lunes, 7 de enero de 2019

Entrevista: Elsanto

"Elsanto es una parte de mi amor por la música"

PAULA OLVERA- Elsanto es el sobrenombre artístico de Santiago Ruiz Alconero que se autodefine como “un lugar, una encrucijada entre Estados Unidos, España y México, sabor fronterizo con colores cinematográficos y de angustiosa serie de televisión. Crudo, intenso, oscuro y con ganas de contar cosas. A camino entre el desamor y la denuncia social, donde muestro una capacidad enorme para hablar sobre los sentimientos humanos”. Sus inicios profesionales en la música se sitúan tocando con la banda “69 Revoluciones” con la que llegó a editar cuatro discos. Este artista ha grabado todos los instrumentos del novedoso álbum, excepto la batería, la trompeta y el piano que van a cargo de Miguel Herrero. El próximo 11 de enero podremos escuchar sus nuevas canciones en la madrileña sala Siroco.

P: ¿Qué podremos encontrar en tu próximo concierto que se celebrará en Madrid el 11 de enero?

R: Una banda básica de rock haciendo canciones. Hemos desnudado los temas para hacer algo más puro y menos producido que el disco dándole valor a las canciones en sí mismas e intentando hacer un balance entre las letras y la instrumentación.

P: La actuación será en la sala Siroco, ¿qué opinión te merecen las salas de conciertos en la capital?

R: De un tiempo a esta parte el nivel de las salas de Madrid ha crecido exponencialmente, mejores equipos y mejores técnicos hacen que Madrid sea una de las ciudades de Europa con más conciertos al año. Siroco es una sala mítica, gestionada por gente que vive la música realmente, así da gusto.

P: ¿Quién encontramos detrás del sobrenombre artístico Elsanto?

R: Elsanto es una parte de mi amor por la música. Santiago Ruiz no es Elsanto exactamente, diría que una parte de Santiago Ruiz es Elsanto, hay otras partes dentro de mi trayectoria musical que no se acercan mucho a lo que representa este proyecto.

P: ¿Cómo definirías tu estilo musical?

R: Trato de jugar con música de raíces americanas sin olvidarnos de nuestra parte española. También creo que tiene algo de cinematográfico. Contar historias como pequeños guiones evocando imágenes me motiva bastante a escribir y componer.
 
P: ¿Qué recuerdos tienes de tus inicios con la banda “69 Revoluciones”?

R: Éramos muy jóvenes y unos hippies rockeros... Una de las cosas que recuerdo fue que en una actuación vino a vernos un mandamás de una superproductora y discográfica y después de vernos me dijo: “tío esto suena muy bien, lástima que no estemos en California y en los 60”. Creo que esa anécdota dice mucho de lo que eran los 69 en un inicio.

P: Llegaste a editar cuatro discos con este grupo, ¿cuál ha sido tu mayor enseñanza con esta banda?

R: Sin duda que lo importante es seguir fiel a ti mismo. La música tiene que salir de dentro y vivirlo como tuyo, en cuanto dejas de hacerlo desde dentro la magia deja de fluir. Con 69 siempre nos mantuvimos fieles a ello y también se paga caro, pero no hay nada como mantener la cabeza alta y sentirte orgulloso de aquello que creaste.




P: También has trabajado como productor musical, ¿cuál dirías que es la mayor dificultad de este cargo?

R: Ese trabajo creo que tiene la dificultad de mantener un criterio propio sin faltar a la visión del artista con el que trabajas... Tienes que estar seguro de ti mismo pero siempre con humildad y sin olvidar que tienes entre manos el trabajo y el esfuerzo de alguien.

P: ¿Quiénes son tus referentes musicales a la hora de componen canciones?

R: En Elsanto tiro más por los cantautores de habla inglesa, Neil Young, Tom Petty, Dylan, o cosas más actuales como Ryan Adams o Ryan Bingham... como letrista voy un poco a mi ritmo, no tengo muchos referentes en habla española pero Bunbury o Kike González son artistas que admiro sobre todo en ese terreno.




P: El álbum está grabado casi en su totalidad en analógico, ¿por qué has apostado por la música hecha de manera tradicional?

R: Cuando planteé a Miguel Herrero grabar en Acme estudios sabíamos que necesitábamos ese sonido, no quería un sonido limpio y nítido. El disco se grabó en mi casa y en Acme estudios y finalmente acabamos necesitando alguna ayuda del mundo digital porque es muy difícil estar en dos estudios simultáneamente y grabar completamente en analógico, pero si intentamos mantener ese espíritu todo lo que se pudo. No hay trucos ni autoafinaciones ni ediciones...

P: ¿Qué le pides profesionalmente al 2019?

R: Que la gente escuche mi disco y tenga ganas de verme en directo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario