domingo, 10 de julio de 2016

Entrevista: Myr Garrido

“Yo quiero, como toda actriz, el Goya”


PAULA OLVERA- Myr Garrido es una actriz granadina que participa en “La sonata del silencio”, nueva serie de Televisión Española cuyo estreno está previsto para el mes de septiembre. La intérprete comenzó a orientar su profesión con veinticuatro años, aunque fue con tan sólo dieciséis cuando realizó un importante casting para “La niña de tus ojos”, de Fernando Trueba. Estuvo a punto de conseguir el papel, pero finalmente Penélope Cruz fue la seleccionada. Myr se formó en la Escuela de Cristina Rota, además de estudiar danza flamenca y ballet con su hermana, la bailaora Eva Yerbabuena. Asimismo, hizo sus pinitos como modelo en la Escuela de Raquel Revuelta. Una actriz todoterreno a la que le encantaría algún día ver cumplido su sueño de recibir un Premio Goya.

P: Formas parte del elenco de “La sonata del silencio”. Cuéntame un poquito de qué va a tratar la serie.

R: “La sonata del silencio” es una serie que está basada en la novela de Paloma Sánchez-Garnica, y trata de dos familias en 1948, de amores, tragedia, y la verdad es que va a ser una serie súper interesante porque está Marta Etura, Daniel Grao, Joel Bosqued… hay un elenco súper guay.

P: Sí, he visto que en el reparto hay un montón de caras conocidas. ¿Tienes alguna anécdota divertida de rodaje que te haya sucedido con alguno de tus compañeros?

R: La última escena que están todos los chicos: Eduardo, Joel, Daniel… Tú imagínate… Es peligroso. Pero muy bien con ellos, trabajar ha sido un placer y se aprende muchísimo. Tengo otras cosas que he hecho pero lo más importante que ahora se emite en Televisión Española es “La sonata del silencio”. También estrené hace poco “Íkaro” que es un largometraje que se grabó en Sevilla, el director es Alfonso Chaves y se estrenó en Canal Sur. Así que ahora va un poco por los festivales a ver qué pasa.

P: Volviendo a la serie, ¿qué me podrías contar de tu personaje?

R: Ella es súper peligrosa (risas). Peligrosa en el sentido de que al hombre que quiere lo embauca porque es súper seductora, súper sexy. Le encanta el sexo y para aquella época no tiene reparos en nada. Todo lo que quiere lo consigue. Y es súper sensual, es la amante del Káiser… y esa soy yo (risas).

P: ¿Tienes algún punto en común con este personaje?

R: Por un lado me siento identificada porque a mí me gusta ser una mujer elegante, me gusta vestir bien y siempre intento ser mujer. Me gusta la sensualidad, ser femenina, y lo he llevado al punto extremo, porque tampoco voy así por mi vida, seduciendo por la calle (risas). Pero bueno, algo siempre llevamos de cada personaje, somos humanos.

P: Como has comentado, la serie está basada en la novela homónima escrita por Paloma Sánchez-Garnica, ¿has tenido la oportunidad de leerla previamente para prepararte tu personaje?

R: La leí antes. Quise leerme la novela para entender un poco más a los otros personajes, por dónde iban, qué referencias podía tener de ellos para así conocerlos un poco más a la hora de actuar.

P: ¿Y nos recomendarías la novela?

R: Súper interesantísima. Además tú ves la novela y dices “Uh que miedo” porque es un libro súper “tocho”, pero te engancha. Al final le terminas.

P: Y respecto a la serie, ¿por qué recomiendas a los lectores de Correveidile que la vean?

R: Porque incluso en aquella época de la Guerra Mundial el amor era tan fuerte que eso se está perdiendo ahora. Yo lo veo y pienso qué pena porque era tan fuerte que se está perdiendo el cortejar a una mujer a escondidas. Ahora todo es más aquí te pillo y aquí te mato (risas).

P: Repasando tus inicios, he leído que descubriste tu vocación de actriz gracias al director Fernando Trueba, ¿cómo fue este momento?

R: Tenía como dieciséis añitos y una amiga de mi hermana cogió una foto del camerino y le dijo “Eva, la voy a presentar a Fernando Trueba que está buscando niñas para una película y quiere caras nuevas”. Total que presentó la foto y me llamaron para el casting. Y yo recuerdo que estaba Alba Molina, Estrella Morente… Y yo le dije a mi madre: “¿Qué hago aquí?”. Sí que había bailado, porque mi hermana tenía una academia y bailaba con ella, pero de ahí no había salido. Hice la primera prueba y me dijeron que tenía que cantar y bailar y yo canté copla porque a mí me encanta la copla como buena andaluza. Me dijo la directora de casting: “Espérate ahí y no te vayas”. Yo veía que todas las niñas se iban y me dijo que Fernando quería hacerme la segunda prueba con separata y que la iba a hacer con Antonio Resines y Jorge Sanz. En el momento que me hizo la prueba me dijo que había otra niña que venía de Nueva York que era Penélope (Cruz) y que estaba entre ella y yo. Y bueno, no hubo la suerte de hacerla, pero estuve a las puertas. Fueron quinientas personas las que pasaron por el casting y nos quedamos a la final Penélope y yo.

P: Después de esta experiencia me figuro que has seguido la carrera como cineasta de Trueba. ¿Hay alguna película suya que te guste especialmente?

R: “El pintor y la modelo” me encanta y “La niña de tus ojos”. Ahora han hecho segunda parte, que ha producido Penélope.

P: La mayoría de los actores que he entrevistado han pasado por la Escuela de Cristina Rota, ¿cuál fue la mayor enseñanza que recibiste en este espacio?

R: La mayoría de la gente dice “Uh, Cristina Rota”. Yo volvería. Yo la verdad cuando me vine a Madrid al manager de mi hermana le dije “búscame la mejor escuela que haya”. Y él me dijo Cristina Rota o Juan Carlos Corazza. Y yo me decanté por Cristina Rota. Yo qué quieres que te diga… es que adoro a Cristina. Otras personas que han pasado por allí dicen que es muy dura.

P: ¿O te gusta mucho o no te gusta nada, no?

R: Exactamente. Es muy dura. Se pasa mucho. Yo mis dos últimos años lloraba por las esquinas, pero te hace fuerte. Eso es lo importante a nivel personal para tus metas, tus luchas. Te enseña a hacerte fuerte y a nivel personal a mí me ha encantado la experiencia y ella es encantadora.

P: Estudiaste además danza flamenca y ballet, ¿hasta qué punto estas disciplinas te han servido en tu desarrollo como actriz?

R: Fíjate que estudiando en Cristina Rota daba muchísimas clases de movimiento corporal y sí que es verdad que si un actor el cuerpo, que es su herramienta de trabajo, no lo tiene preparado y abierto, como se dice, es imposible. Toda mi vida bailando y entendiendo la danza de una forma y ahora lo llevo de otra. Todo sirve en un actor. Todo. Hasta el hombre que veas sentado, porque a lo mejor un personaje es igual que el hombre que estaba sentado aquel día. Todo sirve, es impresionante. Además yo soy súper observadora. A veces me doy hasta asco (risas).

P: Estudiaste estos estilos de baile con tu hermana, Eva Yerbabuena. ¿Qué supone en tu trayectoria y cómo la definirías en su profesión?

R: Mi hermana… ¿qué te voy a decir yo de mi hermana? Luchadora, apasionada por su trabajo… No duerme. Su cabeza siempre está creando. Mi hermana me ha enseñado la disciplina, el trabajo, el no parar, la constancia… Ha sido mi referencia. Yo soy la más pequeña y tengo también un hermano que fue campeón de España en ciclismo. Estudié con ella danza, porque mis padres le montaron una escuela cuando empezaba, y ella daba clases a niños. Yo llegaba del colegio y lo primero que hacía era ponerme mis zapatos de flamenco. Una alumna más.

P: He leído en tu página web que el mejor apoyo, además de tu hermana, es el de tus padres ¿qué supone para ti tu familia?

R: Mi padre es el primero que me dijo que para adelante. Y si uno de los días Dios me da la ayuda y cojo algo quiero dedicárselo a ellos porque han sido los que han estado apoyándome ahí día tras día, y sobre todo ahora. A veces yo les digo “que le den por saco a esto, yo no puedo seguir así” y mi padre no quiere que trabaje de nada más. Mi madre además siempre me ha apoyado porque tengo una niña de catorce años, estoy separada. Yo tuve a mi niña con veintiún años y mis padres han sido mi apoyo porque yo dejaba a mi hija con mis padres. Ellos son mis pies y mis manos. Y mi hija igual.

P: ¿También te apoya mucho la niña en tu profesión?

R: Total. Además es guapísima. Se quiere dedicar a la moda. Ella es la primera que me dice “tú a luchar por lo tuyo” y es bonito porque si tu hija te ve luchar ella va a hacer lo mismo.

P: Precisamente tú también hiciste tus pinitos como modelo en la escuela de Raquel Revuelta, ganando varios concursos. ¿Qué aportó esta profesión a tu vida?

R: Empecé a estudiar con quince años en la Agencia de Raquel Revuelta en Sevilla. Iba todos los viernes, mi padre me recogía del instituto y me llevaba a Sevilla a estudiar toda la tarde y volvía a Granada. Imagínate un año así de viajes todas las semanas. Hice un montón de cosas, a nivel internacional también, desfilé, fotografías, me dio la oportunidad de conocer a Moncho Moreno, el maquillador, un montón de gente que ahora también me la voy encontrando como actriz y, bueno, dos veces o tres representé a España en certámenes internacionales. Fue una etapa de mi vida que pasó y a mí me gusta más lo que estoy haciendo ahora.

P: ¿Cómo aprecias el mundo de la moda y los requerimientos que se les exigen a ciertas modelos en la actualidad?

