miércoles, 1 de abril de 2020

Entrevista: José Troncoso

“Cada día siento a la profesión más individualista”


(Susana Martín)

PAULA OLVERA-En estos tiempos de confinamiento por la crisis del coronavirus que ha puesto en alerta a nuestro país, las entrevistas han pasado a ser meramente virtuales, pero no por ello menos interesantes. Y es que he tenido la oportunidad de hablar con José Troncoso, director e intérprete prolífico que mantiene una actividad incesante alternando trabajos en el teatro, el cine y la televisión. Este gaditano, que recibió en 2017 el galardón a Mejor Actor Secundario en los Premios de la Unión de Actores por su papel en la obra “Historias de Usera” pone todo su empeño en que sus proyectos permanezcan en el recuerdo de los espectadores. Solo hay que echar un vistazo a la compañía “La Estampida” y a una comedia con un trasfondo de drama social como es “Las Princesas del Pacífico”.



P: ¿Cómo recuerdas los años en los que debutaste como actor?

R: Fueron años de una ilusión única. Todo suponía una gran sorpresa, todo estaba por descubrir. Recuerdo sentirme muy afortunado por tener la oportunidad de mostrar mi trabajo, de entrenar, de conocer, perderme y encontrar.

P: ¿Cuándo supiste que también querías ser director?

R: Desde mis comienzos compaginé ambas facetas. Sigo haciéndolo. Me gustaba y me sigue gustando sumarme a los proyectos de los demás, pero para contar mis historias, en la manera que yo quería que fuesen contadas, necesitaba ponerme al frente, tomar decisiones, dirigir. 

P: ¿Cuál es la principal diferencia que encuentras entre prepararte un papel para televisión o cine y otro para teatro?

R: Los ensayos. Actualmente sólo el teatro te ofrece la oportunidad de ensayar con tus compañeros antes de mostrar tu trabajo. Son contadas las producciones de cine y televisión que cuentan con ello, por lo que el trabajo de preparación es mucho más individual.

P: ¿Qué ha supuesto en tu trayectoria la creación de la compañía La Estampida?

R: La Estampida es mi casa, mi espacio de libertad de creación. Ha supuesto la oportunidad de presentarme tal y como soy. De alguna manera, creo que tanto para mí como para mis compañeros, La Estampida se ha convertido en nuestra mejor carta de presentación, una plataforma personal desde la que mostrar nuestra mejor versión.

P: ¿Qué crees que tiene que tener una obra para permanecer durante mucho tiempo en la cartelera?

R: Creo que puede estar tocada por lo excepcional o lo tremendamente popular. No creo que nadie conozca el secreto, ni que debamos enfocarnos exclusivamente a esta intención a la hora de crear, pero sí me gusta tener en mi cabeza al posible público durante el proceso de ensayos.

P: Quizás sea una pregunta comprometida, pero ¿con qué personaje te has identificado más?

R: No sé si identificado porque, al final, terminas prestando algo muy tuyo a todos. Pero el que más feliz me ha hecho hasta ahora, y para el que sin duda más he estudiado, es el personaje de Samuel en “La geometría del trigo”, de Alberto Conejero. Cada función con él supone un auténtico viaje.

P: ¿Cuál dirías que hasta ahora ha sido el mejor momento de tu carrera?

R: No podría elegir uno en concreto. Quizá la llegada a Madrid y la entrada en “Hoy no me puedo levantar” fue sin duda uno de los momentos más especiales que he vivido. Pero finalmente, siendo honesto, me quedo con los pequeños momentos en los que estoy tranquilo y siento que, de alguna manera, tiene sentido subirse al escenario para algo más que ser aplaudido. Tampoco puedo olvidar, por supuesto, el momento en el que decidí poner en marcha La Estampida y el estreno de “Las Princesas del Pacífico”.

P: ¿Cómo crees que ha evolucionado en estos años tu profesión y de qué manera piensas que va a afectar a corto y largo plazo esta emergencia sanitaria que actualmente sufrimos?

R: Es sólo un sentir, pero es el mío. Me da igual como suene, pero creo que no vienen tiempos de autorretratos, sino de sumarse y aportar. Juntos. Creo que la situación que atravesamos es muy grave y que sus consecuencias nos acompañarán un buen tiempo. También creo que nos salvarán el trabajo, la justa denuncia y el humor.

P: ¿A quién consideras tu mejor crítico?

R: Tengo varios a mi alrededor. Mi madre es bastante crítica, pero mis compañeros de “La Estampida” tampoco se quedan cortos…

P: Cuando no estás trabajando, ¿qué es lo que más te gusta hacer para desconectar?

R: La música, a cualquier hora. Aunque reconozco que escribir, aunque también sea una forma de “trabajar”, es de las cosas que más me ayudan a conectarme con un estado placentero.

P: Tienes un extenso currículo, ¿qué te queda por hacer profesionalmente hablando?

R: Espero que la vida me siga sorprendiendo con trabajos y compañeros maravillosos, por favor. Espero que me quede todo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario