martes, 24 de diciembre de 2013

Artículo: Twitter

El pájaro azul



PAULA OLVERA- El pájaro ha dejado de ser sólo un animal. Si hace unos cuantos años hubiéramos preguntado a cualquier persona qué es lo primero que se le viene a la cabeza tras escuchar el término pájaro, probablemente nos hubiera descrito un ave con muchas plumas que vuela de un sitio a otro. Ahora los tiempos han cambiado y nos encontramos con una especie de pájaro que es muy conocida por todos. Se llama Twitter y habita (a diferencia de otros pájaros) en casi todas las partes del planeta. Se alimenta principalmente de la información que generan los usuarios que bien pueden ser profesionales de la comunicación o simples internautas que buscan compartir contenidos.

Como todos sabréis, Twitter surgió como alternativa a otras redes sociales como Facebook, pero pronto se convirtió en algo más que eso. Al principio, todo aquel que se registraba en Twitter se sentía algo confuso ya que podría escribir prácticamente lo que deseara con la única condición de que no excediera los ciento cuarenta caracteres.  Y así es como nació el pájaro azul.

Durante muchos años, los creadores de esta red social estuvieron planificando al milímetro cómo sería este producto, cuyo propósito creo que ha quedado bastante bien recogido en su logotipo. Siempre hemos escuchado aquello de “me lo ha dicho un pajarito” y parece que ahora ese pájaro es Twitter ya que desarrolla esa función a la perfección. 

En poco tiempo esta red social se ha ido extendiendo por todas las partes del mundo sin distinción de edad, raza o clase social. Esto ha permitido la interacción en tiempo real entre personas de diferentes partes del planeta. Seguro que si nos los hubieran contado hace años no nos lo hubiéramos creído ya que su poder en la actualidad es realmente asombroso. De hecho, lo podemos observar en la capacidad de convocatoria que tiene, por ejemplo, para la organización de manifestaciones o la denuncia social. Esta plataforma ha alcanzado tanta fama que hasta los políticos tienen en cuenta los denominados hashtags (etiquetas) sobre los temas de diversa índole que circulan a diario por la red y que pueden llegar a convertirse en “trending topic”.

A pesar de su influencia reciente, al final Twitter es como todo: un arma de doble filo. Para la empresa suena muy bien eso de que una gran parte de la población tenga instalado en sus dispositivos móviles el icono del pájaro azul, pero lo cierto es que los problemas no han tardado en surgir. La información en muchas ocasiones se convierte en desinformación porque se llega a inundar la red de mensajes (denominados tweets) en los que se puede poner en duda su veracidad. Además, lo que en un primer momento se traducía como un intento por socializar se está quedando sólo en un intento. Claro que si no estás en Twitter, no eres nadie así que no sé qué pensar. Lo que si tengo claro es que este pájaro es como cualquier otro: está dispuesto a matar si está en juego su supervivencia. Así, te critica y también es capaz de ensalzarte. Sin duda, un nuevo pájaro muy potente con el que hay que tener mucho cuidado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario