jueves, 3 de diciembre de 2020

Entrevista: María Campos

"Extraño el escenario"

PAULA OLVERA-La crisis del coronavirus ha golpeado con virulencia el sector de la música. En este 2020 que estamos a punto de cerrar los músicos se han tenido que reinventar ya que los shows han sido cancelados a lo largo y ancho del mundo. Y precisamente he tenido que cruzar el charco, de forma virtual obviamente, para conocer el trabajo de María Campos. Esta artista se encuentra en plena promoción del single “Si llegó el amor” que forma parte de "Santo entendimiento”, un álbum que está deseando presentar físicamente al público. Se trata del segundo disco de esta compositora que se adentró en esta profesión a los doce años cuando escribió su primera canción aunque su popularidad ha crecido como la espuma pasados los treinta, cuando además ya es madre de una niña llamada Violeta.

P: Ahora mismo te encuentras en Argentina, ¿cómo describirías la crisis del coronavirus allí?

R: Una tristeza muy grande, estuvimos todo el año encerrados casi sin movilidad. Ahora de a poco se habilitaron con los nuevos protocolos algunas actividades, pero ha sido un año muy duro y con muchísima incertidumbre cómo en todos lados.

P: ¿De qué manera te está afectando esta emergencia sanitaria a la hora de desarrollar tu trabajo en la música?

R: Fue un gran golpe para la industria de la música, ya que no se pudo salir a tocar nunca más. Muchas fechas planeadas fueron suspendidas sin nuevo aviso y los músicos dependemos de los shows ya que la venta de discos se terminó.  

P: Ahora mismo te encuentras en plena promoción de “Si llegó el amor”. ¿De qué habla este single?

R: Es una canción que le canta al amor, a las ganas de que la ilusión se haga carne. Que el amor sea real, no solo una fantasía. Coquetea con la materialización del amor pero con dudas y, quizás por eso, sin temores.

P: Esta canción forma parte de "Santo entendimiento”. ¿Qué balance haces del recibimiento del público hacia este álbum?

R: Me siento muy privilegiada de haber podido terminar mi segundo disco antes de que el mundo colapsase. Tenía un disco para compartir y me dio mucho placer la respuesta del público, fue super cálida. Estoy contenta y muy agradecida.

P: Teniendo en cuenta que se trata de tu segundo trabajo de estudio, ¿notas en las letras tu evolución como cantante?

R: Sí. Un poco el trato que tengo con la música es la evolución, esa dinámica en mí es la razón por la cual salgo a cantar. Es mi manera de crecer, de vivir las letras, son cada vez más mías y eso es lo que a mí me interesa. Porque en el fondo siento que es la fórmula perfecta para compartirse. Estoy segura que somos todos más parecidos de lo que creemos.

P: Otro de tus singles es “Corazón verde”. ¿Cómo nació esta canción?

R: Nació de la queja, de la impotencia y de la incertidumbre, como la mayoría de mis canciones. La incomodidad de que lo que deseo no lo pueda vivir. Mi eterna e imposible lucha de convertir la ilusión en realidad, habla del verde como el color de la esperanza y al mismo tiempo verde de inmaduro.

P: Estuviste el año pasado en Madrid haciendo un gran show en Independance, ¿cómo recuerdas la experiencia?

R: Fue de las cosas más lindas que viví. Amo Madrid. Cantar en otro país fue una experiencia única. Me encanta que viajé de la mano de la música, me gusta mucho el público español ¡Ojalá vuelva pronto!

P: Ya has abierto conciertos de artistas de la talla de Fito Páez, ¿hay alguien a quien te gustaría telonear especialmente?

R: Sí, me gustaría ser telonera de un show de Residente, eso sí que sería power y desafiante.   

P: Con 22 años afrontaste la maternidad, ¿te resulta fácil compatibilizar tu faceta como madre con tu pasión por la música?

R: Sí, en mí se dio así. Antes de Violeta mi autoestima era inexistente. El amor de una madre me enseñó a cuidar y a defenderme. Aprovechar el tiempo y la atención, sin ella no hubiese quizás salido a cantar.

P: ¿Cuáles son tus deseos para 2021?

R: ¡Lo que más deseo es presentar “Santo entendimiento”! Presencial. Cantar cada una de las canciones y compartir con la gente cada palabra, cada destello de vida. Extraño el escenario. Y no es bueno desacostumbrarse porque ahí es cuando vuelve el miedo...

No hay comentarios:

Publicar un comentario