viernes, 8 de mayo de 2020

Crítica: libro “Olvidé decirte quiero”

¿Qué te pasaría por la cabeza si fueras a morir?


PAULA OLVERA-Desde que el pasado 14 de marzo se decretara el estado de alarma en España son muchos los ciudadanos que se han refugiado en la lectura para hacer más amenas sus horas de confinamiento por el brote de coronavirus. Durante esta cuarentena yo he retomado “Olvidé decirte quiero”, una novela esperanzadora lanzada en 2016. Tras el éxito de “La luz de Candela” Mónica Carrillo vuelve a atravesarnos el corazón con esta historia que nos recuerda lo importante que es valorar lo que tenemos y disfrutar del día a día. Porque disponemos de un tiempo limitado para hacer y decir todo aquello que sentimos mientras aprovechamos intensamente la vida. En definitiva, este es un libro maravilloso que consigue que pasemos por todas las emociones posibles.



A la espera de que a finales de este mismo año se publique “La vida desnuda” recomiendo otro de los títulos de la periodista Mónica Carrillo, la presentadora de los informativos de Antena 3 junto a Matías Prats. “Olvidé decirte quiero” me ha gustado casi tanto como “La luz de Candela", la primera novela de la también escritora de Elche (Alicante) que alcanzó la tercera edición tan solo una semana después de su lanzamiento en 2014. Y no me extraña porque atrajo a los lectores con una sugerente historia repleta de microcuentos que se han convertido ya en una de las señas de identidad de la comunicadora, pero además continúa en esa línea tan emocional aunque quizás con ideas más metidas con calzador.

Con esta novela contemporánea llena de optimismo y amor, Mónica Carrillo asume la responsabilidad de no decepcionar a quienes quedamos encantados con su primera historia de ficción. Este segundo libro de la Editorial Planeta transmite muy bien las emociones de Malena, la protagonista, a través de frases explicitas que se pronuncian en un contexto muy concreto ya que la narración arranca cuando la joven sufre un accidente de tráfico y reflexiona sobre las emociones y las conversaciones pendientes en forma de ensoñación. En otras palabras, en la difusa línea que separa la vida de la muerte se le aparecen todas las palabras que le quedaron por decir a todas las personas de las que le hubiera gustado despedirse, permitiendo que nos acerquemos a la figura de este personaje a través de recuerdos clave.

En este sentido, por la narración desfilan todos los amores de Malena, aquellos que le hicieron sufrir como Mario, otros tantos que le sirvieron para olvidar y su amor actual, Alejandro, a quien tanto debe aunque hasta ahora que ha hecho balance no se había dado cuenta. En este plano la autora, diplomada también en Turismo, es capaz de recrear escenas plenas de erotismo empleando con maestría la poesía y la metáfora, macerando las letras como pocos escritores para que resuenen con lirismo y establezcamos una doble lectura casi sin darnos cuenta.

La novela se articula en primera persona acercándonos al personaje principal pero también avanza gracias a las valoraciones de la perrita Mia, una copotragonista entrañable, divertida y con el valor de lealtad por bandera, que da un toque diferente al relato ya que conseguirá encauzar el destino de la protagonista para que nunca más olvide decir ese “te quiero” que a tantas personas se nos queda en la punta de la lengua. Un juego que, por cierto, se inicia con el propio título y se extiende a lo largo y ancho de los 49 capítulos cortos.

Durante 256 páginas “Olvidé decirte quiero” presenta su propia banda sonora. De hecho, los episodios que más han llamado mi atención han sido los dos en los que la autora del libro, nacida en 1976, se toma la licencia de continuar la historia a golpe de canciones de artistas muy reconocidos de nuestro país como Leiva o el grupo Izal.

Por tanto nos encontramos ante un libro muy poético escrito en prosa con sencillez y mucho encanto. Como digo, resulta fácil de leer puesto que cuenta una historia cercana que habla del amor, la amistad, el perdón, el recuerdo, y, sobre todo, la superación, pero también de los miedos, las despedidas pendientes y las cuentas sin cerrar de Malena que en cada episodio repasa los aciertos y fracasos de su vida.

En definitiva, “Olvidé decirte quiero” es una novela entrañable y de aprendizaje, desbordada de emociones cruzadas con las que cualquiera de nosotros se puede sentir identificado ya que como la protagonista quizás tengamos heridas que no estaban tan cerradas como creíamos. El caso es que os aseguro que cuando lees la última frase te dan ganas de coger el teléfono y llamar a las personas más importantes de tu vida porque el tiempo pasa y, a veces, las conversaciones llegan demasiado tarde.

No hay comentarios:

Publicar un comentario