Crónica: Gauguin Canal Xperience

Fusión de cine, arte y tecnología

En la mediateca de la Alianza Francesa de Madrid, ubicada en la Cuesta de Santo Domingo número 13, os podéis acercar a la obra del artista Paul Gauguin a través de Gauguin Canal Xperience. Y es que, en esta asociación dedicada a la promoción y difusión de la lengua y la cultura francesa, viviréis una experiencia inmersiva educativa gracias a la realidad virtual y la inteligencia artificial. El reto es transportar a los espectadores al corazón de la historia del largometraje «Gauguin y el Canal» de Frank Sprano, algo que se consigue a medias, aunque he de reconocer que, a simple vista, el plan que se propone de descubrir la vida y legado de este pintor posimpresionista resulta emocionante. De cualquier modo, lo más interesante es que este proyecto de Garra Producciones fusiona el cine y el arte con la tecnología XR.

Este 2024 la Alianza Francesa celebra su 40 aniversario y, entre las actividades gratuitas que ha programado, encontramos Gauguin Canal Xperience cuyo detonante narrativo proviene de «Gauguin y el Canal» estrenada en la SEMINCI 2022 y ganadora del premio a la mejor película en el Festival de Salerno 2022. Como me destaca el director y guionista del largometraje “tuvimos que reconstruir y recrear la cabaña de Gauguin y el atrezo. Hicimos una exposición y ahí fue cuando se me ocurrió que había una historia porque él abandona su vida burguesa para ir en busca de su camino”.

La experiencia arranca con una proyección de realidad virtual que nos invita a ser testigos de los momentos cruciales que inspiraron el arte de Paul GauguinSin embargo, desde el arranque falta contexto sobre su vida y obra que, por cierto, se volvió popular después de su muerte. Si bien me hubiera gustado que se ahondara más en cómo desarrolló la parte más distintiva de su producción en el Caribe (Martinica) y en Oceanía (Polinesia Francesa) o que incluso se diera alguna pincelada de todo el escándalo que rodea su vida personal (tuvo muchos más hijos que los cinco con la danesa Mette-Sophie Gad, con quien se casó en 1873), los minutos son los que son. 

Pero como recalca Frank Sprano, esta experiencia se tiene que entender como “un encuentro con el desarraigo, con el riesgo y con la muerte pues estuvo a punto de morir antes de haber pintado ningún cuadro porque le picó un mosquito y se salvó de milagro. Yo creo que Gauguin le abre las puertas al arte contemporáneo, lo dice Picasso. Es el primer artista que pinta un perro rojo sabiendo que el perro es rojo”.

Si a esta falta de información le sumas que hay mucho ruido en el ambiente, el plan se torna un tanto decepcionante e incluso mareante (en mi caso, es ponerme las gafas y me provoca náuseas y fatiga visual). Le salva la oportunidad única que nos brinda de participar activamente en la creación de una parte de la última gran obra del pintor utilizando la inteligencia artificial. Ahora bien, aunque resulta excitante dejar tu huella en el trabajo del legendario artista, lo cierto es que miro con cierto recelo la dependencia de la tecnología pues, en todo momento, necesitas tu teléfono para escanear un código QR.

De cualquier modo, Frank Sprano me recalca que “hay que acercarse a la inteligencia artificial sin aprensión. Está ahí para servirnos, es una herramienta. Está para contar una historia. Yo he estado más de un año estudiando para poder construir esta historia y aplicar las herramientas narrativas”.

En conclusión, si os pica la curiosidad sobre Paul Gauguin recordad que la entrada a Gauguin Canal Xperience es gratuita (los cupos son limitados). 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio