domingo, 1 de diciembre de 2013

Artículo: canción "En el muelle de San Blas"

La fuerza del amor


AURORA SALVO AMORES- "Él partió en un barco en el Muelle de San Blas", dice la canción de Maná. En ese mismo lugar, Rebeca Méndez esperó a que su prometido regresara durante más de 40 años. Sin embargo, este marinero se vio envuelto en un trágico destino que le hizo no volver nunca, su embarcación naufragó a causa de una tormenta. En 1998, el grupo mexicano publicó su álbum “Sueños líquidos” en el que aparecía un tema inspirado en esta historia: “En el Muelle de San Blas”.

                                                                              
Este famoso lugar bañado por el Pacífico se encuentra en el Estado de Nayarit, México. De este puerto salían numerosas embarcaciones, entre ellas, la de Manuel quien le prometió a su enamorada que cuando regresara se casaría con ella. Un inoportuno temporal terminó con sus esperanzas de una vida en común y falleció en la travesía. Rebeca no lo pudo soportar y acudió al lugar de donde había salido su prometido. Así, cada atardecer le esperaba con un vestido blanco y un velo de novia. La mujer deambulaba por el pueblo y según iba pasando el tiempo los lugareños fueron conociendo algo más de su conmovedora historia y la comenzaron a llamar “la loca del muelle de San Blas”, parece ser que tenía ciertos problemas mentales. No se puede sobrevivir a base de amor, por lo que subsistía trabajando en un restaurante y confeccionando muñecas.

Fher Olvera, vocalista del grupo Maná, la conoció vendiendo dulces en Puerto Vallarta. La mujer iba vestida de novia, por lo que al cantante le llamó la atención y le pidió que le contara su historia. Así, surgió la famosa canción de la banda mexicana, “En el muelle de San Blas”, cuyo videoclip está grabado en dicho lugar.

Rebeca murió en septiembre de 2012 a los 63 años en la localidad de Monterrey. Sus familiares pidieron que sus cenizas fueran esparcidas en el lugar donde su alma se partió en dos para siempre. El ayuntamiento tiene previsto erigir una estatua a esta incansable enamorada que con más o menos cordura dedicó su vida al amor. Como no existen tumbas de dos, solo queda la esperanza de que quizá se haya encontrado con su prometido en el mar, donde se encuentra el alma de ambos. 

1 comentario:

  1. Hermosa historia que demuestra que el romanticismo esta vigente y que no solo existe en canciones y poemas sino en historias tan reales como la aqui narrada

    ResponderEliminar