miércoles, 27 de febrero de 2013

Crónica: seminario "Gestión del tiempo"

 No tenemos la posibilidad de comprar el tiempo


PAULA OLVERA/AURORA SALVO- La Universidad Rey Juan Carlos colabora estos días en el programa “URJC Cardiosaludable”, dirigido especialmente a profesores y alumnos. Ayer, se celebró el primer seminario “Gestión del tiempo” al que acudieron estudiantes de todas las carreras. El acto, celebrado en el Salón de Actos del Departamental, congregó a estudiantes que permanecieron atentos a las explicaciones de Silvia Cruz Cornejo y Ainhoa Romero Hernández. El ambiente fue muy distendido, invitaba a la participación. El evento fue organizado por el Vicerrectorado de Política Social, Calidad Ambiental y Universidad Saludable de la Universidad Rey Juan Carlos con el objetivo de que los alumnos sean conscientes de la importancia que supone gestionar el tiempo.

En la charla se afirmó que la mala planificación del tiempo desencadena el estrés, la ansiedad, el mal humor y la falta de sueño, e influye en el rendimiento profesional o académico. Además, se puede llegar a suprimir el tiempo del ocio, por lo que cada día se debe hacer algo completamente diferente para tener un tiempo de desconexión. No hay que olvidarse de tomar pequeñas “pildoritas” de ocio que ayuden a recargar las pilas. Las organizadoras comentaron que si día a día una persona se organiza mal el tiempo, puede tener repercusiones serias sobre su salud. Además, una buena forma de desconectar después de un día lleno de trabajo, según se afirmó, es hacer ejercicio, ya que para mucha gente supone una forma de relajación que abre la mente. Como se suele decir, “mens sana in corpore sano” (mente sana en un cuerpo sano).

El seminario comenzó con la reflexión de que ninguna persona puede ir a comprar tiempo, porque no está bajo su control. El problema que se planteó fue que había que  solucionar la forma en que se deben gestionar las veinticuatro horas que tiene un día. Lo más importante, según las chicas que dieron la charla, es que se eviten las comparaciones con otros compañeros, porque cada persona tiene sus circunstancias vitales. Cada uno debe fijarse en sí mismo y en sus necesidades.

Se comentó que una de las formas más comunes de perder el tiempo se produce cuando no sabemos lo que queremos hacer. Para ello, recomendaron marcar objetivos realistas, concretos, pequeños y abordables. Por tanto, los objetivos muy grandes se deben dividir en otros más pequeños. Se alertó que, aunque es necesaria una planificación, no conviene cuadricularse los objetivos, ya que siempre pueden surgir imprevistos. Si esto ocurre, puede desencadenar en pequeñas crisis personales, sobre todo para las personas muy perfeccionistas. Respecto a éstas, las chicas que presentaron la charla aconsejaron realizar cada día pequeños fallos sin importancia premeditados para ir asumiendo poco a poco que nadie es perfecto. La clave, según las reguladoras, es priorizar lo más trascendental, diferenciando desde el primer minuto entre lo urgente (que es lo que vence en el momento), y lo importante.

En esta jornada también se abordaron las emociones que todo ser humano puede llegar a sentir en un determinado momento y que están relacionadas con el tiempo. Las emociones agradables son aquellas que nos hacen sentir bien, teniendo efectos positivos sobre la salud. Se afirmó que aquellas personas que piensan en positivo, son menos proclives a tener enfermedades, ya que estas buenas sensaciones provocan endorfinas, una especie de gelocatiles naturales. Además, duermen mejor y por las mañanas pueden desarrollar una mayor creatividad, por lo que invitaron a los asistentes a que se pensara en un momento agradable del día. Se comentó el caso contrario, poniendo como ejemplo el momento en que un estudiante acude a un examen con emociones negativas, condenándose al fracaso académico, ya que se puede quedar en blanco. Se recomendó a los asistentes que sonrieran, porque favorece las relaciones sociales y se les señaló que la apatía puede vencerles cuando algo no les gusta. En relación al tiempo, se advirtió que éste es demasiado valioso como para cargarlo de emociones negativas.


Otro de los puntos que trataron las organizadoras fue el del estrés. Éste aparece cuando las personas perciben que tienen pocos recursos para afrontar determinadas demandas. El problema es que, en la actualidad, hay  muchas tareas que hacer para el poco tiempo que tiene.  Se hizo entender a los alumnos que no siempre tendrán el control sobre todo y que, a veces, hay que aflojar la exigencia auto personal.

Al final de la presentación, se hicieron una serie de ejercicios prácticos. Uno de ellos fue la “técnica del sándwich” que consiste en expresar lo positivo antes y después de una negación. De esta forma se pretendía enseñar a los alumnos a saber decir “no”, un hecho muy común, aunque no lo parezca. La presentación culminó con una cita del filósofo Séneca que decía “Nuestro tiempo en parte nos lo roban, en parte nos lo quitan y el que nos queda, lo perdemos sin darnos cuenta”. Una vez finalizado el acto, los universitarios pudieron a recoger sus títulos acreditativos que les premiaban con 0.15 créditos ECTS por la asistencia al acto.

Así que, si alguno de nuestros lectores se ha sentido identificado con estos problemas, se deben seguir estos consejos y acudir a las próximas jornadas de este tipo, ya que continuará durante los próximos días en la Universidad. El 6 de marzo se trabajará con los espacios de relajación y el 20, todo aquel que lo desee, podrá recibir una charla sobre el manejo de estrés.

1 comentario:

  1. Soy un usuario de iPad y en el trabajo a veces utilizo Evernote pero durante las reuniones, prefiero Beesy nota para iPad: http://es.beesapps.com/beesy-funcionalidad/la-mejor-aplicacion-ipad-gestionar-el-tiempo/. Es una gran herramienta para mi vida diaria en el trabajo, ayudar a solucionar y no se olvide de una cosa en mis diferentes proyectos. Muy útil también para cumplir con lo que puedo importar, anotación y compartir mis archivos con la gente. Toma nota y enviar minutos al final de la reunión por correo muy rápido y fácil.

    Descubrí esta herramienta en Evernote Trunk, así que creo que puede ser interesante.

    Sofya

    ResponderEliminar