miércoles, 3 de marzo de 2021

Crítica: película “Amor al cuadrado”

La película polaca que te hace creer en el amor 

PAULA OLVERA-La película “Amor al cuadrado” se estrenó en Netflix el pasado 11 de febrero en medio de los lanzamientos de la plataforma dedicados a San Valentín. Así que esta cinta dirigida por Filip Zylber se ha convertido en una buena recomendación romántica, una historia que repite los clichés de siempre pero que resulta muy efectiva si buscáis básicamente despejar la mente como me ha pasado a mí en los días tan señalados para los enamorados. Esta producción polaca de una hora y cuarenta y dos minutos de duración está protagonizada por Mateusz Banasiuk y Adrianna Chlebicka que encarnan a un famoso periodista (y mujeriego consagrado) y una misteriosa modelo que lleva una doble vida ya que por las mañanas es profesora de niños de primaria.

“Amor al cuadrado” es una comedia romántica ligera, previsible y sin sorpresas para los espectadores pero cuya historia atrapa otra vez a los amantes del género. El punto de partida de la cinta es la clásica idea del equívoco a raíz de la doble vida de Monika que es una joven profesora que decide ganarse un dinero extra trabajando como modelo de fotografía cuando su padre, el dueño de un taller mecánico, contrae deudas con unos mafiosos. La protagonista mantiene en secreto este trabajo y ni siquiera Enzo, un guaperas con el que compartirá escenario y besos durante algunas sesiones fotográficas y cuyo nombre real es Stefan, será capaz de reconocer a la chica que encima da clases a su sobrina.

Esta cinta polaca es ideal para creer en el amor ya que muestra cómo el destino siempre encuentra una manera de unir a las almas gemelas. Pero además de la sencillez del guion de Wiktor Piatkowski y Marzanna Polit, “Amor al cuadrado” a mí personalmente me ha gustado por la química entre los intérpretes que nos recuerdan el dicho de que los polos opuestos se atraen. Asimismo la historia nos adentra en el mundo de las falsas apariencias a través de las dobles identidades de los protagonistas que provocarán más de un enredo a medida que avanza este amable montaje.

En resumen, “Amor al cuadrado” es de esas películas románticas de Netflix que acabarás viendo en una tarde o noche ñoña. Y es que a veces, por inexplicable que parezca, una historia que es muy simple y edulcorada y que brinda a los personajes paz y felicidad conquista a la audiencia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario