domingo, 3 de junio de 2018

Crítica: serie “La otra mirada”

Feminismo en estado puro

PAULA OLVERA- “La otra mirada” se ha convertido en la serie de referencia del prime time de Televisión Española. En horario de máxima audiencia, los espectadores aplauden cada miércoles el mensaje de igualdad y las lecciones feministas que se van sucediendo en los episodios de esta ficción de época protagonizada por Macarena García, Patricia López Arnáiz, Ana Wagener y Cecilia Freire. Unos diálogos revolucionarios que merecen especial reflexión en un 2018 marcado por la histórica huelga feminista del pasado 8 de marzo. Y es que esta producción, que está ambientada en una academia de señoritas en la Sevilla de los años veinte del siglo pasado, está interpretada casi en exclusiva por mujeres que se impusieron a las reglas establecidas en su tiempo.

A pesar de que las audiencias han ido decayendo, “La otra mirada” es una serie necesaria y que todos los espectadores deberían revisar. La serie se estrenó en Televisión Española con un 9,6% de cuota de pantalla y 1.620.000 espectadores, sin embargo, se ha convertido en la tercera opción del prime time por la competencia con “Supervivientes: Última hora” en Telecinco, “La catedral del mar” en Antena 3, “Ven a cenar conmigo: Gourmet edition” de Cuatro y “Pesadilla en la cocina” de laSexta. Anteriormente, en el mismo horario, lideraba “Factor X” en la cadena de Fuencarral y “Fariña” en la de San Sebastián de los Reyes.

La otra mirada” se concibe como un viaje por el despertar de la conciencia femenina. En el primer capítulo se aborda el feminismo en el más amplio sentido de la palabra, mientras que el segundo se centra en el derecho al voto. El tercero explora la homosexualidad a través de los ojos de Ángela, interpretada por Cecilia Freire, entre tanto el cuarto incide en la sexualidad. Asimismo, el quinto está destinado especialmente al acoso. Y así sucesivamente puesto que se incluyen temas como la citada libertad sexual de las mujeres, el empoderamiento femenino así como la igualdad laboral, haciendo hincapié en la mentalidad de la sociedad de los años veinte.

Los internautas, que han llegado a pedir que la serie sea obligatoria en los colegios porque educa en valores, son conscientes de la necesidad de incluir esa otra mirada que tan silenciada ha estado por años: la de las mujeres. En este sentido, “La otra mirada” nos hace replantearnos si todo sigue prácticamente igual tantas décadas después. A pesar de que hemos mejorado en igualdad es evidente que queda mucho camino por recorrer.

La sexualidad, mismamente, continúa siendo un tema tabú. Casualmente el cuarto capítulo se convirtió rápidamente en Trending Topic por abarcar ni más ni menos que este tema. Luisa imparte una clase al respecto que deja con cientos de dudas entre las alumnas, por eso Teresa se ofrece a desarrollar una clase teórico-práctica. Para empezar, la profesora colocó en el suelo de una habitación un espejo e hizo pasar a sus pupilas, una por una, para que pudieran explorar sus partes más íntimas.

Asimismo, Teresa recalcó que a las mujeres se las educaba en la culpa, cuando realmente tenían, y tenemos, pleno derecho a disfrutar de la intimidad sin complejos. Hay que apuntar que el personaje interpretado por Begoña Vargas está marcado por una violación por lo que Teresa insistió que todas las alumnas que su cuerpo es sólo suyo y nadie más debe decidir sobre él.

El papel de Patricia López Arnaiz es clave en la serie puesto que, hasta su llegada, la academia permanece aferrada a las tradiciones propias de la época. Los aires nuevos y liberales favorecen el desarrollo de las alumnas. En este sentido hay que aplaudir que “La otra mirada” sea una de las principales series que actualmente da cabida al talento joven en la cadena pública. Actrices como Lucía Díez o Carla Campra que son el futuro de la escena española y que se desenvuelven como pez en el agua gracias a unos personajes muy bien definidos que están en el trance de niñas a adultas. Los conflictos emocionales de cada joven están a la orden del día.

Sin duda, “La otra mirada” es una serie fantástica que precede a “Retratos con alma”, conducido por Isabel Gemio, que da voz a historias reales de mujeres contemporáneas que recuerdan a las protagonistas de la serie.

No hay comentarios:

Publicar un comentario