jueves, 7 de agosto de 2014

Entrevista: Rubén Aído

“Hoy día tenemos la sensación de que la originalidad ha muerto"



AURORA SALVO AMORES- Rubén Aído Cherbuy es un joven y prometedor escritor que ya ha publicado dos novelas en versión digital, “Mañana podría ser un gran día” y “Recuerda”. La primera la autopublicó el mismo escritor en Amazon y la segunda cuenta con el respaldo del Grupo Planeta. Su afición por escribir nació hace más o menos cuatro años y nos confiesa que prefiere hacerlo por la noche cuando todos los miembros de su casa están durmiendo, aunque considera que cada uno sigue sus impulsos y cada historia es distinta. Además, según nos desvela, cree que la época dorada de la Literatura aún está por llegar, ya que actualmente es más difícil sorprender. A continuación podéis leer las palabras que les dedicó a nuestros lectores: 

“Empiezo saludando a todos vuestros seguidores y dándoos las gracias, por organizar esta entrevista, que espero resulte interesante, y por lo menos consigamos entretener al que se pase por aquí. Yo voy a intentar responder a las preguntas con sinceridad, pero sobre todo con buen humor, porque con una sonrisa, todo queda mejor ¿Empezamos?”

P: ¿Por qué decidiste estudiar en un primer momento Comercio?

R: Comercio fue una forma de complementar mis estudios de Gestión y Administración. Ninguno de los dos títulos me motivaba, pero había que hacer algo y encontrar trabajo (como a día de hoy por desgracia) era como dar palos de ciego. Fue durante las prácticas en cierta cadena de tiendas de ropa (una auténtica pesadilla, esos trabajadores sí que son superhéroes, ¡qué paciencia!), cuando decidí que, al terminar, me dedicaría, aunque fuera durante un par de años, a intentar hacer algo con esa afición de escribir que nació hará unos cuatro años. Y así lo hice, terminé de escribir mi primera novela, y luego una segunda. Ésta fue la que acabó viendo la luz en Amazon mediante auto-publicación, una decisión que me ha llevado hasta dónde estoy hoy y me ha dado muchas alegrías.

P: ¿Cuándo escribes el título a tus obras, una vez finalizadas o antes de empezarlas?

R: Aún tengo poca experiencia en esto de organizar mi trabajo, y cada vez que me enfrento a un nuevo proyecto, lo abarco de diferentes formas, buscando mi propio método. Con la primera de mis historias, el título estaba ahí incluso antes de empezar a desarrollarla, pero con las siguientes me centré en otros aspectos, y el título suele llegar en algún punto del proceso. Creo que es una decisión muy importante, y por ello no hay que forzarse para dar con él, solo esperar a que se presente.

P: ¿Cómo ha sido el proceso de creación de tus libros?

R: Como decía antes, aún estoy experimentando, y no tengo una metodología marcada. Con el primero desarrollé un borrador muy básico, escrito a mano y lleno de tachones (era un completo caos, pero bonito (risas)), y tardé más de dos años, escribiendo a intervalos. Sin embargo con las siguientes me lancé directamente a ordenador, incluso en algún caso concreto, desarrollando la historia sobre la marcha, sin saber hasta dónde me van a llevar los personajes o cómo será el desenlace. Mi segunda novela conseguí terminarla en menos de 6 meses, no soy un ejemplo de regularidad que digamos… Creo que cada uno sigue sus impulsos, y con cada historia son diferentes. Puede parecer que soy un completo desastre, y quizás así sea, pero de momento me encuentro cómodo explorando diferentes caminos.

P: ¿En qué lugar sueles escribir?

R: He intentado ampliar mis zonas de trabajo, e incluso los horarios, pero al parecer no tengo remedio. Resulta que soy incapaz de escribir si no estoy en mi cama, con el portátil, y, además, en exclusiva durante las solitarias madrugadas. Tengo el sueño adaptado a estas exigencias de mi “inspiración” y no hay noche que me vaya a dormir antes de las 5 de la madrugada, por lo que las jornadas de escritura son largas y por suerte productivas. Seguramente se deba a que me siento aislado y libre de distracciones una vez me acomodo en mi cama y la casa entera duerme.

P: ¿En qué te inspiras a la hora de escribir tus novelas?

R: Creo que sobre todo en el cine. Soy un gran apasionado del Séptimo Arte y todo el "mundillo". Y sin poder evitarlo, en mis historias hay cierto aire cinematográfico que hace (o al menos esa es mi intención que sea muy fácil meterse de lleno en la historia y vivirla junto a los protagonistas. No lo busco, pero es algo inevitable que las ideas estén inspiradas en alguna película que haya visto recientemente, o un libro, series de televisión… en cualquier parte puede surgir una buena historia, solo hay que estar atento y no dejar que se desvanezca.

P: ¿Cuáles crees que son las aptitudes que tiene que tener todo buen escritor?

R: Si os soy sincero, ojalá lo supiera. Yo creo que no hay nada estipulado, y cada autor es un mundo único y personal, porque si fuera tan sencillo hacer una lista, habría muchas más personas triunfando en este mundillo. Yo consideraría importante en un autor el hecho de ser constante, de escribir a diario, y siempre de forma autocrítica. Escribir es como cualquier otra habilidad, se oxida si no se usa, y si uno quiere dedicarse a esto, tiene que mantenerse activo.

P: Suponemos que siendo escritor, te gusta la Literatura, ¿qué clásicos consideras imprescindibles?

R: Una pregunta complicada, sobre todo porque no he leído tanto como me habría gustado, ni tanto como debería teniendo en cuenta lo que intento hacer con mi vida. No puedo considerar alguna lectura como imprescindible ni destacar a un autor por encima de otro, porque creo que todos los autores y sus obras, deberían ser considerados imprescindibles, pues hay un lector para cada libro, y ya sabemos que para gustos… Pero puedo deciros cuáles son mis autores clásicos favoritos y los que más me han marcado. Bastante variados en sus temáticas, puedo nombrar a Hermann Hesse, Ernest Hemingway, Agatha Christie, terminando con Julio Verne (aunque hay alguno más en la recámara).

P: ¿Recuerdas cuál fue el primer libro que te marcó?

R: No tengo ningún reparo a la hora de decir cuál fue ese libro, que me marcó y mucho a mis tiernos 11 años, y es que comencé a leer y a sentir ese algo especial con la literatura, conociendo a cierto mago inglés, de la mano de J. K Rowling. Soy de la generación Potter y le guardo un cariño muy especial (risas).

P: ¿Cuál crees que ha sido la época dorada de la Literatura?


R: Hoy día siempre tenemos la sensación de que la originalidad ha muerto, que nada es completamente nuevo, y eso nos dice que la época dorada pasó hace mucho. Solo os diré que a mí me gusta pensar que aún está por llegar, y lo pienso porque hoy día es mucho más difícil crear algo que sorprenda, y el esfuerzo de los autores, directores de cine, etc es muy grande y nos regalan historias muy complejas y maravillosas, que pasan desapercibidas porque simplemente pueden parecer “copias” de algo pasado. Porque como decía aquella canción tan popular “Cualquier tiempo pasado nos parece mejor”.

P: ¿Qué opinión te merecen los best sellers?

R: Pues sinceramente, la que puede merecer cualquier otro tipo de literatura. No soy de los que infravaloran un producto por ser más comercial o buscar al gran público aprovechando una moda. Como dije más arriba, cada libro tiene un público y ninguno es más válido que otro. No creo se deba menospreciar a este subgénero por el hecho de dar en el clavo de un grupo de lectores muy amplio. Si gusta, se vende y se disfruta, se ha conseguido el objetivo y eso merece un aplauso.

P: ¿De qué manera crees que se podría fomentar la lectura entre los más jóvenes?

R: Un tema espinoso la verdad. En nuestro país no es que se promueva la lectura, pero ni entre jóvenes ni entre otras edades, la cultura se paga, y bien caro que se paga. Hoy día muy pocos pueden permitirse comprar dos o tres libros mensuales y es una pena. Dejando aparte ese aspecto. Creo que aún así, la gente joven sí que se interesa por la literatura, prueba de ello es que las sagas juveniles siempre están entre las más vendidas de todo el mundo. También diría que el fomento más eficaz es el que viene de casa, cada persona es responsable de inculcar a los suyos esos valores. En mi caso así fue, y es algo que les agradezco en el alma a mi abuelo y a mi madre.

P: ¿Qué es lo que te llevó a seleccionar Ediciones Planeta para que publicase tu obra?

R: Realmente diría que fue al contrario. Cuando a un chico joven y sin apenas experiencia le llega una propuesta de una editorial, ya puede considerarse afortunado. Yo me considero como tal y por ello no me lo pensé mucho. Autopublicar en Amazon fue el primer paso, y me brindó buenas experiencias, pero sin ayuda difícilmente uno puede hacer su camino y avanzar, no digo que sea el único camino, es el que yo tomé y no me puedo quejar. Planeta es un gran grupo y da mucha seguridad sentir un respaldo.

P: ¿Cómo recuerdas el día que viste publicada tu primera novela?

R: De momento, la publicación de mis dos novelas, es en exclusiva en digital, y lo cierto es que esa emoción de ver tu novela en los grandes portales de venta como Amazon, Casa del Libro o Fnac, es muy gratificante, pero al mismo tiempo te da la sensación de no haber alcanzado aún la meta, y la publicación no es más que el comienzo de una etapa complicada y llena de nervios y expectativas por cumplir. Recuerdo con más cariño y alegría el día que terminé de escribirlas o incluso el día que mi editora contactó conmigo, porque marcaban una fecha más importante aún, que implicaban grandes cambios. Si algún día publico en papel, estoy seguro de que será muy diferente la experiencia, y tener tu propio libro entre las manos, debe ser algo mágico que espero poder sentir.

P: Una de tus obras se titula “Mañana podría ser un gran día”. Independientemente del contenido de la misma, ¿crees que el mañana es mucho mejor que el ayer?

R: Como bien dices, independientemente de la trama, (que en la historia realmente viene a significar lo contrario, muy macabro yo), creo que siempre es positivo pensarlo. De nada sirve estancarse en el ayer, por muy maravilloso que fuera, ha dejado de existir, y lo que importa es lo que haremos de ahora en adelante. Me gusta irme a dormir cada día con esa frase en mente y estar convencido de ello. No se gana nada pensando lo contrario.

P: En tu biografía de Twitter comentas parte de tus aficiones: el cine, los libros, las series… ¿nos podrías comentar tus títulos favoritos?

R: Podríamos llenar páginas y páginas de las series, películas, libros y videojuegos que guardo con cariño (en mi estantería o simplemente en mis recuerdos) y por eso siempre me cuesta destacar unos pocos de cada categoría. Así que os digo algunos, sin orden de preferencia. De cine: Alien, Trilogía de Bourne, Jurassic Park, Origen, Terminator, Infiltrados… Respecto a series: Mad men, Perdidos, The Good Wife, Boardwalk Empire, Friends…Libros: Saga Harry Potter, Siddharta, El nombre del viento, El viejo y el mar… Y videojuegos: Lost Odyssey, Los sims, Mass Effect, Kingdom Hearts, Final Fantasy…

P: Tu género favorito es el suspense policial ¿cómo lo definirías para alguien que no sepa qué es?



R: Realmente es en el que actualmente me muevo como escritor, porque en la lectura, la fantasía siempre ha sido una constante (¡me pongo pesado, pero es que a mí el señor Potter me ha marcado!). De todos modos, como bien decís, a la hora de escribir, el suspense es mi favorito por varios motivos.
El suspense policial, o Thriller, es el que se caracteriza por jugar con el lector, por hacerle dudar de cualquier personaje, situación… es el género que provoca escalofríos y sobrecoge con sus giros inesperados y te mantiene pegado a sus páginas hasta descubrir todo lo que éstas esconden, hasta saber la verdad, esa que si todo ha salido bien, jamás sospechaste.

P: ¿Cómo aprecias que otros escritores se valieran de sustancias estupefacientes, por ejemplo Jack Kerouac, para crear sus obras?

R: (Risas) Pues la verdad es que aquí aplico eso de “cada uno que apechugue con lo suyo”. Cada cual es libre de hacer lo que estime necesario para escribir, yo soy muy básico y simplemente necesito silencio, oscuridad, y como suplemento, mi botella de agua y voy listo. A Kerouac desde luego le fue de maravilla aquello que hiciera para crear sus historias, pero por desgracia, eso no significa que siguiendo su ejemplo, todos podamos sacar el escritor que llevamos dentro.

P: ¿Sueles leer en ebook o eres fiel a los libros en papel?

R: Soy muy fiel a la esencia del libro físico, en papel. Cuando me gusta una lectura, la quiero en mi estantería, es así de simple, pero… desde que adquirí mi Kindle (el libro electrónico de Amazon), las cosas han cambiado en casa. Descubrí que es una forma de leer mucho más cómoda y por suerte, más económica a la larga. Soy capaz de leer muchas más horas seguidas en ebook que en papel y la facilidad de llevarlo a todas partes no tiene precio (bueno, sí que lo tiene, pero digamos que lo vale). Así que debo confesar que esta nueva forma de leer cuenta con todo mi apoyo, y espero que se adapte bien como complemento del libro de papel, y no como sustituto, pues creo que ambos pueden subsistir perfectamente.

P: ¿Qué opinas sobre la descarga gratuita de libros?

R: Son muy positivas, siempre y cuando el autor esté al corriente. Me refiero a las promociones gratuitas en medios como Amazon, son indispensables para dar a conocer a nuevos autores y yo mismo me he beneficiado de ofrecer de forma gratuita uno de mis libros. Si por el contrario os referís a la piratería (y yo me he ido por los cerros de Úbeda…), evidentemente uno no puede estar de acuerdo, de la misma forma que no puede estarlo con los precios y las condiciones que tiene la literatura digital en nuestro país. En la mayoría de grupos editoriales, el precio de la versión digital de un libro es casi idéntico al del papel, y eso es algo que debe cambiar, porque no beneficia al lector, y eso se deduce en descenso de ventas y por tanto, aumento de la piratería, así que acaba por no beneficia a nadie. Es un tema delicado, la pescadilla que se muerde la cola.

P: ¿Qué opinas sobre los libros que firman personajes famosos y que hay sospechas de que no están escritos por ellos?

R: Siempre que no se demuestre lo contrario, no vale la pena especular. Un libro firmado es un libro escrito por tal persona, y como suele ocurrir que se pone en duda la veracidad de las obras de autores que ya no están entre nosotros, de poco sirve ahora. Son cosas que muy probablemente nunca se sabrán. Si en su momento fue así, es que ambas partes así lo pactaron, y si no, es una gran tragedia que jamás será contada (no doy para más en esta pregunta, me habéis pillado desprevenido (risas)).

P: ¿Qué es lo más bonito que te ha dicho un lector sobre tu obra?

R: Pues soy de esas personas que se emocionan con nada, y las pocas palabras que han llegado de los lectores ya son para mí lo más bonito del mundo, y motivo de sobra para seguir adelante. No recuerdo ningún comentario destacable, pero supongo que sería cuando alguien te dice que tu libro se ha convertido en uno de sus favoritos, eso vale por todo el oro del mundo (como dirían los piratas).

P: ¿Sueles enseñar a tus familiares y amigos tus novelas antes de terminarlas o esperas a hacerlo?

R: Soy muy exigente conmigo mismo y bastante vergonzoso, y me produce eso, mucha vergüenza, imaginar que alguien lee una de mis historias sin haberle dado aún las tres mil vueltas y reescrituras (risas). Siempre espero hasta estar seguro de la solidez de una historia para enseñarlo. Sonará muy "ñoño", pero la primera en leerlo es y será siempre (hasta el día en que uno de los dos deje de estar aquí) mi madre. De ella me viene esta aventura de leer y luego de escribir, a ella le dediqué mi primer libro y saber que le da el visto bueno a mis creaciones, es el primer paso.

P: En otra entrevista dices que tienes proyectos de lo más variados, ¿nos podrías contar cuáles son tus proyectos?

R: Así es. Antes comenté que mi género favorito desde niño es la fantasía, y siempre hay algún proyecto enmarcado en esa categoría en mi punto de mira, pero le tengo mucho respeto y siempre lo guardo para más adelante, para cuando la experiencia haya hecho mella en mí (si es que llega a pasar). También tengo algún proyecto en mente de temática más relajada, más cotidiana, de personajes, como se suelen llamar. Hay un relato, que ofrezco en mi web de forma gratuita para quien quiera leerlo, titulado “El sueño de Marcelo” que cuenta la historia de amistad entre un niño muy peculiar y un librero con sueños sin cumplir. Es una historia que siempre he querido trasladar a una novela y el tiempo dirá si me animo.
Terminaré contándoos cuál es mi actual proyecto. Durante este verano, estoy trabajando en una secuela de mi novela “Recuerda”, esa que el Grupo Planeta publicó en marzo. Me motiva mucho volver a la ciudad que creé y reencontrarme con sus personajes después de un tiempo. Aún me quedan cosas por contar y espero que así lo sientan los lectores de "Recuerda", y esperen con ganas esta continuación.

Para finalizar la entrevista ha querido despedirse con estas palabras para nuestros lectores:


“Ha sido un placer compartir con vosotras y vosotros este pedacito de mi persona. Ha quedado un poco extenso, mira que me cuesta hablar pero cuando me suelto… como anécdota para la despedida os cuento que esta entrevista tiene exactamente 23 preguntas y respuestas, y ese es mi número favorito, mi número de la suerte, pues nací un 23 de mayo hace ya 24 años. Así que espero que al leerla, os lleguen las mismas buenas sensaciones que he tenido yo respondiendo.

Un saludo a todos.

Rubén Aído Cherbuy”.

2 comentarios:

  1. Me hizo mucha ilusión esta entrevista, así que os doy las gracias por pensar en mi para llenar una página más de vuestro blog. Un saludo chicas!

    ResponderEliminar
  2. Gracias a las descargas gratuita de libros, me encontré con RECUERDA. Me gustó la sinopsis, y aquí estoy... a punto de empezar... Creo que me va a gustar. Tiene buena pinta.Ya te diré Rubén.... Un abrazo.

    ResponderEliminar