jueves, 6 de agosto de 2020

Crítica: película “Mujercitas”

Un camino por recorrer

PAULA OLVERA-El pasado 31 de julio Movistar+ incorporó en su catálogo la versión de “Mujercitas” escrita y dirigida por Greta Gerwig. Esta cinta estadounidense de drama y romance fue estrenada en la gran pantalla el 25 de diciembre de 2019 marcando la octava adaptación de la novela del mismo nombre de 1868 escrita por Louisa May Alcott. Un clásico de la literatura femenina protagonizado en esta ocasión por Saoirse Ronan, Emma Watson, Florence Pugh y Eliza Scanlen que aparecen acompañadas de Timothée Chalamet, Laura Dern y Meryl Streep. Una producción que supera las expectativas de un texto que ya ha marcado a varias generaciones presentando a mujeres fuertes y que buscan tener voz propia en una época donde abundaban las diferencias de género.



Hace unos meses “Mujercitas” se alzó como todo un éxito de crítica y público. La historia sigue las vidas de Amy, Jo, Beth y Meg, cuatro hermanas que van encontrando su lugar en el mundo y desarrollándose como mujeres a pesar de las limitaciones que pesan sobre ellas en la época en la cual se desarrolla la película.

Si todavía no habíais tenido oportunidad de disfrutar de esta cinta os adelanto que cuenta con todos los ingredientes posibles para dejaros con un muy buen sabor de boca. Primeramente porque la directora, Greta Gerwig, que ya demostró tener buen ojo para las historias femeninas con su ópera prima “Lady Bird” en 2017, reescribe la novela de Louisa May Alcott de manera muy acertada, reinventando el texto para atraer también a las nuevas generaciones. Si bien la Academia no nominó a la de Sacramento a mejor dirección a pesar de sus capacidades eso no quita para que “Mujercitas” haya sido una de las mejores películas de 2019.

Las actrices protagonistas también son otro reclamo de la cinta y están de aplauso, especialmente Saoirse Ronan dando vida a la hermana rebelde, culta, aguda y más soñadora que ya disfrutamos en la recordada versión de 1994 con Winona Ryder. Jo March es, sin duda, una fuente de inspiración en los tiempos que corren, un referente en todos los sentidos. Además de la estrella de “Lady Bird”, que es la segunda actriz más joven en alcanzar cuatro nominaciones al Óscar, también sobresale Emma Watson que ha sido la encargada de sustituir a Emma Stone ya que la intérprete tuvo que abandonar repentinamente el proyecto por problemas de agenda. Yo me alegré especialmente de su fichaje ya que, una vez más, la protagonista de la saga “Harry Potter” se sacude el personaje de Hermione y demuestra su talento delante de las cámaras. Florence Pugh y Eliza Scanlen también son jóvenes promesas de Hollywood que están a la altura de un rodaje en el que igualmente distinguimos a rostros consagrados como la mismísima Meryl Streep encarnando a la tía ricachona de la familia.

Esta adaptación cinematográfica tiene un toque especial por ese cariz empoderador que se respira en cada una de las escenas, un mensaje feminista que resulta más necesario y actual que nunca dada nuestra realidad. Si bien se valora la fidelidad de la cineasta al material original el resultado final es una versión muy atrevida, y sobre todo muy verdadera, que ilustra el papel de la mujer en la sociedad. En resumidas cuentas, un largometraje intimista sobre un clásico que no pasa de moda con un mensaje feminista que está más vigente que nunca ya que a las mujeres todavía nos queda mucho camino por recorrer.

No hay comentarios:

Publicar un comentario