viernes, 23 de diciembre de 2016

Crítica: película “Villaviciosa de al lado

La avaricia rompe el saco


PAULA OLVERA- El último taquillazo español del año se llama “Villaviciosa de al lado” y reúne a los grandes rostros de la pequeña y gran pantalla nacional. Una película muy coral, dirigida por Nacho G. Velilla, propicia para estos días de ambiente festivo en los que la mayoría se conforma, un año más, con tener salud porque lo de ser millonario se ha vuelto imposible. Todo lo contrario sucede en el ficticio pueblo que centra esta comedia ya que sus habitantes han sido agraciados con la lotería de Navidad. El Gordo ha quedado muy repartido entre los vecinos que frecuentaban el club de alterne, el problema es que nadie se atreve a cobrar el premio por el qué dirán. ¿Romperá la avaricia algún matrimonio? ¿Cambiará el dinero la historia de este pueblo? La respuesta son noventa minutos.

El Sorteo Extraordinario de Navidad ha convertido el 22 de diciembre en uno de los días más populares en el calendario de España. El país entero se sube al carro de la ilusión compartida y la esperanza porque el premio haga realidad los sueños y deseos de miles de personas. ¿Alguna vez os habéis replanteado hasta qué punto cambiaría vuestra vida si os convirtierais en los nuevos agraciados? Seguro que la mayoría ya estáis pensando en tener un poco más de suerte el próximo sorteo, aunque el día después de la lluvia de millones también sirve como reflexión sobre un futuro opulento que solucione todos los problemas actuales y, sobre todo, como preludio a las fechas navideñas más señaladas.

El director Nacho G. Velilla parece haber aprovechado diciembre, y todo lo que conlleva la llegada del Gordo, para estrenar “Villaviciosa de al lado”, una comedia que hace millonarios a sus protagonistas de la noche a la mañana y, claro, la avaricia hace acto de presencia rápidamente. Cientos de espectadores ya se han sentido atraídos por la trama de esta película, ha sido todo un acierto presentarla en salas durante este mes tan festivo. Sin embargo, no todas las producciones españolas que incluyen una temática asociada a la Navidad, directa o indirectamente, se estrenan a finales de año, prueba de ello es “Cuerpo de Élite”, de este mismo 2016, que en su historia tenía muy presente el reloj de la Puerta del Sol el 31 de diciembre.

Desde su debut, el pasado 2 de diciembre, se han criticado bastante determinados diálogos de “Villaviciosa de al lado” por estereotipados. No obstante, hay que tener en cuenta que la pretensión principal de una película de este género es provocar el mayor número de carcajadas en tiempo récord. Y, más allá de esto, utilizar la comedia como crítica social. Nacho G. Velilla ya tiene sobrada experiencia en este campo, lleva numerosos trabajos a su espalda, tanto en cine como en televisión, se nota que busca que la sociedad se ría de sí misma porque burlarse también ayuda a mejorar.

Para esta misión cinematográfica el cineasta ha encomendado la participación a los mejores en este ámbito. Un reparto encabezado por Carlos Santos, Jorge Asín, Boré Buika, Antonio Pagudo, Arturo Valls y Leo Harlem. La actuación de este humorista prima, ha vuelto a demostrar que su terreno se amplía allende de los monólogos y que delante de la cámara se desenvuelve estupendamente. Hay que destacar además los papeles de Jon Plazaola y Salva Reina, su sintonía se hace patente después de haber trabajado juntos anteriormente en la serie de televisión “Allí abajo”. Lo mismo ocurre con Belén Cuesta y Macarena García quienes, aunque no tengan una secuencia específica que las una especialmente, compartieron cartel en el musical de moda, “La Llamada”. Parecía que los hombres venían pisando fuerte, pero el resto de las actrices no se quedan rezagadas, Carmen Machi, Yolanda Ramos, Carmen Ruiz, Goizalde Nuñez y Corinna Randazzo, entre otras, están listas para sorprenderos. No obstante, el toque tierno en las interpretaciones lo aportan Miguel Rellán y Tito Valverde que tienen papeles secundarios, pero fundamentales para comprender la vida en un pueblo.

Precisamente “Villaviciosa de al lado”, además de un chute de risas y buen rollo para combatir estas primeras jornadas de invierno, nos propone un recorrido visual por la vida en los pueblos, con sus tópicos y sus verdades. La paz de pasar los días en un ambiente tranquilo, cercano a la naturaleza y alejado de las grandes urbes, se encuentra desequilibrada por los chismorreos con los que hay que cohabitar en los pequeños núcleos de población. Todos los vecinos se conocen entre sí y disfrutan mirando la paja en el ojo ajeno. Estas actitudes se pueden comprobar en la citada producción, donde a veces nada es lo que parece ser. Así que ya sabéis lo que tenéis que hacer si queréis descubrir cómo acaba el enredo que tiene implicado a medio vecindario en esta cinta. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario