viernes, 3 de agosto de 2018

Crítica: película “Perfectos desconocidos”

El pan nuestro de cada día


PAULA OLVERA- Álex de la Iglesia ha arrasado con la comedia “Perfectos desconocidos”, una cinta con la que los espectadores se sentirán muy identificados porque todos tenemos un teléfono móvil. Nos encontramos ante el remake de la exitosa producción italiana “Perfetti sconosciuti” cuya historia ya ha sido adaptada hasta en Grecia bajo el título “Teleioi ksenoi”. Una película con mucho ritmo, capaz de mantener un punto de tensión hasta el final, que invita a una conversación y que nos hace reflexionar sobre la relación con pareja y amigos, así como sobre los secretos que compartimos con ellos. Al fin y al cabo éste es un largometraje en el que se plantean diferentes formas de pareja y donde se tiene en cuenta el enorme índice de matrimonios que se rompen por mensajes virtuales ocultos.

Cada vez que Álex de la Iglesia dirige una película estamos pendientes de conocer a quiénes de sus actores fetiche ha seleccionado. En esta ocasión sólo encontramos a Pepón Nieto con quien el cineasta ha trabajado en películas como “Las brujas de Zugarramurdi”, “Words with Gods” y “Mi gran noche”.

Entre el elenco cabe mencionar que Juana Costa comparte protagonismo con Ernesto Alterio, su pareja en la vida real hasta hace muy poco. Sorprende que eso de tirarse los trastos a la cabeza en la ficción se haya trasladado a la realidad. Y es que en la cinta representan a uno de los matrimonios más cañeros de esta historia que ahora se ha visto abocado a la ruptura.

Como viene siendo habitual en las producciones del artífice de “El día de la bestia”, el humor negro está muy presente y se hace uso de él en tramas que hablan de amor, pero sobre todo de desamor.  En este punto cabe destacar que “Perfectos desconocidos” demuestra que nunca se conoce a nadie al 100% ni siquiera a una pareja con la que se presupone de antemano que no hay secretos de ningún tipo. Por tanto, cada vez es más difícil poner la mano en el fuego por una persona porque todos, en mayor o menor medida, tenemos una vida secreta.

La trama transcurre en su mayor parte en un mismo espacio, una casa, por lo que los actores tuvieron que rodar durante dos meses en un único escenario y permaneciendo en la escena casi todo el rato con el consiguiente reto interpretativo que eso supone en una grabación cronológica de esta envergadura.

“Perfectos desconocidos” se centra en varias parejas que se reúnen en torno a una mesa para cenar y acaban aceptando un juego que cambiará sus vidas para siempre. El objeto central de esta reunión es el teléfono móvil por lo que una vez acabada la sesión cabe preguntarse si dejarías que alguien pudiera ver todo el contenido de tu celular o si, por el contrario, consideras que hay elementos que no se pueden compartir porque forman parte de la intimidad de cada persona. Personalmente creo que las amistades, y especialmente las relaciones familiares o de pareja, se verían enturbiadas si se destapan los secretos que se ocultan en nuestros dispositivos.

La cinta ahonda además en lo enganchados que estamos a los teléfonos móviles que se han convertido en la ventana de nuestra vida e incluso en una vía de escape en ciertas ocasiones. Hoy en día los celulares son una extensión de nuestro propio cuerpo y es difícil determinar si en la sociedad actual seríamos capaces de vivir sin este aparato cuyas aplicaciones han creado una adicción en general y han modificado la forma de relacionarnos con los demás seres humanos. Curiosamente, antes el teléfono móvil era para llamar, sin necesidad de estar conectado a un cable como antaño, y ahora es lo que menos hacemos.

En este contexto cabe recalcar la falta de privacidad que tienen las grandes estrellas. Seguro que más de una ha experimentado en sus propias carnes esa sensación de pérdida de intimidad, de que cualquiera de sus contactos pueda saber si está o no en línea de Whatsapp, su ubicación o, en definitiva, que sus secretos más íntimos queden al descubierto de seguidores y periodistas por culpa del contenido almacenado en su teléfono móvil. Imaginaros que pasaría si los que forman por ejemplo la industria del cine y la televisión dejaran sus móviles encima de la mesa, al alcance de los curiososos espectadores, y sus llamadas, SMS, whatsapps, notificaciones de Instagram, Twitter o Facebook quedaran al descubierto.

Precisamente, en los últimos años, gracias a las redes sociales, los personajes públicos pueden estar en contacto más directamente con los seguidores. A raíz de visionar esta película cabe volver a poner en entredicho la relación de los fans con sus ídolos y lo importante que es preservar su intimidad teniendo en cuenta su repercusión mediática. Como se puede comprobar, “Perfectos desconocidos” mantiene varias lecturas muy interesantes así que es hora de descubrir esta trama maquiavélica y divertida que convierte una cena distendida en un voluntario confesionario.

No hay comentarios:

Publicar un comentario