R: Yo he tenido buena experiencia porque yo tampoco he sido una mujer excesivamente delgada. A mí me gusta la mujer con curvas. Una mujer tiene que ser una mujer y no un palo. Por eso cuando Carlota, mi niña, me dice que quiere ser modelo me da un miedo, porque además ella es un bellezón. Yo me voy por el mundo de la interpretación que es lo que me hace feliz (risas). Amo mi trabajo. Si estoy veinticuatro horas de trabajo es que no me canso, me olvido del mundo. Me olvido hasta de mi hija. A veces digo “qué mala madre soy” (risas).  

P: Como se ha podido comprobar, has tenido incursión en los tres medios, pero a día de hoy ¿cuál llama más tu atención: cine, teatro o televisión?

R: Me gustan los tres. El teatro vives ahí ahora en ese momento del personaje y el público te da la energía para llevar a ese personaje. En el cine yo creo que hay muchos matices, como en la televisión, es como muy rápido. Estás como mucho más preparado para eso, porque entras en el personaje te lo cortan, vuelves a entrar y te lo cortan. Las tres cosas me hacen feliz, pero me apasiona el cine. Yo quiero, como toda actriz, el Goya. En la vida hay que ponerse metas y hay que llegar. Mi meta no es quedarme sólo en España, quiero abrirme puertas internacionales y espero conseguirlo.

P: Claro que sí…

R: Yo creo que cuando una persona sea periodista, sea actor, sea bailarín… pone las ganas, el esfuerzo y va sembrando al final se recoge. Cuesta mucho, esto no es nada de fácil, pero hay que sembrar y hay que luchar por lo que uno quiere. ¿Qué uno pasa hambre? Pues pasa hambre, pero hay que seguir luchando.

P: En el transcurso de tu trayectoria también me ha sorprendido que participaste en un videoclip de AC/DC, ¿cómo surgió esta colaboración?

R: Yo tendría catorce años. Estaba empezando de modelo y fueron a Almería a grabar. Y acabo de hacer un videoclip para Kevin Aranda, un chico que está empezando y creo que tiene una gran proyección. Y a ver si hay suerte. La verdad que cuando ves a una persona que está trabajando, hay ilusión, y te pide por favor que estés hay que hacerlo. Además el tema se llama “Agua” que está muy bien para este verano. Nos lo pasamos muy bien y espero que tenga mucha suerte.

P: Hablando de música, ¿cuáles son tus referencias musicales?

R: Estás hablando con una andaluza (risas). Yo me voy más por el flamenco que lo he tenido en mi casa desde los cinco añitos. Me gusta toda la clase de música, porque adoro escuchar a Yo- Yo Ma, la música clásica, pero me decanto más por el flamenco que ha sido lo que he escuchado en mi casa.

P: Como comentas, eres andaluza, de Granada, ¿qué me podrías destacar de tu tierra?

R: De Granada de cuerpo, alma y corazón. Yo me pierdo en Granada y me voy al mirador de San Nicolás. Adoro mi tierra. Es entrar por Granada y es súper melancólica, súper amorosa. Me encanta perderme por las teterías. Hace poco estuvo Sissi, una actriz cubana que está trabajando mucho en Miami y en Los Ángeles, y adoraba Granada. Granada es una ciudad que como tú vayas vuelves. Y yo cuando entro por Madrid y veo Cibeles es un punto que me da energía. Entonces, como yo digo, el corazón partido entre dos ciudades.

P: De todas formas, también he visto que pasas parte de tu tiempo en Los Ángeles.

R: Sí. Estuve dos años yendo y viniendo de Los Ángeles porque es súper difícil lo del visado y estuve haciéndome un curso en Stella Adler.

P: ¿Y qué tal?

R: La verdad que bien, pero es muy diferente. Yo lo tenía como idealizado. Cuando tú llegas allí dices: “¿Pero esto es Los Ángeles? ¿Esto es Hollywood?”. Pero bueno, que está muy bien para ir, para verlo, y ojalá que vuelva con una peli o con algo interesante. Ahora estoy poniendo mi punto en Italia. Quiero comenzar allí porque además hablo italiano… A ver qué pasa.

P: Entre tanto proyecto, ¿qué es lo que te gusta hacer en tu tiempo libre?

R: Estoy enganchada al yoga. Me aporta concentración, relajación y elasticidad para el cuerpo. La verdad es que se lo recomiendo a todo el mundo.

P: Por último, ahora que ha llegado el verano, ¿cuál es tu plan perfecto?

R; El verano ideal sería que me llegara un proyecto y estar trabajando, pero bueno si no un poquito de playita, de familia, me encanta estar con mis perros en casa. Soy muy tranquila. El deporte, yoga, soy vegetariana…

1 comentario:

  1. Muy buena la entrevista.Ahora sabemos más de tí.Y todo positivo.Logico que tu niña sea un bellezón.Sino no sería tu hija.Muchas gracias por todo lo que nos has contado y que la Sonata del Silencio sea un exito

    ResponderEliminar