jueves, 16 de enero de 2020

Crónica: exposición “¡Cuidado! Están vivos y sueltos”

El arte es lo que haces a otros ver

PAULA OLVERA- Hasta el 8 de marzo se puede disfrutar en el Museo ABC del dibujo y la ilustración de la exposición “¡Cuidado! Están vivos y sueltos” sobre Clásicos ilustrados dirigidos por Benjamin Lacombe. Este francés nacido en 1982, y convertido en uno de los ilustradores más destacados a escala internacional, pidió a diferentes artistas que hicieran una lectura íntima y personal de determinados clásicos literarios como “Pulgarcita”, “El mago de Oz” o “Las aventuras de Pinocho”. El resultado se puede encontrar en este espacio madrileño que fue inaugurado en noviembre de 2010. Se trata de una muestra gratuita como las presentes de “I00II arqueología futura”, así como la de “Lo esencial y lo invisible” de Jimmy Liao, para las que se puede aportar un donativo.


El Museo ABC del dibujo y la ilustración es una institución sin ánimo de lucro. Su financiación depende principalmente del patrocinio de empresas y donaciones de particulares. En este contexto, existe la posibilidad de apoyar la labor de este espacio con cuotas mensuales y también con donativos puntuales como el de 3 euros que se sugiere con la entrada a tres exposiciones que me han sorprendido gratamente.

Hasta el 26 de enero se puede disfrutar de la exposición “Lo esencial y lo invisible” de Jimmy Liao, coorganizada por el Museo ABC y la Oficina Económica y Cultural de Taipéi en España. Este ilustrador es uno de los creadores orientales más conocidos y publicados en Occidente por lo que esta muestra se concibe como un regalo para los visitantes ya que supone un recorrido por el universo de este taiwanés quien, desde los inicios de su carrera, tuvo claro que los libros ilustrados no sólo debían ser leídos por niños sino que también podían atraer a los adultos si trataban temas de interés general. El título de la muestra precisamente hace referencia a las cosas que la realidad no nos deja ver, ya que lo esencial no es lo que aparentemente vemos.

Así, Jimmy Liao, que utiliza básicamente acuarela, acrílico y rotulador en sus obras, nos presenta historias repletas de sentimientos y color, que a su vez vienen cargadas de cruda realidad ya que ahonda en temáticas como los miedos, la soledad y la pérdida. Entre las situaciones negativas y positivas se encuentran los sueños, los recuerdos y los deseos que el autor emplea como fase transitoria que desdobla la vida real para alcanzar un plano emocional liberador. Son obras que además necesitan ser miradas varias veces ya que en cada ocasión aparecerán detalles nuevos.

Cabe destacar que muchos de los escenarios del autor son recurrentes, desde la ciudad, los tejados, el bosque, el cielo, el mar, los jardines hasta los laberintos, todos ellos lugares que permiten a Jimmy Liao crear escenografías cargadas de simbolismo.

En el mismo museo, hasta el 1 de marzo se puede visitar “I00II arqueología futura” de Laramascoto que es el colectivo formado en 2007 por los artistas Santi Lara y Bea Coto quienes combinan en su trabajo elementos del mundo gráfico manual con las nuevas tecnologías. De hecho, ya en el título esta exposición juega con la idea de una fecha lejana expresada en clave de lenguaje binario de programación, invitándonos a mirar nuestro presente con la perspectiva hipotética de los tiempos por venir.




La tercera exposición que quiero recomendar se titula “¡Cuidado! Están vivos y sueltos” y aunque es muy breve considero que merece la pena detenerse unos minutos a contemplar esta selección de historias inmortales que han cambiado su piel, descubriéndonos una nueva dimensión de su singular naturaleza.

Esta muestra reúne una selección de ilustraciones de cinco artistas actuales que forman parte de la colección Clásicos ilustrados, publicada en España por Edelvives. La exposición se inicia con la reinvención de “El mago de Oz” de la mano de Benjamin Lacombe a partir de una versión libre de Sébastien Perez sobre la novela de L. Frank Baum. El autor, que trabaja en una visión verdaderamente personal y subjetiva, nos invita a soñar sobre todo con su particular versión de Dorothy, recortada sobre un inmenso campo de amapolas rojas.

La muestra sigue su recorrido con la obra de Justine Brax en la que destacan los retratos de su interpretación gráfica de “Las aventuras de Pinocho” donde juega con la luz y las transparencias para otorgar al protagonista un alma étnica y tribal. Se produce por tanto la reinvención gráfica del personaje de su libro de cabecera. Cabe destacar que esta parisina nacida en 1979 se formó como artista plástica en la Escuela Nacional Superior de Artes Decorativas de París (ENSAD) y en la actualidad combina la ilustración con la docencia en Comunicación Visual.

Por su parte, Marco Mazzoni, nacido en 1982 en Tortona (Italia) nos presenta a “Pulgarcita”, la diminuta protagonista de Hans Christian Andersen nacida de una semilla de cebada mágica que hoy forma parte de la memoria universal. Y lo hace siguiendo su propio estilo que se basa en la representación de elementos de flora y fauna que se superponen a otros seres vivos colocados en el centro del dibujo.

En el caso de Alessandra Maria, nacida en 1989 en Seattle, expone su trabajo sobre “Piel de Asno” de Cecile Roumiguiere. Su obra destaca por la delicadeza y la elegancia en la que conviven técnicas tan variadas como el fotocollage, la tinta, el carboncillo o el uso de pan de oro. Por último, Yvan Duque nos toca la fibra con sus vistosas y coloridas ilustraciones de “El maravilloso viaje de Nils Holgersson a través de Suecia”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario