lunes, 3 de septiembre de 2018

Reportaje: Los Simpson

El secreto del éxito


PAULA OLVERA- “Los Simpson” parece no tener fin. La trigésima temporada marca un hito en la historia de la televisión, quizás una tanda clave para valorar el futuro de esta serie especialmente tras el reciente acuerdo entre Disney y Fox. De cualquier manera, la familia amarilla más famosa de la pequeña pantalla tiene el futuro asegurado porque sigue rompiendo moldes y sirviendo de inspiración en infinidad de ámbitos. No cabe duda que hoy en día esta comedia de situación animada creada por Matt Groening cautiva a los espectadores tanto como en el primer episodio en el que conocimos a Homer, Marge, Bart, Lisa, Maggie y el resto de personajes. Ahora bien, ¿Cuál es la fórmula para que siga arrasando? Vamos a destapar su triunfo a base de ejemplos que os dejarán sin pestañear un buen rato.

¿Alguna vez os habéis preguntado porque la serie “Los Simpson” os atrapa aunque ya hayáis disfrutado cientos de veces del mismo episodio? Esta sátira animada se encuentra en la cabeza de las predicciones, curiosas coincidencias que podrían empezar a explicarnos su triunfo.

El secreto de este éxito tal vez también puede esconderse en la cantidad de personajes de diferentes ámbitos que han sido simpsonizados durante estos años. Uno de los últimos artistas que ha sido especialmente comentado es Ed Sheeran, un fanático de la serie, que se referencia en el capítulo “Haw Haw Land” de la temporada vigésimo novena. Hay que recordar que este cantante del pop británico fue muy criticado tras interpretar a un soldado que se encuentra con Arya Stark en el estreno de la séptima temporada de “Juego de Tronos”.

Otra de las claves del éxito es el amor que los seguidores tienen hacia sus protagonistas y su evolución. Se ha producido el desarrollo de los personajes hasta el punto que Maggie, la pequeña de Los Simpson, llegó a pronunciar su primera frase en el especial de Halloween titulado “La casa-árbol del terror XXVIII”. La sorpresa fue que pronunció: "Nadie saldrá con vida".

Los espectadores tienen tan presente en su vida “Los Simpons” que hasta sus personajes se encuentran involucrados en hechos que tienen más que ver con la ficción que con la realidad. Y es que este mismo año un hombre suplantó la identidad de Homer Simpson en su carnet de conducir. La policía de la región de Thames Valley (Reino Unido) detuvo a este sujeto después de cometer una infracción de tráfico y se encontró con el percal.

“Los Simpson” son producto de una fuente inagotable de creatividad e innovación. Entre las últimas novedades destaca la introducción de Morty, el padre de Moe, querido personaje que tiene la voz del actor Hank Azaria. El dueño de la taberna donde Homer pasa las horas muertas tiene que sobrellevar los planes de un progenitor malvado, tramas creativas que mantienen la serie viva.

El merchandasing también mantiene presente “Los Simpson”. Las estrategias de marketing han llegado al punto de abrir el badulaque de Apu. El establecimiento al que acuden Homer y su familia tiene su propia réplica en Carolina del Sur (Estados Unidos). Se trata de una tienda, que no abre las 24 horas como en la producción, decorada con imágenes de varios personajes de la serie. Aquí se pueden encontrar artículos consumidos en la ficción como el batido Fresisuis, la Buzz Cola o las rosquillas Lard Lad. ¿Qué será lo próximo?

“Los Simpson” se alimenta así mismo de su propio éxito. Su influencia es tal que hasta la enciclopedia Merriam-Webster decidió que una de las palabras creadas en la serie debía formar parte de este manual. Así, ahora se puede emplear el verbo “embiggen” que significa en castellano “hacer más grande, engrandecer o expandir”. Una palabra que se utilizó por primera vez en un episodio de 1996 titulado "Lisa the Iconoclast".

Con estos ejemplos parece que al universo de “Los Simpson” le queda para rato. De momento, el creador Matt Groening ya ha movido ficha y ha estrenado “Desencanto” emitida en Netflix. Esta nueva serie, en la que ha trabajado junto a Josh Weinstein, está contextualizada en un reino medieval y cuenta con unos particulares personajes que a simple vista sorprenden tanto como Homer y compañía: Bean, una princesa alcohólica; Elfo, un duende y Luci, un demonio.

Solo queda desear larga vida a “Los Simpson” porque es una serie de calidad, para espectadores inteligentes y, sobre todo, provocativa. ¿Qué más se puede pedir en los tiempos que corren?

No hay comentarios:

Publicar un comentario