lunes, 10 de febrero de 2014

Entrevista: Cavadants

"Si nos lo pasamos bien, se lo pasa bien todo el mundo"

 
AURORA SALVO AMORES- Cavadants está compuesto por Nico y Humber, dos hermanos leoneses que llevan varios años en la capital para dedicarse a la música. Y es que su pasión por esta disciplina artística corre por sus venas desde hace mucho tiempo. Así, poco a poco se han hecho un hueco en las salas madrileñas donde todo el que acude a verles se contagia de su espectáculo sobre el escenario. No dejan opción para el aburrimiento, intentan disfrutar al máximo y que el público se lo pase en grande. La naturalidad es una de sus señas y eso se aprecia gratamente en sus directos. Su próximo concierto será el 15 de febrero en Independance Club de Madrid junto a El Hombre Rana. En esta cita prometen muchas sorpresas y sobre todo grandes canciones. Nosotras estaremos allí, si no podéis acudir conoceréis todos los detalles próximamente.

Nuestra entrevista con los chicos de Cavadants se produjo una tarde en un bar de Tribunal en Madrid. En ella, pudimos conocer un poco mejor a estos hermanos que en todo momento se mostraron muy cercanos y contribuyeron a que nuestra charla fluyera por sí sola como si nos conociéramos desde hace tiempo. Tanto en las distancias cortas como detrás de sus guitarras se muestran tal y como son, desprenden positividad e ilusión allá por donde van. Junto a ellos, acudió su representante, Lourdes Caiminagua, que desde que les escuchó supo apreciar su potencial. Después de responder a nuestras preguntas nos tocaron uno de sus temas en directo.

Su estilo musical se puede calificar de pop-rock en castellano, de hecho una de las decisiones que tuvieron que tomar fue el idioma. Afirman que resulta más difícil componer en su lengua materna que en inglés, pero quieren que la mayoría de la gente les entienda. Su número de seguidores no deja de aumentar gracias a su personalidad y, por encima de todo, a su música. 

P: ¿Hace cuánto que se despertó vuestra afición musical?

Nico (N): Nosotros siempre hemos tenido afición musical.

Humber (H): Desde tiempos inmemoriales. Mi hermano mayor metió a Oasis en casa.

N: Ahí está la historia.

H: Empezó a meternos Oasis, pero no de forma voluntaria, sino como un hacha ahí en el pecho clavada, un día y otro día y otro día… Y al final nos gustó mucho Oasis. Yo el primer concierto que vi, me fui con él a Salamanca con 11 años a verles. No teníamos donde dormir, lloviendo a cántaros, menos mal que vino mi madre. Locura máxima. Me desmayé del calor al final y tuvieron que sacarme por delante. Épico todo.

N: Es que fue maravilloso.

P: Vuestro grupo fetiche es Oasis, si pudierais hablar con uno de los componentes de este grupo, ¿qué le diríais?

H: Que son los “putos amos”.

N: Nos siguen gustando mucho, lo que pasa es que los hemos reventado.

H: A parte de que no existen.

N: Pero les debemos bastante en el sentido de que es un grupo que te gusta que revientas todos los discos, te sabes todas las letras, tocas todas las canciones. Yo la primera vez que decidí tocar la guitarra fue porque vi a un amigo que sabía tocar “Wonderwall”. Siempre he tenido una visión de los instrumentos como un poco absurda, como que no se podía hacer algo que molase o que molase tanto, y cuando lo veías en otro era como “yo no puedo hacer eso, es para los elegidos”. Cuando veía a un amigo mío tocando “Wonderwall” dije “como mola, esto se hace con una guitarra y es igual que lo que hacen ellos”. Fue como una revelación. Y ahí empezamos. Yo empecé y él claro como es mi hermano y yo estaba todo el día pues él detrás.

P: Sois de León, pero vivís aquí en Madrid, ¿creéis que en la capital hay más oportunidades de triunfar en el mundo de la música?

H: Sí, si lo comparas con León…

N: Tienes muchos más sitios donde tocar evidentemente. Al final es una ciudad de 100 mil personas.

H: La gente está en Madrid. Vosotras estáis en Madrid. La gente que se interesa por la música está en Madrid. Los grupos están en Madrid. La gente que busca grupos está en Madrid. En León hay tres sitios donde tocar. Tres de tres, reales. Es prácticamente nulo el movimiento alrededor.

N: Es muy pequeño, tampoco es mucho. Es decir, ningún amigo mío es músico, no existe eso que hay aquí.

H: Hay grupos, pero hay poquísimos.

P: Disteis un concierto hace unas semanas en el que colaboraron Parada en Berlín, Gonzalo Alcina y Danny Leiva, ¿con quién más os gustaría colaborar?

N: Muchos. A nosotros nos gusta mucho Rubén Pozo, nos mola mucho Leiva también. Con Pereza, con Liam, con los Stones. Con cualquiera que tenga buen gusto y que esté ahí. Cualquiera que tenga un público delante.

