martes, 16 de julio de 2019

Crítica: serie “El cuento de la criada”

Una historia distópica muy necesaria

PAULA OLVERA- “El cuento de la criada” nos adentra en Gilead, un estado totalitario dominado por los hombres. La serie, basada en la novela escrita por Margaret Atwood en 1985, se ha emitido en abierto en España en el prime time de Antena 3, pero también se puede seguir por HBO. Según datos de la plataforma de marketing digital SEMrush, esta producción creada por Bruce Miller ha sido junto a “Westworld” y “Por trece razones” las series más buscadas en Google por los españoles. Los nuevos episodios vieron la luz el pasado 5 de junio después de una aplaudida segunda temporada que exploró los orígenes de esta república distópica y el embarazo de Offred, personaje encarnado por Elisabeth Moss quien ganó el premio a Mejor Actriz de una serie dramática durante la gala de los Emmy 2017.

La protagonista de “El cuento de la criada” es Defred, interpretada por Elisabeth Moss, que encarna a una de las criadas consideradas meros objetos reproductores de las clases dominantes de Gilead que no pueden tener hijos en sus matrimonios. Esta actriz nunca ha ocultado su faceta religiosa ya que sus propios padres fueron quienes la introdujeron en el mundo de la Cienciología. La intérprete ha llegado incluso a defenderse de quienes la critican por compaginarla con el feminismo ya que participa en la citada producción que se concibe como una crítica brutal a los totalitarismos religiosos.

“Una de las cosas en las que creo es la libertad de expresión. Creo que como seres humanos debemos ser capaces de criticar las cosas. Creo en la libertad de prensa. Creo en que la gente pueda expresar sus propias opiniones. No le quiero arrebatar eso a nadie porque es importante de verdad para mí. Al mismo tiempo, me gustaría que la gente pudiera educarse y formar sus opiniones por sí misma, como he hecho yo”, aseguró en una entrevista con The Daily Beast  a la par que recalcaba que “El cuento de la criada concuerda perfectamente con mis creencias personales de libertad de expresión, libertad de religión y aquellos principios sobre los que se construyó este país”.

“El cuento de la criada” se ha convertido en un auténtico fenómeno social que incluso ha provocado más de una controversia. La marca de vinos Lot18 sembró la polémica tras asociarse con la productora MGM y poner a la venta tres botellas tematizadas, un pinot noir, un cabernet sauvignon y un burdeos blanco. Sorprende teniendo en cuenta que nos encontramos ante una ficción donde las mujeres son violadas y torturadas. Con anterioridad la bodega había lanzado botellas en colaboración con series como “The Walking Dead” y “Outlander”.

A quien también le llovieron las críticas fue a Kylie Jenner tras transformar su casa en Gilead, incluyendo hasta las banderas de la ficticia nación. La pequeña del clan Kardashian se inspiró en la serie de Hulu para celebrar el cumpleaños de su amiga Anastasia Karanikolaou. Las invitadas lucieron las icónicas túnicas rojas y las cofias blancas de la serie. Cabe recordar que Kim Kardashian apareció con este vestuario también en Instagram en otra ocasión anterior. La protagonista de “Keeping Up with the Kardashians” acompañaba el texto con “Esperando a la nueva temporada de El cuento de la criada de esta forma”.

Precisamente la protagonista de la historia ha explicado qué le parece que la túnica roja y la cofia blanca se usen en protestas feministas. "Creo que es un honor increíble, honestamente. Siento que esas son las mujeres que realmente están haciendo el trabajo. Esas son las mujeres que están en primera línea. Considero un honor ponerme ese disfraz junto a ellas y defender algo. Ellas son las que realmente están cambiando las cosas, o tratando de hacerlo. Las encuentro increíblemente inspiradoras. Solo me enorgullece aún más ponerme ese traje y defenderlo", destacó en una entrevista con Harper's Bazaar USA.

No hay comentarios:

Publicar un comentario