miércoles, 18 de octubre de 2017

Reportaje: medios culturales españoles

Una ventana abierta a la cultura

PAULA OLVERA – A finales de 2015 se celebró el cuarenta aniversario de la revista Guía del Ocio que lleva décadas sirviendo en bandeja de plata el entretenimiento. Mucho ha llovido desde su creación, pero con cada publicación semanal se demuestra que la cultura, a pesar de los tiempos que corren, sigue siendo necesaria para los ciudadanos y debe estar al alcance de todos. Este medio no es el único español que apuesta por trabajar con tesón para ofrecer las últimas novedades del cine, teatro, música o arte, entre otros. Cientos de redactores se han especializado en este ámbito que siempre ha permanecido en la cuerda floja. No obstante, os ofrezco esta ruta de calidad por muchos medios de papel que siguen sobreviviendo. Imposible quedarse sin plan para este fin de semana. 


En la actualidad existen numerosos medios englobados dentro del ámbito cultural porque la cultura en sí misma es un concepto muy amplio que abarca desde las principales artes hasta los viajes o la gastronomía. Estas informaciones se pueden agrupar desde las que se especializan según el público al que se dirigen, el cual puede ser masivo o más selectivo, hasta las publicaciones acerca de una temática concreta.

El fallecimiento de Francisco Franco el 20 de noviembre de 1975 supuso el camino hacia la Democracia y la libertad de prensa. Precisamente, tan sólo un mes después de esta muerte, nacía la revista Guía del Ocio que desde sus inicios tuvo que hacer frente a la censura propia del momento histórico que estaban viviendo los españoles. Los encargados de fundarla fueron el empresario, y actual presidente del Real Madrid C.F., Florentino Pérez, y el productor cinematográfico José Miguel Juárez.

Desde la primera publicación se ha comercializado en los quioscos en versión papel hasta que en el año 2000 se estrenó en un nuevo soporte. Y es que el uso creciente de Internet ha modificado la manera de entender la revista, creando nuevos puestos con profesionales más especializados. De igual manera, en el año 2005, se produjo otra transformación que marcaría el rumbo de la revista para las próximas décadas. A partir de ese momento, se comenzó a editar en color con el objetivo de adaptarse a los nuevos tiempos. Otro de los retos más importantes en la empresa tuvo lugar en 2008, año en que se lanzó la revista Guía del Ocio Niños, especializada en ocio cultural infantil, que actualmente ha modificado su nombre a Lola La Mota. En marzo de ese año comenzó a editarse con gran entusiasmo el primero de los números del denominado inicialmente El Madrid de los Niños donde los pequeños de la casa continúan teniendo su espacio propio.

Además del citado medio existen otras guías como Prográmate que precisamente ayudan a programar el ocio y hacer más accesible la cultura a los lectores. Se trata de un público muy amplio ya que está dirigido no sólo a los propios residentes madrileños sino a los extranjeros que visitan la capital o a los ciudadanos de otras comunidades autónomas que se acercan atraídos por la amplia oferta cultural.

En el sector musical, descubrimos una amplia oferta para compartir. Mondo Sonoro es un referente en cuanto a las noticias sobre música independiente se refiere. Su agenda de conciertos además es muy popular en la versión online. LH Magazin también reivindica su hueco en este terreno un tanto pantanoso ya que hay un montón de estilos musicales, bandas y cantautores y, muchas veces, resulta dificultoso discernir entre tanta variedad así como sacar adelante el siguiente número. Prueba de ello fue el cese de la versión española de la revista estadounidense Rolling Stone que tenía una periodicidad mensual y destacaba por la amplia información musical, aunque también se acercaba a otros ámbitos similares, a través de enfoques diferentes y entrevistas en profundidad.

Dentro del panorama musical existe una vertiente que evoca a antigüedad. Para todos los amantes de la música clásica existen revistas que abordan las últimas novedades al respecto. Una de las más populares es Ritmo en la que se lleva trabajando desde el año 1929. También destaca Scherzo que fue fundada en 1985 y que incorpora la ópera, género que cada vez tiene más adeptos. Por su parte, los fanáticos del hard rock encontrarán todo lo que deseen en la revista mensual Metal Hammer. ¿La conocíais?

Los cinéfilos también tienen un espacio asegurado en los quioscos. Editada cada mes Cinemanía se alza como una de las revistas de referencia en el Séptimo Arte. En esta publicación se ofrecen noticias y singularidades sobre cine cuya difusión media es desbancada por su principal competidora Fotogramas, que ya únicamente en Twitter la supera en número de seguidores. Esta revista, que pertenece al grupo editorial Hearst Magazines, incluye críticas sobre los estrenos cinematográficos del mes, entrevistas, reportajes y noticias tanto nacionales como internacionales. Además, en ella también tiene cabida los estrenos en DVD y Blu-ray.

En los últimos años las artes escénicas han experimentado un auge y un mayor interés por parte del público. Por ello han ido surgiendo publicaciones en papel, normalmente semanales o mensuales, que espetan todo lo referido al arte dramático. Una de las pioneras es la revista Teatros que, como su propio nombre indica, se centra en exclusiva en todo lo que ocurre entre bambalinas.

El arte también ha ganado numerosos adeptos, existiendo grandes revistas dedicadas a esta rama cultural. Las más conocidas, quizás, son Descubrir el Arte y la Revista de Arte –Logopress, un auténtico diario artístico con información y colaboraciones especializadas en el mundo de las exposiciones y de las subastas.

En un estilo totalmente diferente a los anteriores nos encontramos con la revista Jot Down que fue editada por primera vez en mayo de 2011. Se trata de una cabecera con una línea muy específica y novedosa donde tiene cabida la divulgación de las letras y el entretenimiento.

La cultura también está presente en forma de sección en los periódicos más generalistas. Un ejemplo es el diario 20 minutos que otorga una gran importancia a este ámbito y, más en concreto, a las secciones de música y cine. Algunos periódicos nacionales, además de incorporar la sección cultural propiamente dicha, optan por lanzar suplementos como es el caso de Babelia que pertenece a El País o El Cultural, de su competidor El Mundo. Este periódico edita asimismo La Luna de Metrópoli, una revista semanal que tiene como principal rival a la citada Guía del Ocio ya que en este caso también se trata de una agenda con la programación de los principales teatros y salas de cines. El ocio está servido en este medio, eso sí, con un tamaño superior al de bolsillo.

La cultura también encuentra su hueco en revistas más específicas que están dirigidas a un sector más concreto de la población, que no sólo tiene que estar interesado en la propia cultura sino también en un área temática ciertamente profesionalizada de este ámbito. Entre estos medios, por ejemplo, nos encontramos con  las revistas Leer y De Libros que están orientadas a profesionales de la Literatura. La primera se fundó en 1985 aunque, unos años más tarde, en 1998, fue relanzada por el escritor José Luis Gutiérrez. De Libros, por su parte, transmite la opinión cultural desde 1996.

En un escalón superior a las revistas profesionales nos encontramos las denominadas revistas especialistas que están destinadas a un público muy reducido y dedicado a la investigación cultural. Estos medios son difíciles de comprender en determinados sectores poblacionales por su vocabulario tan específico. Por tanto, su comprensión no está al alcance de cualquiera. Un ejemplo es Clarín, una revista de nueva literatura que mantiene una periodicidad bimestral.

No hay que olvidarse tampoco de todas aquellas revistas institucionales o corporativas como es el caso de Mercurio o La Academia que es la revista oficial de la Academia de las artes y las ciencias cinematográficas de España y, lógicamente, versa principalmente sobre cine español.

La información cultural impresa normalmente se financia a través de la publicidad ya que por ella misma no reporta el dinero suficiente como para mantener a un medio. Y es que la recaudación por ventas cada vez contribuye menos al total de los ingresos. No hay más que ver cómo, de un tiempo a esta parte, se ha producido una caída de los suplementos al igual que de las revistas. Afortunadamente al menos Internet ha aumentado su presencia en estos últimos años, quizás haciéndole una dura competencia a estos medios de papel que incluso se han visto condenados a cerrar para publicar su información únicamente online. 

De cualquier manera, al menos los medios citados han sobrevivido con un sello personal y único, luchando por elevar la cultura al lugar que se merece. A pesar de la crisis, y de la consecuente reducción de plantilla en muchas empresas, los redactores deben seguir entusiasmados con su labor para que los lectores continúen comprando todos estos productos de calidad que tanto miman en su proceso. Así que ya sabéis, cada semana tenéis una nueva cita cultural patrocinada por todos aquellos medios que han superado las trabas y continúan apostando por el papel como fuente de conocimiento.  

No hay comentarios:

Publicar un comentario