sábado, 11 de febrero de 2017

Reportaje: Los hábitos a la lectura de los españoles según el CIS

Sólo uno de cada tres españoles lee y los que leen siguen prefiriendo el papel antes que el libro electrónico

VÍCTOR H. OSPINA- Hay pocas cosas que el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) no pregunte a través de las encuestas. Y los hábitos de lectura de los españoles no iban a ser menos. Según el barómetro de septiembre de 2016, un 36,1% no leían nunca o casi nunca. ¿Los motivos? Un 42,3% respondió que “no les gusta, no les interesa”. Un 22% por la falta de tiempo mientras que un 16,5% prefiere emplear su tiempo en otro tipo de entrenamientos. ¿Es mucho o poco? Un 69,4% de los 2.483 encuestados considera que los españoles leen poco, frente al 17,1% que dicen que leemos mucho o bastante. Aunque creen que se lee bastante menos que hace diez años, al menos un 28,4% lo piensa. Un 26,3% que se lee más o menos igual y un 27,2% que se lee bastante y mucho más.


Un 28,6% de los españoles lee todos los días. Un 14,6% una o dos veces por semana. Un 12,8% alguna vez al mes. Leen para disfrutar y distraerse (un 59,7%) y para estar informados (un 14,1%). Un 12,3% lo hace para aprender cosas nuevas y mejorar su cultura. Ahora bien, ¿cuánto libros compran aquellos que confiesan invertir su tiempo en la lectura? Un 40,7% de españoles ha comprado de dos a cuatro libros en el último año. Un 21,3% entre cinco y ocho. Un 24,4% ha comprado más de nueve libros.

¿Dónde leemos y qué generos son los preferidos?

Los que reconocen en la lectura un hobby aseguran que leen con mayor frecuencia en su casa (89,8%). Un 3,9% dice que lee en el trabajo; un 2,4%, en espacios públicos; un 1,2%, en el lugar de estudio. La novela histórica es la que más aceptación tiene (23,8%). Le sigue la novela en general (19,5%). Muy lejos, la novela de aventuras (8,9%) y la ciencia ficción (5,8%). Los géneros menos elegidos: poesía (1,2%), de viajes (0,9%), teatro y tebeos (0,4%).

¿Qué criterios seguimos para elegir un libro?

Un 26,5% sigue la recomendación de familiares y amigos. La opinión de los profesores y/o profesionales así como las críticas y la publicidad son tenidas en cuenta por un 3,8% y un 3,5% respectivamente. Sólo un 1,7% sigue las recomendaciones de los libreros.

Pero a la hora de leer, nos basamos en nuestro propio criterio. Así ha respondido el 60,7% de los encuestados. Y de entre toda la colección de libros que podemos encontrar en el mercado, tenemos  en cuenta el autor/a (20,3%) y, principalmente, el género y el tema (61,1%). El 9,1% se basa en el resumen o comentario de la contraportada. Y sólo un 0,3% mira el precio.

Los primeros libros, por obligación

El CIS también ha preguntado por el rol de los padres, amigos y profesores a la hora de incitar la lectura entre los adolescentes y los niños. Un 44,5% de los entrevistados ha respondido que a menudo “en el colegio o instituto los profesores/as le obligaban a leer”. Pero también en los mismos centros escolares, un 41,4% ha asegurado que a menudo “los profesores/as le animaban a leer”. A la pregunta de si sus padres le leían cuentos o libros, un 38,5% de los encuestados ha respondido que nunca.

¿Qué piensan los españoles del libro digital?

Ríos de tinta se han usado para asegurar que la lectura en formato digital le restaría lectores a los formatos en papel. Pero, con el paso de los años, ha quedado en evidencia que la irrupción del digital no ha supuesto el final del libro de papel. Al menos de momento.

Un 62% de los encuestados no ha leído nunca en formato digital. A la hora de elegir un formato, el 78,6% lee principalmente libros en papel. Cuando los entrevistadores preguntaron si leerían en formato electrónico en un futuro, el 46,6% ha respondido que creía poco o nada probable hacerlo, mientras que un 45,6% sí lo ve más factible. Y no ha sido por desconocimiento sobre estos dispositivos. A la pregunta “¿Ha oído hablar o sabe usted qué es el libro electrónico o e-book?" un 83,9% ha contestado que sí lo conocía. Sólo un 16.1% respondió que era la primera noticia.

La encuesta del CIS refleja que los lectores consideran que ambos formatos convivirán (42,2%). Un 31,7% cree que “la mayor parte de los libros serán electrónicos y habrá muy pocos libros impresos en papel”.

Analicemos para terminar qué formato elige la población lectora más avezada. Los datos reflejan que el papel es el favorito, pero las diferencias son escasas. En cuanto a los que tienen más de doscientos libros: un 16,7% de los que leen en papel dicen que tienen esta cantidad en su casa; un 15,3% asegura que los tiene en e-book. Entre los que tienen entre cien y doscientos: un 14,5% tiene libros en papel frente al 5,3% que tienen libro electrónico. En cuanto a los que tienen entre cincuenta y cien: un 20% tiene libros en papel frente al 11,1% que tienen digital. Por último, los que tienen entre veinte y cincuenta: un 20,2% afirma tener estas cantidades de libros en papel en su casa. Son cinco puntos más que los que tienen digital: 15,6%.

Evidentemente, los datos reflejan que el formato papel sigue siendo la primera opción a la hora de leer. Pero las cifras del e-book no son nada desdeñables: la lectura en formato electrónico es una opción real entre quienes son verdaderos fanáticos de este hobby. Sólo hay un 1,4% de diferencia entre los lectores con más de doscientos libros.

Fuentes: 

-Centro de Estudios Sociológicos: Los datos han sido extraídos del Barómetro del CIS realizado entre el 3 y el 12 de septiembre de 2016 (estudio 3149). Los investigadores hicieron 2.483 entrevistas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario