sábado, 3 de agosto de 2013

Artículo: asesinos encumbrados

El silencio de los inocentes

 

AURORA SALVO AMORES- A lo largo de la historia, algunos de los nombres más recordados pertenecen a famosos asesinos. Tanto el cine como la literatura han contribuido a la hora de dar fama a estos criminales, consiguiendo dejar en un segundo plano a sus víctimas. Resulta interesante conocer los condicionantes y la repercusión que estos crímenes han tenido en la sociedad. Algunos de estos asesinos no son considerados personajes despreciables, sino que tienen admiradores y sus tumbas o lugares siniestros son motivo de atracción turística.

Jack el Destripador cometió oficialmente cinco asesinatos a prostitutas en el barrio londinense de Whitechapel a finales del siglo XIX. Su forma de actuación seguía un patrón establecido: las estrangulaba, las degollaba y luego las mutilaba. El área en el que se cometieron estos atroces crímenes en la actualidad representa un reclamo turístico de Londres. La denominación de este asesino es mundialmente conocida, sin embargo, ¿cómo se llamaban sus víctimas? Catherine Eddowes, Annie Chapman, Mary Ann Nichols, Mary Jane Kelly y Elizabeth Stride. Para el gran público sus nombres pasan desapercibidos, a pesar de que ellas fueron las víctimas. Aunque existen muchas hipótesis, el verdadero nombre de este criminal aún es una incógnita.

 
En los años 50, un pequeño pueblo estadounidense se vio alcanzado por la tragedia. La familia Clutter, a excepción de las dos hijas mayores, fue asesinada en su domicilio. El caso, en un principio, no tuvo demasiada relevancia en la prensa de la época, sin embargo sí que llamó la atención del escritor Truman Capote. Éste se desplazó junto a su amiga Harper Lee a Holcomb, Kansas,  para conseguir toda la información de este terrible asesinato de primera mano. Esta investigación dio lugar a una nueva denominación literaria, la novela de no ficción, "A sangre fría".

Mientras Capote realizaba sus averiguaciones y recogía testimonios, la investigación policial fue avanzando. Perry Smith y Dick Hitchook fueron arrestados. No tenían ninguna relación con las víctimas, solo una falsa pista de un dinero inexistente. Estos crímenes son descritos de forma minuciosa por el escritor, profundizando en cada detalle y las razones de éstos. Sin embargo, va más allá: no solo ahonda en las víctimas, sino también en los condicionantes más profundos de los dos asesinos. En la novela se intentan explicar las razones que llevaron a estos dos hombres a cometer los asesinatos. La relación de Capote con los asesinos, sobre todo con Smith, fue bastante cercana. En ocasiones, en el libro puede dar la sensación de que intenta justificar a los asesinos, cada una de sus contradicciones y formas de actuación. El título de la propia novela se puede interpretar de dos maneras, la primera que se refiera a la crueldad con la que acabaron con la vida de esta familia. La segunda que haga referencia al modo en que al que fueron sometidos los criminales que posteriormente les llevaría a morir en la horca. Capote se implicó mucho en este caso, intentó entender a los asesinos y se puede decir que invita a verles también como víctimas de la propia sociedad estadounidense de la época. El escritor se acercó al verdugo y casi dejó en un segundo plano a las verdaderas víctimas. La tumba de Hitchook y Smith son visitadas a diario, incluso se han encontrado flores para recordarles. ¿Hasta qué punto Capote consiguió que estos criminales fueran justificados por la sociedad a través de su novela?

El cine ha llevado esta historia a la gran pantalla en más de una ocasión. "Historia de un crimen" retrata la investigación del periodista y la escritora de "Matar a un ruiseñor" de forma explícita y bastante fiel. Y el conseguido Capote que le valió el Oscar a Philip Seymour Hoffman como mejor actor consigue dar una visión global de la complicada personalidad de este estrambótico escritor querido y odiado a partes iguales.

La vida del director de cine Roman Polanski dio un giro en 1969  cuando su mujer, Sharon Tate, y su hijo no nato fueron asesinados por La Familia, la secta liderada por Charles Manson. Actualmente, este criminal cumple cadena perpetua por incitar a realizar estos y otros asesinatos. Lo sorprendente de este caso, es que Manson recibe cientos de cartas de admiradores, se considera un ecologista convencido y defiende firmemente los ideales que le llevaron a incitar a la barbarie. Porque hay que resaltar que este cruel personaje nunca cometió ningún asesinato. La Cultura se ha visto influida por Manson. Uno de los integrantes de Beach Boys, Dennis Wilson, fue una persona muy cercana a La Familia. Además, Guns N’Roses  versionó uno de los temas de este criminal que llegó a grabar más de un disco,Look at your game, girl. Pero el ejemplo más conocido es el del cantante Marilyn Manson que toma la segunda parte de su nombre artístico de este manipulador criminal, quien desde la cárcel mandó una carta en tono amenazador al cantante. ¿Cómo puede resultar digno de admirar una persona tan despiadada y que ha causado tanto daño de forma cruel? No es comprensible que una parte de la sociedad se rinda ante él e intente comprender su mensaje manchado de sangre.

Una de las figuras más importantes del cine de terror es Edward Theodore Gein. Puede que el nombre no os resulte familiar, pero películas como El silencio de los corderos, Psicosis o La matanza de Texas, están inspiradas en él. Oficialmente no es considerado un asesino en serie, ya que mató a dos personas, sin embargo sí que tenía una siniestra afición a desenterrar cadáveres y utilizarlos para crear diversos muebles y objetos. Gein fue diagnosticado con un trastorno mental producido por el extremo nivel de sobreprotección al que le sometió su madre. Para la cultura popular su figura es reconocida, aunque sea de forma indirecta, siendo uno de los asesinos más espeluznantes de la Historia de Estados Unidos.

 
La sociedad muestra a estos asesinos como figuras mediáticas, sin dar a penas cobertura a unas víctimas que merecen ser reconocidas como tal. Resulta interesante conocer las atrocidades de estos asesinos, porque nos damos cuenta de hasta qué punto puede llegar la mente humana. Pero es muy importante que no se les ensalce, no dejan de ser crueles asesinos que han conseguido segar la vida de personas inocentes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario