domingo, 17 de agosto de 2014

Entrevista: Cantores de Híspalis

"Cuando decidimos crear Cantores de Híspalis acertamos de pleno"  


PAULA OLVERA – “Cantores de Híspalis” es un grupo musical de sevillanas que lleva más de treinta años cosechando éxitos. Ha tenido nueve formaciones distintas con tan solo seis cantores, los cuatro actuales y dos, Rafael Ojeda “Falín” y José Antonio Rua “Canijo” que fallecieron en 2008 y 2013. Todos ellos han llevado su música más allá de su Sevilla natal y de nuestras fronteras, teniendo una aceptación de la que pocos músicos en la actualidad pueden presumir. Los Cantores de Híspalis se lo toman con filosofía y siguen trabajando en dos discos que se convertirán en la delicia de sus seguidores. En sus espectáculos combinan la profesionalidad y la ilusión intentando que el público disfrute con ellos y que sobre todo cante y baile. En esta entrevista hacemos un repaso a su trayectoria. 



P: En sus comienzos cantaban a la justicia, contra la opresión... ¿qué queda de ese espíritu reivindicativo? 

R: El tiempo lo cambia todo y ahora, aunque tenemos otros problemas por los que quizás habría que seguir reivindicando (paro, bienestar social etc.), existen nuevas maneras de conseguir que nuestro país siga avanzando, quizás gracias al esfuerzo de muchos que tuvimos la necesidad de ser los revolucionarios que en tiempos de dictadura pedíamos  Igualdad y Justicia,  pero para todo hay un momento en la vida y sabemos que lo que tenía que cambiar en aquella época cambió y pasamos página. Ahora nuestro grito es solo uno: “¡Que vivan las Sevillanas!” 

P: ¿Creen que en estos tiempos harían falta más grupos así?  

R: Hace algún tiempo se rompió la inercia y ahora realmente son pocos los que deciden agruparse para dedicarse a esta profesión. Sin embargo, hay zonas en Andalucía en las que todavía surgen nuevos valores que están por descubrir y que se perfilan como posibles defensores de las sevillanas como identidad cultural de nuestra tierra. Quizás no son tan locos y aventureros como nosotros, pero todo es posible. 

P: El grupo, aunque con otro nombre, lleva desde 1976, ¿qué es lo que piensan cuando echan la vista atrás? 

R: Sin dudarlo un solo instante, que cuando decidimos crear Cantores de Híspalis acertamos de pleno, que parece que fue ayer, que estos 38 años han pasado muy rápidos y que mientras nuestro público quiera merecerá la pena seguir. 

P: En los años 80, ¿La Movida les afectó de alguna forma?  

R: ¡Claro, sin duda! Hemos sido espectadores de primera fila de esa etapa transgresora y la hemos conocido de cerca, pero quizás lo más destacable de La Movida fueron las ganas que la juventud tenía de romper con los estereotipos lanzándose a la aventura de “hay que probar de todo y después ya veremos”. Esa movida nos dio alas para crecer, para soñar y poder convertirnos en algo impensable, números uno de las listas de éxitos de países tan diferentes como Alemania y Turquía, Japón y México, Holanda y Chile.

P: Sabemos que es difícil quedarse con uno, pero en estos años, ¿cuál creen que ha sido el momento que más ha marcado a “Cantores de Híspalis” 

R: El Nº 1 de “A bailar y a bailar” en todo el mundo supuso un antes y un después. Setenta discos de platino no se asimilan tan fácilmente como lo hicimos nosotros. Nuestro mejor momento está por llegar.

P: ¿Qué es lo que nunca puede faltar en sus espectáculos? 

R: Hay dos factores indispensables para que todo salga como nos gusta y el resultado sea que la gente disfrute: profesionalidad e ilusión. Ambos unidos consiguen una buena comunicación y cuando eso ocurre las musas aparecen y hacen el resto. Nunca pueden faltar los éxitos, y como son tantos, los agrupamos fragmentados en medleys. “A bailar y a bailar”; “Tócala, tócala”; “Que no nos falte de ná”; “El mundo”; “Esa mujer”; “Sueño Surrealista”; “Quiero cruzar la bahía”; “Silencio”; “El puente te está esperando”; “Ea la ea”; “Son andaluces”; “Cachorro”, etc. 

P: Uno de sus álbumes se titula "Esta fiesta es la caña", ¿para ustedes qué tiene que tener una fiesta para que sea divertida?   

R: Un buen grupo de amigos que con buena música estén dispuestos a pasárselo en grande sin parar de bailar y cantar. Una copita ayuda pero no es lo más importante; si abusas pierdes el control y todo termina de una forma distinta de como lo planeaste. Muy importante: ¡Hay que bailar sevillanas!