H: Y aunque no lo tenga. Con cualquiera que nos diga, “¿tocamos?” Tocamos.

P: ¿Cuál es la filosofía de Cavadants?

H: Tocar, tocar, tocar, hacer canciones, tocar, tocar, tocar, tocar, tocar, así hasta el infinito. Cuando nos dejen, donde nos dejen. Donde podamos. Todo el día tocando. Si tuviéramos que tocar en el baño, mientras se ducha no sé quién, tocaríamos.

N: Nos dedicamos a tocar, queremos vivir de tocar y ya está.

                          


P: Sois hermanos. A la hora de crear una banda, ¿es más fácil si el otro miembro es parte de tu familia?

N: Sí, sí, sí.

Lourdes (L): Musicalmente se entienden mucho, lo que son diferentes es por la edad de uno y del otro.

P: Vuestras canciones, ¿de qué hablan? ¿Componéis los dos?

H: Cada uno las suyas.

P: ¿Cantáis las de los dos?

H y N: Cada uno canta las suyas.

H: El que empieza es de él.

N: De hecho solo hay una canción que yo canto una parte, el resto….Hablan de cosas muy normales en el fondo. Por ejemplo, lo de llegar tarde, porque siempre llega tarde a todos los sitios del planeta. “La lenta” por ejemplo habla de mí, habla un poco de mí.

P: Si se la dedicáis a una persona, ¿se lo decís?

H: Sí, yo a mi novia la tengo frita. Más para mal que para bien.

P: ¿Qué piensa ella al respecto?

H: Le gusta, le gusta. “Retrovisor”, por ejemplo, es muy claro. Habla de cuando estás en un coche, miras, conduces y la chica que te gusta está en el retrovisor de atrás. Yo sí que escribo canciones muy gráficas, es una imagen que se me viene a la cabeza y lo escribo. Es como una situación de 10 minutos que puedes hacer una canción, luego me invento mil cosas.

P: Después cada persona hace las canciones suyas…

H: Es lo bueno. A mí no me gustan las canciones que dicen lo que cuentan sin más. Sí que me gusta, a veces, que cada uno le dé una interpretación diferente, o la tuya o la suya que igual cuando la escribes tienes una forma de pensar la canción y un mes después otra distinta. También cuando escribes canciones tampoco sabes por qué las escribes. Escribes canciones en verdad porque te desahogas. No lo haces con un sentimiento claro, escribes algo y luego te preguntas “¿de qué habla?” Y tú “no tengo ni idea”. Después igual con el tiempo ves mejor de qué va.

P: ¿La música os da suficiente dinero para vivir o aparte os dedicáis a otra profesión?

N: Ahora mismo no. Yo trabajo en lo que me dejan, soy técnico de sonido, entonces algún trabajo por aquí, por allá, alguna clase que doy, una cosa que controlo, pero nada remunerado. Si no estuviera nuestra santa madre que la enviamos desde aquí un saludo si alguna vez nos oye, estaríamos peor. Habríamos dejado la música para buscarnos un curro que es lo primero, que lo estamos buscando, yo lo sigo buscando todos los días. Vas a ponerte a reponer un supermercado y hay tres mil tíos esperando por ese trabajo y encima gente cualificada de todo. Es complicado, porque antes la gente decía “no, es que si no puedo trabajar en lo mío trabajo en lo que sea”, pero es que ahora el “de lo que sea” ese se ha convertido en que hay “hostias” para trabajar en lo que sea. Lo que estamos es estudiando mucha música a nivel serio. Perder el tiempo no lo estamos perdiendo, pero pasta poca de momento.

H: Nos dedicamos a la música 24 horas, desde que nos levantamos hasta que nos acostamos.

P: ¿Es de lo que tenéis pensado vivir en un futuro?

H: Claro. O estamos estudiando o estamos componiendo.


N: La idea al final es triunfar nosotros o tocar con otros, pero vivir de la música.



P: ¿Cómo conocisteis a vuestra representante?

H: En el Búho Real.

N: Fue en un micro abierto que organizan los lunes y ahí tocando, nuestro primer acústico, en nuestra vida.

H: Nunca habíamos tocado en acústico. Vino Danny Leiva también a tocar. Lo que es la sala llena un lunes.

N: Sí, sí.

H: Este y yo “acojonados” no.

P: Lo siguiente

H: Tampoco. Era una cosa que decíamos, ¿cómo salimos de aquí? Nunca nos habíamos ido con dos guitarras acústicas a tocar. Nunca. Y estaba la sala hasta atrás. El Búho Real lleno.

N: Y conciertos con la banda llevaríamos tres. Verdes. Todavía somos novatos, pero vamos, ahí es que éramos de leche total.

