martes, 28 de agosto de 2018

Reportaje: disputa “Sexo en Nueva York”

Team Parker VS Team Cattrall


PAULA OLVERA- Este 2018 se han cumplido catorce años desde que la serie “Sexo en Nueva York” echó el cierre para siempre. Quien iba a imaginar que Sarah Jessica Parker y Kim Cattrall, dos de sus protagonistas, tuvieran un enfrentamiento tan mediático que ha llevado incluso a los seguidores de la serie a posicionarse en uno u otro bando. La actriz que encarnó a Carrie Bradshaw parece más decidida a que se produzca la reconciliación, sin embargo, la estrella que dio vida a Samantha Jones ha asegurado que lo único que actualmente tiene en común con la que un buen día fue su compañera es el recuerdo de un proyecto para el que, no obstante, ahora todo son reproches. Así, ha afirmado que nunca ha sido amiga de su camarada de trabajo. Lo único cierto es que siempre hay dos versiones de la misma historia.

La disputa pública entre Sarah Jessica Parker y Kim Cattrall podría no llegar a solucionarse nunca. Las series de televisión unen enormemente a los miembros del reparto porque son experiencias profesionales únicas, para las que te concentras en cuerpo y alma, que acaban transformándose en personales porque el proyecto condiciona tu vida.

Sin embargo, Kim Cattrall no guarda tan buen recuerdo de su paso por la exitosa serie “Sexo en Nueva York”. El pasado año la actriz británica de 62 años reveló en el programa “Life Stories” de Piers Morgan que tuvo que elegir entre ser madre o seguir trabajando en la producción. La actriz que encarnó a Samantha Jones reveló que no pudo formar una familia debido a las intensas jornadas de grabación de hasta 19 horas. Esto nos lleva a replantearnos hasta qué punto es cierta su afirmación y de qué manera condiciona a una actriz una profesión tan intensa.

La gota que colmó el vaso se produjo cuando la intérprete aseguró que Sarah Jessica Parker era tóxica. La actriz se muestra resentida con su compañera porque la dejó de lado cuando los medios de comunicación apuntaron a que era la culpable de que no se rodase una tercera película. Ahora bien, ¿qué hay de verdad en que Kim Cattrall pudo abandonar “Sexo en Nueva York 3” cuando ya estaba en marcha? La incógnita sigue sin resolverse aunque la intérprete se ha justificado reconociendo que ella no ha matado a Samantha sino que simplemente la ha dejado marchar. De cualquier manera, se ha planteado incluso la posibilidad de que Sharon Stone asuma el papel de Samantha con tal de que la tercera entrega cinematográfica llegue a buen puerto.

Sarah Jessica Parker no se ha quedado de brazos cruzados estos meses asegurando en “Watch What Happens Live” que le rompió el corazón escuchar a su compañera hablar así. A Kim Cattrall además le dolió profundamente que su compañera le expresara sus condolencias por el trágico fallecimiento de su hermano el pasado mes de febrero. Tal fue su enfado que publicó en Instagram un duro texto de reproche en el que decía: "Mi madre me preguntó hoy ¿Cuándo esa Sarah Jessica Parker, esa hipócrita, te dejará en paz? Tu contacto continuo es un recordatorio doloroso de lo cruel que eras en ese entonces y ahora. Déjame aclarar esto. No eres mi familia. No eres mi amiga. Así que te escribo para decirte por última vez que dejes de explotar nuestra tragedia para poder restaurar tu imagen de buena persona".

La mejor opción para los espectadores es quedarse con el recuerdo de una serie que rompió moldes. Sin embargo, ya hay miembros del reparto que se han posicionado. Es el caso de Jason Lewis quien, en una entrevista para el canal de televisión KTLA 5, despejó las dudas a muchos seguidores de la producción. El actor que encarnó a Smith Jerrod, novio de Samantha en la sexta temporada de la ficción, cree que Sarah era una profesional y que la gente debe recordar su generosidad. Ahí queda dicho.

La serie ya permanece muy lejos si tenemos en cuenta que cada una de las actrices protagonistas ha continuado su camino. En este punto hay que citar el caso de Cynthia Nixon que actualmente está muy implicada en la lucha por mejorar la educación. De hecho, la actriz que encarnó a Miranda en "Sexo en Nueva York" podría acabar como gobernadora de la ciudad. Un salto a la Política que ha sido realmente una sorpresa para muchos fans de la serie, pero que a sus 52 años podría tener gran relevancia debido al alcance de audiencia que tiene.

La actriz además permanece volcada en su faceta más familiar y en apoyar a su hijo transgénero que nació como Samantha. Y es que Cynthia Nixon es una defensora de los derechos LGBT,  ella misma acabó confirmando que era una mujer bisexual, y tomando la decisión de casarse con la activista Christine Marinoni.

Aunque cada actriz haya continuado su trayectoria, su labor marcó un antes y un después en la pequeña pantalla porque es muy difícil llegar a conseguir una conexión tan especial con la audiencia. Actualmente la mayoría de las producciones no conectan con el gran público como lo hizo “Sexo en Nueva York” y los proyectos no se alargan por demasiadas temporadas, mucho menos con la cantidad de series que se llevan a cabo.

Y aunque hay seguidores que consideran que la serie “Sexo en Nueva York” tuvo su momento de gloria que se vio engrandecido por las dos películas y que ahora sólo queda tachar a Kim Cattrall de diva, lo cierto es que la comedia de situación estadounidense permanecerá viva siempre que sus protagonistas y los seguidores echen la vista atrás.

No hay comentarios:

Publicar un comentario