domingo, 22 de abril de 2018

Crítica: serie “American Crime Story: El asesinato de Gianni Versace”

Las motivaciones de un asesino


PAULA OLVERA- El pasado 17 de enero se estrenó la segunda entrega de “American Crime Story”, serie creada por Ryan Murphy, que centró su primera tanda de capítulos en el juicio de O.J. Simpson. Ahora ahonda en el asesinato de Gianni Versace ocurrido en Miami en 1997. El actor venezolano Édgar Ramírez se mete en la piel del diseñador italiano mientras que Penélope Cruz da vida a su hermana Donatella. Ricky Martin encarna a Antonio D´Amico, pareja sentimental del protagonista, y Darren Criss recrea al homicida Andrew Cunanan. Esta producción, que en España se emitió el pasado mes de marzo en Antena 3, está basada en hechos reales e intenta dilucidar las motivaciones de uno de los asesinos en serie más buscados cuyo paradero mantuvo en vilo a todo un país.

“American Crime Story: El asesinato de Gianni Versace” nos acerca a uno de los crímenes más sonados en Estados Unidos en la década de los noventa del pasado siglo. El diseñador italiano Gianni Versace falleció a tiros a las puertas de su mansión de Miami en 1997. El culpable de su pérdida fue Andrew Cunanan a quien había conocido siete años antes en un club nocturno de San Francisco.

Andrew Cunanan se retrata en esta serie como un joven intenso y extraño que, durante un tiempo, vivió de la prostitución con hombres casados. El asesino del reconocido diseñador tuvo la sangre fría de acabar con la vida de Jeff Trail, un exoficial naval de Estados Unidos y del arquitecto David Madson que era su examante. Asimismo, mató  al promotor inmobiliario Lee Miglin y al vigilante William Reese, en este último caso para robar su camioneta roja.

Lisa Kudrow, la actriz que dio vida a Phoebe en “Friends”, pudo ser una víctima de Andrew Cunanan, tal y como ha relatado recientemente una de sus amigas. La intérprete conoció al asesino durante una cena y éste le contó su deseo de convertirse en actor. El encuentro se produjo meses antes de que se provocara el asesinato de Gianni Versace.

En el último capítulo de la serie se muestran las dificultades que tuvo el FBI para capturar al asesino. En un intento de evadir a las autoridades, Andrew Cunanan se refugió en una casa flotante de Miami Beach. Ocho días después de acabar con la vida de Gianni Versace se suicidó tras sentirse acorralado.  

Este drama de FX ofrece a los espectadores interesantes saltos en el tiempo para narrar momentos y datos relevantes de la vida del diseñador italiano, como que era VIH positivo, pero, sobre todo, recrear los asesinatos y la infancia de Cunanan. La descripción de la figura paterna se torna especialmente curiosa para el público. Hablamos de un progenitor que se hizo corredor de bolsa y que cometió el delito de malversar fondos. Al final acabó huyendo a Filipinas para escabullirse de la justicia.

En esta serie del creador de “Glee” sorprende especialmente la actuación de Ricky Martin. El cantante cumple con su primer rol gay desde que se declarara abiertamente homosexual en 2010. Sin embargo, no es un desconocido para la televisión puesto que en los inicios de su trayectoria protagonizó algunas telenovelas en México.

A través de un comunicado, la familia de Gianni dejó claro que no había autorizado la serie de televisión, de la misma forma que tampoco había dado su visto bueno al libro en el que se basa esta ficción. No obstante esta serie es necesaria para ahondar en las luces y sombras del fundador de la casa de moda italiana Versace. Ver para creer.

No hay comentarios:

Publicar un comentario