domingo, 8 de abril de 2018

Artículo: brecha salarial

El camino hacia la igualdad


PAULA OLVERA- Mismo trabajo, mismo salario. Esta es la utopía a la que, en pleno siglo XXI, seguimos aspirando. La igualdad de oportunidades a nivel laboral entre hombres y mujeres debería ser una realidad, sin embargo, el sexo femenino sigue luchando para cobrar lo mismo que el masculino en puestos similares. La brecha salarial se refleja en prácticamente todos los sectores, uno de los más debatidos últimamente es la industria del entretenimiento. ¿Por qué una actriz o una presentadora de televisión tienen que lidiar con este tipo de discriminación a diario? La multitudinaria huelga del pasado 8 de marzo permitió que miles de personas alzaran sus voces y dijeran basta a una circunstancia que representa la sociedad que estamos creando la cual deja mucho que desear.

La igualdad es la única vía a seguir. Ahora mismo nos encontramos en un punto de partida un tanto complicado, pero que afortunadamente se nutre de acciones que inevitablemente conducen a acabar con la brecha salarial existente y con la idea de poder del hombre sobre la mujer.

En el ámbito cinematográfico hay que recordar una anécdota que la actriz Claire Danes relató en el programa estadounidense “The View”. ¿Sabías que la veterana Jodie Foster aconsejó a la intérprete que pidiera más dinero por sus papeles? Ésta ha luchado por la igualdad entre hombres y mujeres, reconociendo además que había sido víctima de acoso sexual y que apoyaba el movimiento #MeToo surgido a raíz de la polémica en torno a Harvey Weinstein.

Una circunstancia que también se puede extrapolar al trabajo en series. Lauren Cohan, Maggie en “The Walking Dead”, también ha dado un paso al frente recientemente. La estrella ha pedido un incremento de sueldo para que su salario se equipare al de los intérpretes masculinos de esta ficción como Andrew Lincoln.

A principios de año Ellen Pompeo, protagonista de “Anatomía de Grey”, reconoció en The Hollywood Reporter que exigió 5. 000 dólares más que Patrick Dempsey en esta producción, pero que no logró dicho aumento.

El debate está abierto si preguntara por la obligación de los profesionales masculinos de ceder parte de su sueldo para lograr la igualdad salarial. El pasado mes de marzo, en una entrevista con la BBC, Susan Sarandon compartió que Paul Newman le había cedido un porcentaje de sus ganancias en la película “Al caer el sol”. ¿El motivo? Los productores pagaron menos a la actriz que a los protagonistas masculinos por el mismo cometido.

Una circunstancia bastante excepcional que recuerda a la expresada en 2017 en la revista Out Magazine por la también actriz Emma Stone. La protagonista de “La ciudad de las estrellas. La La Land” reconoció que sus compañeros se bajaron el sueldo porque creían que era justo.

Hay que mencionar también a Mark Wahlberg que donó 1,5 millones de dólares tras conocerse la brecha salarial existente con su compañera de reparto en “Todo el dinero en el mundo”.

En el campo de las series el escándalo también está servido, especialmente en Netflix después de descubrirse que la protagonista de “The Crown” ha cobrado menos que el actor Matt Smith por más tiempo en pantalla. Desde la red social The Care2 se ha pedido que el actor done parte de su sueldo.

Los productores alegaron que el intérprete tiene una gran popularidad tras “Doctor Who”. Sin duda, nos encontramos ante un caso de sexismo de alto perfil que, afortunadamente, ya no volverá a suceder en esta serie puesto que en la tercera temporada se cambian las tornas para Olivia Colman, la nueva reina ficticia.

Quizás por esto, el director de la BBC se vio obligado a recalcar que Jodie Whittaker está cobrando lo mismo que Peter Capaldi, su antecesor en “Doctor Who”. Es lo correcto: Mismo dinero por el mismo trabajo. La actriz se ha convertido en la primera mujer en cumplir este rol en la serie así que ya sólo por eso ha hecho historia.

La discriminación salarial en el cine y en las series también se sufre dentro de nuestras fronteras. La actriz Clara Lago llegó a reconocer en S Moda que Dani Rovira y Karra Elejalde cobraron más que ella por su trabajo en “Ocho apellidos catalanes”. Y estamos hablando de más del doble.

En este punto hay que recordar también el emotivo discurso de Carla Simón en los Premios Goya de este 2018. La directora se subió a las tablas para recoger su galardón por “Verano 1993” y antes de abandonar recalcó “más mujeres haciendo cine” mientras mostraba el abanico rojo que fue repartido entre el público presente como una reivindicación por parte de las mujeres. Hay que pagar mejor a las mujeres, pero también darles la oportunidad de contribuir en el desarrollo de nuestra cultura.

En el ámbito de la televisión, el pasado mes de octubre la polémica salpicó a la BBC. Las presentadoras de la popular cadena de televisión británica manifestaron una queja colectiva por la brecha salarial existente. De hecho,  Claudia Winkleman es la única profesional femenina de la cadena que se sitúa en el escalafón de los expertos mejor remunerados.

En España, el mundo de la televisión también se volcó el pasado 8 de marzo con la huelga feminista en el marco del Día de la Mujer. Sorprende especialmente que varias trabajadoras de RTVE denunciaran un boicot por parte de la dirección de la cadena pública donde se establecieron unos servicios mínimos. Entre los testimonios más reveladores sorprendió el de Mara Torres quien, a través de las redes sociales, explicó por qué no había podido sumarse a la histórica manifestación.

Con estos ejemplos ha quedado claro que nos encontramos en el camino correcto, con ganas de poner fin a las injusticias. La lucha es de todos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario