viernes, 29 de diciembre de 2017

Artículo: abusos sexuales en Hollywood

¿Hasta dónde vamos a llegar?


PAULA OLVERA- 2017 está llegando a su fin y siempre será recordado por la oleada de denuncias que puso en jaque el glamour de la industria hollywoodense. La pesadilla comenzó a raíz de los escándalos de abusos sexuales que hace escasos meses sacudieron al magnate Harvey Weinstein y que ahora sobrevuelan a otros grandes nombres, desde productores hasta actores pasando por guionistas y directores. Nos encontramos ante un problema muy grave, hasta ahora velado, que demuestra que todavía tenemos mucho que avanzar a nivel mundial para acabar con esta lacra. La pesadilla experimentada por cientos de personas durante las últimas décadas debe servir como lección a los coetáneos para que ningún sector de la sociedad vuelva a experimentar abusos.

Salma Hayek, Kate Beckinsale, Rose McGowan, Kate Winslet y Jessica Chastain son algunas de las actrices que han denunciado las conductas inapropiadas de Harvey Weinstein. El primer golpe del poderoso productor fue la expulsión de la Academia de Cine de Hollywood. Sin embargo, ¿qué hay peor que tu nombre sea deshonrado? Se trata de un terrible dato en la biografía que quedará para la eternidad. Y es que puedes formar parte de una película de dudosa calidad y mejorar en la siguiente, pero un escándalo de este tipo no se puede borrar así como así del historial.

Una de las primeras consecuencias de estos escándalos por abusos sexuales en Estados Unidos ha sido la paralización de proyectos. Por ejemplo, Amazon tomó la decisión de cancelar la nueva serie que estaba preparando David O. Russell, y que protagonizaban Robert De Niro y Julianne Moore, porque Harvey Weinstein era el productor.

Asimismo, Netflix ha decidido que “House of cards” estrenará una temporada más corta de lo habitual, centrada en el personaje interpretado por Robin Wright y, sobre todo, sin su estrella Kevin Spacey. En este caso, el actor Anthony Rapp dio la voz de alarma sobre la inadecuada conducta de este grande de la industria que intentó propasarse con él cuando todavía era menor de edad.

Las actrices y guionistas de “One Tree Hill” también han denunciado públicamente las conductas inapropiadas del creador de la serie, Mark Schwahn. Asimismo, Ed Westwick, el actor que encarnó a Chuck Bass en “Gossip Girl” ha sido acusado de abusos sexuales por varias mujeres y la cadena BBC ha decidido aplazar el estreno de la serie en la que participa titulada “Ordeal by Innocence”.

Aunque toda persona es inocente hasta que se demuestre lo contrario, lo cierto es que Dustin Hoffman y John Lasseter, el gurú de la animación de Disney, también han sido señalados en los últimos meses. Steven Seagal se ha encontrado asimismo contra las cuerdas a raíz de las duras declaraciones de la intérprete Julianna Margulies que ha recordado una proposición indecente por parte del actor en 1991. Un testimonio que se acerca a los expresados por la periodista Lisa Guerrero y la intérprete estadounidense Jenny McCarthy que también aseguraron que este referente de 65 años no es trigo limpio.

Gary Goddard, director de “Masters del universo”, también ha sido denunciado, entre otros, por el actor Anthony Edwards. Por su parte, Max Landis, el guionista de la recién estrenada “Bright” e hijo del director John Landis, ha sido acusado por la actriz Anna Akana y por la creadora de videojuegos Zoe Quinn nuevamente de abusos sexuales. Una lista que, desde luego, no deja de crecer.

Las redes sociales tienen muchos detractores que las consideran herramientas de doble filo, pero en esta ocasión han servido como verdaderas plataformas de denuncia. De hecho, se han utilizado para iniciar un poderoso movimiento, liderado por la que fuera actriz de “Embrujadas” Alyssa Milano. Así, el hashtag #MeToo se ha convertido en un altavoz público para que muchas víctimas puedan denunciar los abusos.

La pesadilla sufrida en Hollywood por cientos de rostros conocidos lleva a reflexionar sobre el silencio en España dentro del mundo televisivo y cinematográfico. ¿De verdad que ninguna gran estrella se ha visto en esta situación? Una de las pocas actrices que ha dado la cara ante esta terrible circunstancia ha sido Leticia Dolera a través de un artículo publicado en eldiario.es.

El pasado no se puede cambiar, pero sí aprender de él y no callarse ante las malas conductas a partir de ahora. Ojalá que estos abusos de poder no se vuelvan a repetir y la industria del cine vuelve a brillar únicamente por el talento y buen hacer de todos los que la componen. Y, sobre todo, que especialmente las mujeres no se acostumbren a vivir con miedo. Ese es el mejor deseo que podemos pedir al 2018.

No hay comentarios:

Publicar un comentario