viernes, 21 de septiembre de 2018

Crítica: obra “Algún día todo esto será tuyo”

Crónica de una elegía


PAULA OLVERA- El Teatro de la Abadía, ubicado en la madrileña calle Fernández de los Ríos número 42, acoge hasta el 23 de septiembre la obra “Algún día todo esto será tuyo”, una crítica descarnada sobre la idiosincrasia de nuestro país. Esta pieza teatral, de una duración aproximada de una hora y quince minutos, cierra la trilogía de “Crónicas ibéricas” donde la compañía Club Caníbal ha puesto sobre la palestra lo español. Concretamente la obra disecciona los últimos días del presidente de El Corte Inglés, Ramón Areces, fallecido en 1989, que ha sido un reflejo del poder en España y que sirve para ilustrar la deshumanización de la mayoría de las grandes figuras del capitalismo. La obra ha encontrado inspiración en el libro “La falseada historia de El Corte Inglés” que fue escrito en 2016 por Javier Cuartas.

La mejor seña de identidad de la compañía Club Caníbal es el humor negro. En la obra “Algún día todo esto será tuyo”  las risas están aseguradas a la vez que se ofrece a los espectadores un retrato del país en el que vivimos. Y es que en esta historia el director Chiqui Carabante, que se ha formado principalmente en el Instituto de Teatro de Sevilla, en la Ecole Philippe Gaulier de Londres y en la New York Film Academy, parte de un hecho real para atraer a los asistentes.

La obra comienza con Ramón Areces, dueño de El Corte Inglés, abrumado por su pasado en el lecho de muerte. Se presenta a un hombre que se hizo así mismo y que quiere contar su historia antes de morir. Con esta premisa, el protagonista pasea por sus recuerdos tratando de encontrar una metáfora que haga justicia a una persona como él que ha logrado el ansiado ascenso social.

Desde los primeros minutos de la representación el teatro del absurdo y surrealista se dan cita como ya ocurrió en las dos anteriores representaciones de esta trilogía que también fueron un éxito: “Desde aquí veo sucia la plaza”, que habla sobre el sacrificio animal por divertimento, y “Herederos del Ocaso, que se centra en la picaresca española” y que aborda uno de los grandes fraudes del deporte mundial.



Vito Sanz, Font García y Juan Vinuesa son los encargados de que echemos la vista atrás, con la música en directo de Pablo Peña, para descubrir los entresijos en la vida de Ramón Areces. El trío está en estado de gracia desde que comienza la función. Los tres demuestran su versatilidad como intérpretes cambiando de registro con una facilidad asombrosa y sin incluso haberse apagado los focos, lo que por otro lado despista a los espectadores. El terceto de actores escenifica a una variedad de personajes de diferentes clases sociales, hombres pero también mujeres. Además se atreven con una interpretación mordaz de Francisco Franco y Carmen Polo que asombrará al público y hará reflexionar sobre los límites del humor.

La modesta escenografía también llama la atención de los presentes desde el minuto uno que pisan la sala José Luis Alonso del Teatro de la Abadía. Varios árboles de Navidad, una mesa de mezclas a la izquierda y un ataúd conforman básicamente el atrezo con el que los protagonistas dan rienda suelta a su imaginación y a la del público.

“Algún día todo esto será tuyo” se percibe como una parodia de la vida de este presidente, pero sobre todo de la España negra y esperpéntica de la que muchos somos hijos. A pesar de presentarse como una crítica ácida, y ciertamente surrealista, hay mucho más de realidad que de ficción porque, aunque suene a chiste, El Corte Inglés se ha convertido en un símbolo de unión del país. Además, como la obra no da puntada sin hilo también pone sobre la mesa cómo los medios de comunicación siempre han blindado a El Cortes Inglés. La respuesta a este trato quedará plasmada en la función.


La función hace guiños al presente y seguramente más de un espectador se sentirá identificado, sobre todo si ha formado parte de esta gran empresa que tiene unas señas de identidad muy características. De hecho, en mitad de la representación se disecciona cómo es el hombre y la mujer Corty, empleados discretos y dedicados en cuerpo y alma a sus funciones en la empresa. También se juega con las ventajas en las formas de pago y ofertas que a día de hoy sigue caracterizando a El Corte Inglés, los almacenes más populares del país que no obstante cada día se enfrentan a una mayor competencia.

Los diálogos ahondan en los orígenes de El Corte Inglés a través de la trayectoria de Ramón Areces. Así, de forma sintetizada, la obra presenta a Pepín Fernández y César Rodríguez que son dos primos asturianos, del concejo de Grado, que emigran a Cuba y se forman en los Almacenes El Encanto de La Habana. Su visión de los negocios será puesta a prueba cuando regresan enriquecidos a la capital española.

Así, en 1943 Pepín Fernández inaugura Galerías Preciados que es considerado el primer gran almacén por departamentos en España. Esta pequeña tienda ubicada en el centro de Madrid estaba dedicada a la sastrería y confección. La clara competencia de Galerías Preciados acabará siendo El Corte Inglés que en los años sesenta del pasado siglo comenzó su expansión a nivel nacional con la inauguración de centros, por ejemplo el de Barcelona que se cuenta en la función.

Pepín Fernández acabó endeudándose para poder expandirse lo que empujó a su principal acreedor, el Banco Urquijo, a hacerse con el control en 1979. Finalmente se produjo la absorción por parte de El Corte Inglés.

En este contexto, “Algún día todo esto será tuyo” también relata el fallecimiento de César Rodríguez. Como no tuvo descendencia el fundador de El Corte Inglés legó la mayoría de su patrimonio a su sobrino Ramón Areces. Curiosamente la historia volvió a repetirse a la muerte de Ramón Areces en 1989 ya que se hizo con la presidencia su sobrino Isidoro Álvarez Álvarez,​ quien prosiguió el proceso de expansión de los grandes almacenes hasta su muerte en 2014. Su sobrino Dimas Gimeno fue el siguiente en ocupar la presidencia, aunque actualmente la guerra de herederos ha continuado tras su destitución este mismo 2018.

La obra “Algún día todo esto será tuyo” permanecerá en cartel hasta este domingo 23 de septiembre. ¿Te la vas a perder?

No hay comentarios:

Publicar un comentario