miércoles, 9 de septiembre de 2020

Reportaje: serie “Patria”

El cartel de la discordia


PAULA OLVERA-El  27 de septiembre HBO estrena “Patria”, una serie original sobre los más de treinta años de conflicto vasco muy esperada puesto que se trata de la adaptación televisiva de la exitosa novela del escritor donostiarra Fernando Aramburu que fue publicada en 2016. La narración arranca el mismo día en el que ETA anuncia que abandona las armas desde varias perspectivas ya que, por un lado, presenta a la viuda de un hombre asesinado a tiros por la banda terrorista y, por otro, a la madre de un terrorista encarcelado.
Las veteranas actrices Elena Irureta y Ane Gabarain lideran el reparto de una ficción que, antes de su lanzamiento, ya se ha visto envuelta en la polémica a raíz de la publicación del cartel promocional por parte de la plataforma de entretenimiento.

Después de que “Juego de Tronos” emitiera su octava y última temporada el pasado año parecía que HBO no iba a sorprendernos con ningún otro título. Pues bien, este mes de septiembre el gigante del streaming estrenará “Patria”, una serie centrada en la historia de un País Vasco azotado por la actividad de ETA que tiene la firma del donostiarra Aitor Gabilondo, el fundador de la productora Alea Media que también está detrás de las ficciones españolas “Allí Abajo” y “El Príncipe” (precisamente las actrices principales Elena Irureta y Ane Gabarain trabajaron juntas en la citada comedia de Antena 3).

“Patria”, que está dirigida por Pablo Trapero y Félix Viscarret y que adapta la novela de Fernando Aramburu, arrancó su rodaje en el País Vasco a principios de 2019 aunque su lanzamiento se ha visto retrasado por la crisis del coronavirus. Este primer drama original de HBO España está compuesto por ocho episodios de una hora de duración en los que conocemos a dos amigas separadas por el terrorismo de ETA, asistiendo a la posibilidad de que ambas sean capaces de borrar sus diferencias.

Más allá de la trama, lo que verdaderamente ha chocado de esta serie es el cartel lanzado el pasado 1 de septiembre y que todavía sigue acaparando titulares. Una promoción que ha levantado ampollas antes de liberarse los episodios y que incluso podría provocar que muchos suscriptores de la plataforma decidan no darle una oportunidad a la esperada adaptación televisiva. Soy de las que opina que el mensaje "Todos somos parte de esta historia" ha resultado un tanto desafortunado, ya que además se contraponen dos imágenes en las que se equiparan a las víctimas y los verdugos-mostrando por un lado a una mujer con su marido moribundo en brazos y por otro a un etarra al parecer torturado-, pero de ahí a que incluso haya espectadores que han animado a darse de baja de HBO me parece un disparate.

Entiendo (y comparto) el rechazo por este material promocional pero considero que esta ofensa no debería provocar el repudio de “Patria” antes de su estreno ni mucho menos la estampida de la plataforma de pago. Es más, considero que esta serie da un paso adelante y rompe con los tabúes relacionados con nuestra historia más reciente. Si bien el cartel equipara las secuelas que ha dejado estas décadas de conflicto vasco, lo que quizás más debería motivarnos a echar un vistazo a los episodios es el hecho de que la producción previamente ha contado con el beneplácito de Fernando Aramburu.

Eso sí, el autor de la novela ha apuntado en su blog que no le ha agradado el cartel aunque se ha mostrado sereno asegurando que esta polémica puede responder a una estrategia de marketing y que hay que ver la ficción: “A diferencia de numerosos opinantes precipitados, he visto los ocho capítulos de la serie. Hay en dichos capítulos una o dos secuencias que me chirrían; pero la trama es en líneas generales próxima a lo que yo narré en mi novela, con una clara línea divisoria entre quién sufre y quién hace sufrir; al mismo tiempo, con un nítido propósito de mostrar la circunstancia humana de cada uno de los personajes. Los pasajes de la filmación en que se muestran escenas de atentados de ETA son explícitos y están claramente vinculados a la ideología que los propició, no dejando margen alguno para lucubraciones justificadoras. También quedan claras las consecuencias del terrorismo en la vida privada de quienes lo padecieron”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario