miércoles, 24 de julio de 2019

Crítica: serie “Estoy vivo”

El tiempo es incierto


PAULA OLVERA- La serie de Televisión Española “Estoy vivo” regresó a la pequeña pantalla el pasado otoño con una segunda temporada de infarto. El primer adelanto de apenas 15 segundos, donde además se recordaba cómo quedaron algunas tramas de la primera tanda, ya aventuraba que sería una trama épica que de por sí pone los pelos de punta con la sintonía de cabecera, la canción “Humo” de  Jarabe de Palo, “ahora, que empiezo de nuevo, que el tiempo es humo, que el tiempo es incierto”. Aunque la audiencia de la serie creada por Daniel Écija se tambaleó por su primer enfrentamiento a “Gran Hermano VIP” y a “Presunto culpable”, la historia volvió a cautivar a los fieles espectadores que esperan los nuevos episodios como agua de mayo. Y es que cualquiera puede sentirse identificado con la pérdida de un ser querido.


“Estoy vivo” en una de las series más innovadoras de la cadena pública porque mezcla drama, comedia, fantasía y suspense. Su buena acogida por la audiencia española ha permitido que tenga su adaptación en la cadena estadounidense CBS. De esta manera, España continúa exportando series en una época dorada para nuestras ficciones donde el público extranjero valora la calidad de las historias que contamos.

“Far Rockaway”, la adaptación, contará con guion de David Wilcox que además ejercerá de productor ejecutivo junto a Alex Kurtzman y Heather Kadin. La principal diferencia de esta nueva producción con la serie que vemos en la cadena pública es que la acción se trasladará de Madrid a Nueva York aunque el punto de partida será el mismo: un detective que muere en un acto de servicio, pero que tendrá una segunda oportunidad de continuar en el cuerpo de otra persona.

Pero antes de que esta adaptación se haga efectiva, hay que destacar uno de los grandes aciertos de la segunda temporada, emitida el pasado otoño, que fue la incorporación de nuevos personajes a la historia. Ya en el cartel aparecían los protagonistas con una niña desconocida y muy misteriosa interpretada por Laura Quirós. También disfrutamos de la actuación de Luz Valdenebro encarnando a Lola, la mujer de Manuel Márquez. Se trata de un personaje que ya apareció de forma inesperada en el último capítulo de la primera tanda. Asimismo, la serie también contó con Artur Busquets en la piel de Palacios, un nuevo policía de la comisaría que patrulla con la hija mayor de Márquez.

“Estoy vivo” también se ha convertido en un fenómeno por la acertada elección del reparto interpretativo. Liderando la serie se encuentra Javier Gutiérrez, que ha participado en otras series de gran éxito como “Vergüenza” y en el cine ha conmovido a los espectadores con “Campeones”. A su lado, espléndido en su rol de enlace, se encuentra Alejo Sauras a quien la televisión le devuelve su fama de “Los Serrano”. En el plano femenino destacan Anna Castillo, Cristina Plazas y Lucía Caballero, un tándem perfecto. Grandes actores y actrices para una gran serie.

No cabe duda que “Estoy vivo” es una propuesta que puede experimentar grandes resultados con el paso de las temporadas ya que unir emoción y humor en una misma trama siempre es una buena opción. ¡Y más si le añades elementos sobrenaturales! Además es una serie de trama familiar, pero con pequeños sustos, porque se trabaja con el componente de terror, capaz de ofrecer giros argumentales más que sorprendentes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario