martes, 12 de junio de 2018

Crónica: Bilbao

¡Vivan los pintxos!

PAULA OLVERA- Huele a verano y a tiempo de descanso. Junio es el primer mes de las ansiadas vacaciones estivales, un periodo perfecto para viajar hasta el País Vasco y disfrutar de la capital de Vizcaya, Bilbao.  Las montañas envuelven este enclave que ha crecido en torno a una ría y que ofrece a los turistas un sinfín de planes diferentes y entretenidos. El más tradicional es ir de pintxos y perderse por las preciosas calles del centro histórico de la ciudad. Nos encontramos ante una metrópoli cosmopolita con costumbres muy arraigadas que no necesita promoción gastronómica alguna porque los paladares más exigentes quedan maravillados cuando recorren cualquiera de sus rincones. Vivimos ante un ejemplo de transformación que ha hecho de su cocina y, sobre todo del Museo Guggenheim, sus mejores símbolos.

Nos vamos de ruta por el norte. Un buen punto de partida es el Museo Guggenheim Bilbao que alberga piezas de arte contemporáneo y que es uno de los emblemas más representativos de la ciudad. Se inauguró en 1997 y, desde entonces, es una referencia del renacimiento de esta ciudad. Obra del arquitecto canadiense Frank O. Gehry, aguarda exposiciones realmente interesantes como recientemente ha sido el caso de la de Henri Michaux: el otro lado que es una revisión de la obra de este creador.


Hay que resaltar que dos grandes esculturas destacan en su entorno. La primera es Mamá, una araña realizada por la escultora francesa Louise Bourgeois, y la segunda es Puppy, un hermoso perro floral de doce metros de altura que es obra de Jeff Koons.

Este museo no es el único con parada obligatoria en la ciudad. Así, el Museo de Bellas Artes es uno de los más importantes de Bilbao, e incluso de España, porque alberga más de 10.000 obras de arte.

De la nombrada Bilbo sorprende todo, hasta las llamativas entradas al metro denominadas fosteritos como reconocimiento a su diseñador Norman Foster. Es una ciudad que no tiene pérdida y cuya brújula son los característicos puentes.  

El conjunto de zonas verdes confiere a Bilbao un valor añadido, propiciado en parte por las precipitaciones durante todo el año. Entre los principales parques se encuentra el de Doña Casilda, construido en 1907, que es del arquitecto Ricardo Bastida y del ingeniero Juan de Eguiraun.



Una vez localizada la catedral más famosa de los bilbaínos, el estadio de San Mamés, donde tantos partidos ha disputado el Athletic de Bilbao, hay que apuntar también la calle Don Diego López de Haro. Esta Gran Vía es el centro comercial y financiero de la capital y representa el ensanche de la ciudad.

A minutos, entre grandes sedes bancarias, destacan edificios muy significativos como el Teatro Arriaga que es el teatro principal de la villa y una de las edificaciones más emblemáticas de la ciudad. Esta obra del arquitecto Joaquín de Rucoba se inauguró en 1890.

La Plaza Nueva es un lugar de encuentro para tomar los famosos pintxos que son delicias de bocado de tortilla, verduras, marisco, embutidos… ¡hay cientos! Está ubicada en el Casco Viejo y es un punto obligado para los viandantes, tanto como el Mercado de la Ribera que está repleto de puestos con productos frescos y sabrosos.


Otra de las atracciones turísticas más relevantes es el Funicular de Artxanda que se inauguró en octubre de 1915. Este medio de transporte tradicional, que comunica la ciudad con la cima del monte del que recibe su nombre, lleva más de cien años en funcionamiento, otorgando un encanto especial a Bilbao. Hay que destacar, no obstante, que durante la Guerra civil española la estación fue bombardeada y se interrumpió el servicio hasta 1938.


El funicular, que sale cada tres minutos y tiene una duración de tres intensos minutos, transporta a los viajeros hasta una de las mejores panorámicas de Bilbao donde las fotografías son preciosas. Eso sí, no es una zona recomendada para los que tienen miedo a las alturas aunque como mirador merece la pena.

La idónea localización de Bilbao hace que esta escapada sea perfecta para disfrutar de otros municipios cercanos como Guecho que tiene como principal atractivo sus playas: Desde Las Arenas hasta Azkorri-Gorrondatxe. Preparad las maletas, ¡que nos vamos!


No hay comentarios:

Publicar un comentario