martes, 12 de abril de 2016

Entrevista: Yaima Ramos

“Soy más de dar la sorpresa apareciendo en una serie o película que nadie me espera”


AURORA SALVO AMORES- Yaima Ramos es una actriz y bailarina de origen cubano que desde hace más de quince años reside en España. Su debut en televisión fue a las órdenes de Santiago Zannou en el anuncio de la lotería de Navidad de 2014. Sin embargo, su rostro se ha hecho conocido en la pequeña pantalla gracias a su participación en la serie de Antena 3 “Mar de plástico”, donde interpretaba el papel de Fara, que en la primera temporada abandonaba su vida para viajar hacia un final feliz, quién sabe si con continuación en la segunda temporada. Un éxito que espera repetir con su nuevo trabajo, “Esclavas”, una producción de Mediaset que aborda la prostitución y la trata de mujeres. Un formato que se encuentra entre el documental y la ficción. Si queréis conocer un poco más a esta joven llena de sueños e ilusión seguid leyendo esta entrevista.

P: ¿Qué podremos encontrar en “Esclavas”?


R: Historias reales de mujeres que han sufrido mucho, precisamente cuando intentaban buscar una vida mejor. Y que, con engaños, han llegado a perder hasta su libertad. Pero en estos casos, son aquellas mujeres que han tenido la fortaleza y la suerte de poder salir adelante.


P: Esta serie de Cuatro, que también está protagonizada por Alina Nastase, versa sobre la prostitución y la trata de mujeres en España. ¿Ha cambiado tu visión sobre el problema a raíz de participar en la serie?


R: Una vez tienes contacto tan directo con este tipo de historias y personajes, inevitablemente, siempre se te queda algo que te hace pensar en lo afortunadas que somos todas las mujeres que no hemos pasado por ahí y, en particular, las que vivimos en el denominado primer mundo. Durante el rodaje, muchas veces pensaba en las mujeres que, a diferencia de Elisa, la dominicana que interpreto, aún sufren estas situaciones, sin saber cómo poder salir de ellas. Por eso me parece imprescindible que haya muchísima más información y que se creen cuántas vías sean posibles para ayudarlas a salir de ese horror.


P: Se trata de una producción a caballo entre el documental y la ficción, ¿por qué crees que se ha realizado así?


R: Imagino que sobre todo por el hecho de que ellas ni siquiera pueden exhibir su rostro. También porque la dramatización de los hechos ayuda a que a los espectadores les lleguen las historias con mayor profundidad.  El equipo entero rodaba con muchísima entrega, ha sido maravilloso. Pese a la dureza de lo contado, he estado muy cómoda.



P: ¿Has podido conocer a alguna de las mujeres en las que se recrean los casos que se llevan a la pantalla?


R: No, no tuve el placer de conocer a ninguna, pero sí pude escucharla y en su voz ya notas que fue muy duro. Incluso hablaba de sí misma en tercera persona, como si no fuera con ella... Muy impactante la verdad.


P: ¿Qué soluciones crees que se deberían de poner en marcha para frenar esta trata?


R: Para mí, lo primero es concienciar a las mujeres en todos los países del mundo que esto está pasando. A lo mejor si tienen toda la información las mujeres sabrán ver las señales antes de que les pase nada a ellas.


P: ¿Crees que la sociedad está realmente concienciada sobre este problema?


R: No, creo que si el problema sigue existiendo es porque muchas de las mujeres no sabrían identificar la forma de empezar que esto tiene. Y al no verlo pues caes sin querer.


P: ¿Qué crees que va a representar esta producción en el panorama nacional?


R: Lo primero, un shock para el mundo femenino. Es una realidad muy cruda, espero que haya personas que acuden a la prostitución que se replanteen que quizás esa mujer no está actuando por su voluntad... No sé, esperemos que al menos alguna gente se anime a buscar más información sobre esto y sobre cómo se puede evitar.


P: La serie está presentada por Roberto Arce, ¿le conocías antes de este proyecto?


R: No, la verdad que no tenía el placer. ¡Es un encanto!


P: ¿Cómo han sido los rodajes?


R: Para mí bastante duros, pero también muy gratificantes. La propia dureza lo hacía apasionante, ¡siempre hay que ver el lado bueno de las cosas!


P: ¿Cómo sueles prepararte los personajes?


R: Cada uno tiene su forma. En mi caso, depende del personaje al que me enfrento, me pide un tipo de búsqueda u otro. Es complicado de explicar... Los elementos de trabajo más habituales siempre son buscarlos en mi cuerpo y en mi mundo anímico y también improvisar sobre ellos.


P: Santiago Zannou te seleccionó como protagonista de “Alacrán enamorado”, pero no pudiste finalmente encarnar el personaje por tu falta de papeles. ¿Cómo viviste aquel momento?


R: Hasta que me dijeron que no, estuve muy ilusionada y quería dar lo máximo de mí. Cuando me lo comunicaron me sentí muy frustrada y desilusionada. Pero ahora creo que fue muy decisivo para coger fuerzas y seguir formándome hasta el día de hoy.


P: Te podemos encontrar en “Mar de plástico” interpretando a Fara, ¿en qué dirías que te pareces al personaje?


R: Solo en dos cosas, la primera que vivimos fuera de nuestros países y la segunda que echamos de menos a nuestra familia.


P: ¿Participarás en la segunda temporada de “Mar de plástico”?


R: Todavía no está claro del todo pero hay probabilidad de que no, porque al final de la primera temporada Fara se va a vivir a Tarifa viviendo su final feliz.


 
P: Eres cubana, ¿qué representa para ti tu país?


R: El país del ritmo, el paraíso caribeño, una comunidad de buenas personas, una isla que te descubre a ti mismo. Para mí, ¡cómo no! el mejor lugar del mundo.


P: ¿Cuáles son tus próximos proyectos?


R: Soy un poco supersticiosa y prefiero no adelantar pistas de las cosillas que están llegando. Soy más de dar la sorpresa apareciendo en una serie o película que nadie me espera (risas).

No hay comentarios:

Publicar un comentario