H: Y salimos ahí, Danny Leiva tocando ahí y éste y yo…

L: Estaba Rubén Tajuelo, Danny Leiva…

H: Es el guitarrista de María Villalón. Nos vemos éste y yo ahí, todo largos, diciendo “hostias”.

N: Fue ella, dijo “me gusta mucho lo que habéis hecho. Me gustaría…” Y a partir de ahí.

H: Fue en mayo del año pasado. El primer fin de semana de mayo.

N: Luego tocamos en La Leyenda que ella nos lo organizó, ahí la convencimos más y entonces vino a La Cocina. Hicimos un concierto no muy allá. No sabía dónde se metía la pobre. Nos odia a muerte. Nos quiere y nos odia a la vez.

L: Yo había llegado al Búho Real que me había invitado Danny. Yo a Rubén le conocía por María Villalón de antes y ya le había visto, pero el poder ver a Danny en directo me hace mucha ilusión, le tengo mucho cariño e iba a eso. Fui a escribir el artículo de la revista y no fui capaz de pasar, había tanta gente, y me puse delante de los dos tíos más altos que había. Llamaban mucho la atención. Además, que a mí me gusta este estilo musical que ellos hacen, porque, lo que dicen ellos, cantan de verdad.

P: ¿Qué podemos encontrar en un concierto de Cavadants?

N: Os lo vais a pasar muy bien.

H: Lo mejor que tenemos nosotros son los conciertos que hacemos. El directo que tenemos, no somos nada preparados.

N: Somos un desastre. Nosotros salimos a pasárnoslo del copón. También hay veces que salimos a pasárnoslo muy bien y en la primera canción hay dos “cagadas” y ya estás “jodido” todo el bolo. Se contagia eso. Si nos lo pasamos bien, se lo pasa bien todo el mundo.

H: Aparte de eso, somos autoexigentes. Ponemos el máximo siempre y no es un hobbie, pero sí que es verdad que somos de una forma y no podemos ser de otra y para bien. Muchos pueden venir y decir “no queremos saber nada de vosotros”. Eso está bien, es lo que hay.

N: A veces es bueno, a veces no tanto. Nuestros amigos nos dicen “cortaos”.

H: Tenemos letras muy divertidas, gente que viene y se lo pasa muy bien, porque aparte de escuchar las canciones y verlo, te entretienes, es un show.

N: O eso queremos pensar.


P: Hemos leído que una vez subisteis al escenario a un niño de dos años…

H: Fue en un concierto que hicimos en Cercedilla. El pueblo lleno, de lo que vas por la calle y no cabía la gente y la plaza vacía. Llegó un tráiler, con la típica banda de pueblo. Y se puso ahí a hacernos sombra. Nosotros ahí, con dos “amplis”. Y al final ¿Qué pasa? Que había niños y les molamos.

N: Nos ganamos nuestro pequeño público.

H: Había un niño con una trompeta de plástico y este (refiriéndose a Nico) le subió al escenario a que tocara la trompeta.

N: No le cogí, le subí. “¿Quieres subir?” Le puse el micro y empezó el niño a tocar la trompeta.

L: El otro día en el Mercado de Motores, los niños llegan y se sientan. Y están ahí sin parpadear y tengo una foto con diez críos sentados.

H: El otro día firmamos nuestro primer autógrafo a un niño de seis años.

N: Vino con una cara… La madre hablando “pero venga, diles algo, no tengas vergüenza”. Y el niño mirando para abajo. Mateo se llamaba.

H: Se llevó dos púas.

N: Si algún día lo petamos, Mateo va a decir, “tengo yo su primer autógrafo”.

L: Hay una cosa de los conciertos que ellos no lo dicen y que a mí me gusta mucho, que lo he ido descubriendo con el tiempo. Hacen cosas que no te esperas, se ponen muy "malotes" en plan rockeros o tocan el piano y se te caen las lágrimas o le dedican una canción a un tío que nos hacen llorar a todos. Y luego es como…

P: Sabéis cambiar mucho de registro…

L: Es muy completo.

N: Que vengan y nos vean.

H: ¿Te seguimos sorprendiendo todavía?

N: En el Independance vais a flipar. Ya estamos preparando cosas. Nunca hemos hecho lo que vamos a hacer y vamos a hacer cosas muy guays.

P: Es sorpresa

H: Cosas que si salen bien, que tendrá que pasar un milagro… Pero van a ser muy guays. Nadie lo sabe.

P: ¿Cuáles son vuestros proyectos a corto plazo?

H: No lo sé. Nos vamos a ir a León.

N: Nuestra idea es ir a tocar a León en Semana Santa.

H: A Barcelona, salir un poco de Madrid a ver un poco de mundo nocturno musical.

N: Y al Mercado de Motores, el segundo fin de semana de cada mes. Pasa mucha gente, nos tratan de vicio.

H: Está muy guay la verdad.

N: Está muy bien y agradecemos a Teresa que nos invite.


No hay comentarios:

Publicar un comentario