miércoles, 9 de agosto de 2017

Crítica: película “Wonder Woman”

Heroínas al poder

PAULA OLVERA- De amazona a superheroína. Esta es la transformación que experimenta la protagonista de “Wonder Woman” en la nueva película de Patty Jenkins. La directora nos acerca a este mítico personaje femenino de DC Cómics que es cabalmente interpretado por la actriz israelí Gal Gadot. La película, distribuida por Warner Bros, cuenta además con una villana que también es mujer y que, para más inri, es española. Se trata de la intérprete Elena Anaya que da vida a la Princesa Maru, alias Doctor Poison. Todas ellas, al unísono con el resto del elenco, nos envuelven en una producción donde la acción, la aventura, la mitología, el amor y las risas están aseguradas. Con estos ingredientes, la felicidad de los espectadores está garantizada por dos horas y veinte.

Una producción a la altura de un personaje como La Mujer Maravilla. Así es el nuevo trabajo de Patty Jenkins. La directora estadounidense se ha convertido en la primera mujer al frente de una gran superproducción en Hollywood y eso es romper moldes. A partir de ahora ya puede presumir de haber logrado una película que se ha convertido en un éxito mundial. “Wonder Woman” llega además en un momento cumbre para esta heroína de cómic ya que el pasado año celebró el setenta y cinco aniversario desde su primera aparición.

DC Cómics fue la editorial que vio nacer a esta luchadora creada por el psicólogo William M. Marston tras inspirarse en la enfermera Margaret Sanger quien, entre otras hazañas, creó la Liga americana para el control de la natalidad. Desde ese momento, La Mujer Maravilla se ha concebido como un icono feminista que pelea por la igualdad entre hombres y mujeres. Así, el respeto y la justicia se encuentran entre los principales valores que ha transmitido a lo largo de las décadas.

Esta heroína se ha convertido por tanto en un fenómeno y símbolo de la cultura puesto que se ha explotado en numerosas ocasiones y formatos. El primer intentó de adaptar “Wonder Woman” al medio televisivo fue en 1967, sin embargo, fue la actriz Lynda Carter quien elevó a este personaje a otra categoría en la década de los setenta del pasado siglo. La princesa Diana de Themyscira también tuvo su gloria en la gran pantalla como secundaria en la película “Batman v Superman” de 2016. Claro que, nada comparable con la adaptación de Patty Jenkins.

La directora ha querido respetar los orígenes de esta heroína en “Wonder Woman”. La película precisamente incide mucho en sus inicios y en cómo, poco a poco, empieza a conocer su superpoder que le trae verdaderos quebraderos de cabeza al principio de la producción puesto que no entiende su alcance. La vida de Diana cambia radicalmente cuando conoce a Steve Trevor, un piloto estadounidense que trabaja como espía para el Reino Unido, y que se estrella en la isla donde vive la protagonista.

La primera vez que ve a un hombre se cuenta con especial emoción. El actor Chris Pine, de hecho, cumple una doble función en esta historia puesto que acaba enamorando a la protagonista, pero también es el encargado de darle a conocer los estragos causados por la Primera Guerra Mundial. La Mujer Maravilla jamás busca la violencia, se concibe como un personaje bondadoso que no espera nada a cambio, sin embargo tendrá que hacer frente a los villanos que amenazan la felicidad de la mayoría.

Si la protagonista supuso en su día una gran revolución porque se había creado una heroína equiparable a Spider-Man o Superman, la villana también tiene su legión de seguidores. La actriz española Elena Anaya se mete en la piel de la Princesa Maru que es un personaje secundario con gran relevancia en esta historia. Una historia trepidante que nos recuerda que todos, de una u otra manera, debemos hacer algo por mejorar el mundo. Y hasta aquí puedo leer.

No hay comentarios:

Publicar un comentario