domingo, 16 de febrero de 2014

Crónica: concierto Cavadants y El Hombre Rana

La música de Cavadants y El Hombre Rana hace vibrar Independance


PAULA OLVERA/AURORA SALVO- “El Hombre Rana” (EHR) y “Cavadants” actuaron anoche, 15 de febrero, en la madrileña sala Independance Club. Los dos grupos llevaban muchos días promocionando este concierto que para todos ellos era muy importante. El precio de las entradas que se podían adquirir en taquilla o a través de la aplicación Fever, era de ocho euros con consumición, importe que se agradece dado el habitual coste de los conciertos en la capital. Las dos bandas consiguieron llenar la sala y hacer disfrutar a los asistentes durante dos horas en el que el show estuvo asegurado desde la primera canción. El público se lo pasó en grande y terminaron con un bonito recuerdo de estos artistas que buscan hacerse un hueco en el panorama musical.


Las dos bandas no se hicieron esperar. A partir de las nueve de la noche, la sala Independance Club abrió sus puertas para recibir a decenas de asistentes a uno de los conciertos más esperados de febrero. En poco más de un cuarto de hora, la sala comenzó a llenarse, todos querían estar a pie de escenario para sentir desde muy cerca a los músicos. Los primeros en tocar fueron Cavadants que convencieron al público desde la primera canción.

A pesar de que les acompañó la banda, Cavadants lo forman Nico y Humber, dos hermanos algo diferentes a nivel personal, pero perfectamente coordinados en el escenario. Tanto en acústico como en eléctrico estos chicos sorprenden con sus canciones y su frescura sobre el escenario. Ambos componen, pero a la hora de interpretarlas el que empieza la canción es el que la ha compuesto. Respecto a esto, en el concierto hubo una justa repartición de temas de uno y otro.



Los hermanos leoneses como es habitual en sus directos dieron lo mejor de sí mismos, haciendo alarde de su gran naturalidad. A Humber, le subieron una copa al escenario. Tenía muy claro que era una noche para disfrutar con todos los que le acompañaban. En un primer momento, se les pudo ver algo nerviosos ya que llevaban esperando este concierto durante mucho tiempo, pero esto no impidió que se mostraran tal y cómo eran y ofrecieran un gran espectáculo.





Pronto sus canciones hicieron vibrar la sala y el público no paraba de bailar. Tocaron sobre todo temas muy animados como “Retrovisor”, aunque también hubo hueco para canciones más tranquilas como “Sólo a ratos” o “La Lenta” en la que Nico se atrevió a hacer uso del piano mientras su hermano lo acompañaba con una armónica. Igualmente interpretaron una canción que recientemente han tocado en acústico en el propio salón de su casa y que se titula “Contigo quiero”. También enseñaron al público un nuevo tema, “Matar a Cenicienta” que para nosotras tiene un significado bastante especial.


Los hermanos y su banda se mostraron muy cómodos en el escenario y no dudaron en interactuar con el público a través de sus micrófonos. Presentaron a la banda y además agradecieron a todos los asistentes que les acompañasen. Los agradecimientos de los chicos de Cavadants también se produjeron una vez finalizada su actuación. No dudaron en agradecer a su representante Lourdes Caiminagua que se mostró muy emocionada. Además, se acercaron personalmente a los medios de comunicación que allí se congregaban así como a otros compañeros de la música, como los chicos de Parada en Berlín quienes estuvieron muy pendientes de su paso por el escenario. Humber y Nico no quisieron perderse la actuación de El Hombre Rana a los que habían cedido el testigo, por eso, se mostraron muy entusiasmados con el ambiente que en la sala se había generado.


A pesar de que Cavadants les habían dejado el listón muy alto, los miembros de El Hombre Rana se subieron al escenario con muchas ganas de hacer que todo el público sin excepción bailara durante lo que restaba de concierto. Y así fue. Muchos de los presentes corearon sus canciones y bailaron al son de su música.

Decidieron empezar fuerte, con una canción enérgica, toda una declaración de intenciones de la gran fiesta que se aproximaba con su actuación. Entre el repertorio que habían seleccionado para esa noche tan especial se encontraba “Vas a brillar”, una canción cuyo videoclip está inspirado en un videojuego. Además, interpretaron muchos temas que sin duda convencieron a un público entregado. En breve comenzarán a grabar su nuevo trabajo, por lo que este concierto fue el preludio de lo que pronto encontraremos en el mercado musical.

En el ecuador del concierto se unió a la fiesta una invitada muy especial que no estaba prevista por los asistentes. Se trataba de Amy Jo Doherty, la cual, puso la guinda al pastel en una noche llena de sorpresas. La artista con la que EHR ha compartido gira, lanzó globos a los asistentes que fueron pasándose de unos a otros mientras que la música enérgica hacía vibrar la sala.  

Ambos grupos supieron pasar de las canciones más lentas a las más enérgicas a través de una transición casi inapreciable y de forma absolutamente natural como si fuera una parte de un mismo todo, la buena música. Muchos de los temas que se tocaron en la sala emocionaron a los presentes de una forma u otra, haciéndoles pasar una muy buena noche de sábado en la que los asistentes se sintieron muy bien con el espectáculo que acababan de presenciar.
Los grupos se han mostrado muy agradecidos por las redes sociales, se nota que era una actuación muy especial de la que quisieron dar lo mejor de sí mismos como músicos. A pesar de sus diferencias en estilo, a ambos les une su pasión por la música y esperamos que sigan cosechando muchos éxitos. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario