martes, 2 de febrero de 2021

Crítica: documental “El mundo fuera”

Una mirada distinta del confinamiento

PAULA OLVERA- El pasado 11 de diciembre se estrenó en Movistar+ el documental “El mundo fuera” que es el resultado de un montón de historias personales sobre el confinamiento mundial provocado por el coronavirus. Esta película surge de una emotiva idea puesta en marcha por Alejandro Sanz para presentar una nueva perspectiva de los acontecimientos vividos durante estos últimos meses marcados por la emergencia sanitaria. Una iniciativa con la que el músico madrileño da voz a decenas de personas que han compartido vídeos domésticos mostrando desde diferentes lugares del planeta su particular visión sobre esta pandemia. Un sentido montaje hilado con las canciones del artista que sirve de homenaje para las víctimas que se ha cobrado esta alarma mundial.

2020 siempre será recordado como el año del confinamiento, las mascarillas, la distancia social y, en suma, de la crisis del coronavirus. Sumidos en plena tercera ola de la pandemia hay un documental, estrenado el pasado 11 de diciembre en Movistar+ (también está disponible en el catálogo de Amazon Prime Video), que me ha calado hondo. “El mundo fuera” es un viaje audiovisual inédito construido a través de relatos de vida contados en primera persona. Se trata de uno de los proyectos más personales hasta la fecha de Alejandro Sanz quien recibió más de 4.500 vídeos domésticos sobre la creatividad y el aprendizaje que floreció durante el primer confinamiento alrededor del mundo por la COVID-19.

“El mundo fuera” es un documental que te inunda de emociones aunque si hay un estado por el que verdaderamente transita es por la esperanza. La música de Alejandro Sanz convive en esta suerte de película que busca mostrar una realidad que todos conocemos bien pero que, a veces, necesitamos ver plasmada en el televisor para ser conscientes de nuestro crudo presente. En este sentido, este título le puede gustar tanto a un fan incondicional del artista como a cualquier espectador que quiera escuchar reflexiones reales surgidas en plena pandemia.

Esta propuesta dirigida por Charlie Arnaiz, Alberto Ortega y Óscar García Blesa engancha desde los primeros minutos porque aporta una mirada distinta a esta emergencia sanitaria que nos está tocando vivir y que, sin duda, ha cambiado el mundo tal y como conocíamos hasta 2019. Se trata de una coproducción de Dada Films & Entertainment, Mow Manager y Universal Music Spain en la que Alejandro Sanz cede el protagonismo a los demás compartiendo historias reales vividas en esta pandemia mundial que tanto nos ha afectado. Es muy fácil que nos sintamos reflejados, bien sea porque durante el primer confinamiento la creatividad también nos brotó-yo misma tuve que mirar mi mundo interior de manera impuesta- o sencillamente porque hemos echado tanto de menos a nuestros familiares y amigos que por primera vez nos hemos dado cuenta del verdadero valor de un abrazo o un beso. Así que reconozco que las lágrimas me invadieron cuando vi cómo una hija dejaba en el rellano un dulce a su madre por su cumpleaños, manteniendo una distancia social muy dolorosa pero a la vez tan necesaria en esta alerta sanitaria.

Porque no nos ha quedado más remedio que acatar las restricciones pero nadie se olvida que el mundo sigue ahí fuera así que estoy deseando que la antigua normalidad nos invada. Una forma de vivir simple que, desde luego, ha evidenciado que los seres humanos somos más parecidos de lo que pensábamos aunque tengamos diferentes culturas o costumbres. No hay más que fijarse en cómo el propio Alejandro Sanz se deshace viendo los vídeos de sus cuatro hijos y manteniendo videollamadas con algunos rostros conocidos como sus compañeros de “La Voz”. Son conversaciones en las que se denota esa frustración provocada por la lejanía de los seres queridos que puede ser compartida por cualquiera de nosotros.

En resumen, “El mundo fuera” es un relato colectivo que durante aproximadamente una hora nos llevará de un lugar a otro. Es un documental en el que la música, que tanto nos ha ayudado a sobrellevar estos complicados momentos, y las personas resilientes son los auténticos protagonistas. Porque aunque este título es un radiografía de un montón de vidas marcadas por el confinamiento provocado por el coronavirus lo que verdaderamente resulta significativo es que un montón de personas han sentido al mismo tiempo el miedo, la tristeza y la añoranza, pero también la euforia de pensar que cada vez queda menos para que se acabe esta pesadilla.

No hay comentarios:

Publicar un comentario