viernes, 17 de marzo de 2017

Crítica: obra “The hole zero”

El espectáculo más transgresor


ANA HERNÁNDEZ - “Porque antes de entrar en el agujero, alguien tuvo que abrirlo”. Así es el lema de la precuela que ha revolucionado el mundo del espectáculo nacional: The Hole Zero. Actualmente protagonizado por Mariola Fuentes como maestra de ceremonias, y Noelia Pompa como Conchi (su conciencia), esta increíble representación nos acerca al fin de año de 1979. Concretamente nos aproxima al despertar de la fiebre de la música disco en Studio 54, la mítica discoteca neoyorquina de la época. De esta manera, los espectadores viajarán al origen de esta rompedora saga de shows que comparten su propia filosofía vital donde la diversión y la libertad se dan la mano. ¿Estáis ya preparados para disfrutar de una nueva historia? Aviso: las noches en la capital ya no volverán a ser las mismas.

Esta tercera entrega de la saga The Hole, por la cual ya han pasado más de millón y medio de personas en diferentes países del mundo, llega al Teatro Calderón de Madrid para transportarnos a los años setenta con un impresionante espectáculo que combina humor, música, cabaret, striptease y vertiginosos saltos en el aire por parte de acróbatas, funambulistas y equilibristas.

La obra refleja la época de la liberación sexual en Nueva York donde se comenzaron a dejar de lado determinados prejuicios, donde surge la música disco y donde predomina el “sexo, las drogas y el rock and roll”. Entre canción y canción destaca el humor y las arriesgadas actuaciones de sus protagonistas que se atreven a caminar a través de una finísima cuerda, a volar por los aires o a girar en ruedas gigantes a varios metros de altura. Además de todo ese humor, diversión, locura desatada y espectáculo, también se esconden diferentes dramas humanos.  

La dulce y encantadora voz de Marta Ribera (la diva que acompaña a la maestra de ceremonias), que se convierte en la protagonista de los cambios de giro del show, le da ese toque de melancolía y nostalgia al espectáculo y sirve además como muestra de las dificultades por las que pasaba la humanidad en esa época.

Toda esta combinación de factores hace de The Hole Zero un espectáculo único el cual puede verse sin necesidad de conocer las anteriores entregas. Transporta a sus espectadores durante más de dos horas a una época mágica que puede vivirse en propias carnes a través de The Hole Experience si decidís sentaros lo más cerca posible del escenario. Allí os harán partícipes de la representación de la manera más atrevida posible y podréis disfrutar en vivo de Studio 54. ¿Os atrevéis a entrar en el agujero?

No hay comentarios:

Publicar un comentario