P: ¿Por qué creen que las sevillanas atraen tanto fuera de nuestras fronteras?

R: Por múltiples cosas que confluyen en un gran océano de folklore español. Las sevillanas representan a nuestro rico y fantástico folklore nacional. Salvo contadas manifestaciones ancestrales como el zorzico, la muñeira y la sardana, el resto de nuestra cultura popular musical está hermanada por unos cánones muy similares. Las sevillanas, descendientes de las viejas seguidillas, mantuvieron su porte y alegría durante varios siglos. Por tanto, no es de extrañar que cuando en algunos países europeos suena una guitarra flamenca, digan “sevillanas”.

P: Personalmente, ¿qué les aportan las sevillanas que no haga otro estilo de música? 

R: Habría que preguntarle a Zappa, si resucitara, por qué gran parte de las obras de su particular rock sinfónico, las componía a 5/4. Habría que preguntarle al maestro Rodrigo, por qué gran parte de sus obras sinfónicas, las compuso a 3/4. En nuestro caso, a pesar de que usamos otros géneros musicales, gran parte de nuestra extensa obra musical está compuesta por sevillanas, aunque en algunos temas concretos no lo parezca. Y además, es nuestro estandarte de identificación.

P: ¿De qué manera ha influido Sevilla en su forma de hacer la música? 

R: Esta ciudad marca las pautas en los estados de ánimo de los sevillanos y su forma de entender la vida. Y nuestra música está hecha con las energías que nos aporta una ciudad de la que estamos enamorados y consideramos “con todos nuestros respetos” la capital del mundo. 

P: ¿Qué tiene Sevilla que no tengan otros rincones de España? 

R: Cada ciudad tiene sus características y su encanto, pero en Sevilla encontrarás algo muy importante: “Su gente” estamos hechos para disfrutar el momento, “trabajamos para vivir, nunca vivimos para trabajar”, pero además la historia nos hace privilegiados porque hemos mamado la cultura de múltiples pueblos (Tartesos, Árabes, Romanos etc.) de los que conservamos innumerables muestras arquitectónicas de valor y belleza incalculables. Además, y aunque parezca un tópico, “Sevilla tiene un color especial…” 

P: ¿Cómo viven la Semana Santa sevillana? 

R: Cada uno a su manera y todos unidos con el mismo propósito: disfrutar acompañando a nuestras imágenes en su recorrido esplendoroso por las calles sevillanas buscando y encontrando siempre ese bello momento para el recogimiento del alma y para rezar pidiendo Salud, Paz y Esperanza para los nuestros y al mismo tiempo sintiéndonos orgullosos de saber que cada año son más los que se interesan por ver cómo vive y entiende el sevillano La Pasión de Cristo.   

P: Después de tantos años en activo, ¿están satisfechos con los resultados logrados? 

R: En una carrera profesional que va camino de ser longeva como la nuestra hay momentos para todo incluso para dejarlo. Pero si hay que hacer un balance en términos generales estamos muy satisfechos porque no todo el mundo puede contar que ha sido número uno en un montón de países, que tenemos múltiples discos de oro y platino y que hemos hecho conciertos por todo el mundo. ¡Es para estar satisfechos! 

P: En su tiempo libre, ¿qué estilos de música escuchan?  

R: De todo un poco: música clásica, folklore internacional, rock sinfónico, etc. La música es solo una, aunque los diferentes géneros de la misma la subdividan en grupos concretos de afición y consumo. La música no tiene fronteras. Hechos concretos lo confirman: Peter Gabriel cambió “Génesis” por la fusión de la música tribal con su propia música. El grupo “Yes”, compuso rock progresivo insertando ritmos flamencos. El flamenco enseñó a muchos. Los compositores clásicos iniciaron la erección del universo de la música. El rock sinfónico lo elevó a otras galaxias.

P: ¿Qué proyectos tienen en conjunto?  

R: En principio, mientras hacemos la gira de verano 2014, estamos preparando nuestros próximos proyectos: dos discos. El primero, se llama “ÍNTIMO” y dará título a un espectáculo que habrá que montar paralelamente a la grabación. En este disco, todos los temas son inéditos. El segundo, es un disco de sevillanas con la Banda Sinfónica Municipal de Sevilla, en el que recogeremos las sevillanas clásicas del siglo XIX y primeros del XX. Y entre disco y disco, grabaremos el Himno del Centenario de la Real Federación Andaluza de Fútbol. 

1 comentario: