Si echas la vista atrás en tu profesión, ¿crees que el camino recorrido ha merecido la pena?


R: Desde luego que sí. ¡Y menos mal! Porque supuso un enorme esfuerzo para mí poder llegar a ser periodista. Mi padre no quería, así que no me pagó la carrera. Me la pagué yo mientras trabajaba. ¡Y saqué cinco matrículas para no tener que pagarme todas las asignaturas! Pero ha merecido la pena, claro que sí. Yo soy feliz en mi trabajo.



Marta

P: Eres una de las periodistas más reconocidas de nuestro país, ¿ha habido algún momento en el que la popularidad te haya sobrepasado?

R: Solo hubo un momento que fue cuando me separé del padre de mi hijo Ramón. Nunca me había sentido objeto de la información y lo pasé mal. El resto, todo lo contrario. Agradezco mucho el cariño de la gente y todo lo que la popularidad me ha deparado. Entre otras cosas, poder seguir trabajando.


P: ¿Cómo se compagina la vida profesional con la personal?


R: ¡Como se puede! No es nada sencillo, la verdad. Pero bueno tampoco lo sería si me dedicara a otra cosa vocacional que, como ésta, no tuviera horarios.


P: ¿Qué consejo darías a los periodistas que están empezando en esta profesión?


R: Que pensaran en qué cosas pueden hacer ellos por sí mismos. Que propusieran cosas en los medios donde trabajan y que inventaran otras para las redes, para Internet. Y desde luego que siempre levanten la mano. Es decir, que siempre estén dispuestos para cualquier trabajo, sea grande o pequeño. Y que sepan que aquí no hay horarios, sino dedicación plena, si no, no se llega a nada. Y a veces, ni aun así…


P: Además de la promoción del libro, ¿qué otros proyectos tienes para los próximos meses?


R: Estoy preparando una antología de relatos con otros escritores, además de un ensayo particular. Y estoy escribiendo una novela que me tiene apasionada. Pero, además, doy conferencias, hago presentaciones, colaboro en TVE en “Amigas y conocidas”, dirijo y presento “Entre comillas”, tengo todas mis colaboraciones en “La Razón” y “La gaceta de Salamanca” y dirijo y edito la revista online “Mass bienestar”. Demasiadas cosas, la verdad. Estoy empezando a pensar en dejar algo, porque no llego y quiero disfrutar un poco más de lo que hago.

No hay comentarios:

Publicar un comentario