domingo, 5 de junio de 2016

Entrevista: Antonio Suárez Moreno

“En estas nuevas canciones va mi vida: mi pasado, mi presente y mi futuro”


PAULA OLVERA- El 22 de febrero de 2014 Antonio Suárez actuó por última vez como bajista de Melocos, el grupo que ha marcado su trayectoria musical y que puso fin aquella misma noche a siete años de éxitos ininterrumpidos. A pesar de que fue el que más tardó en incorporarse a la banda, vivió esta etapa de manera muy natural, dejándose llevar en cada concierto, arropado siempre del cariño de unos seguidores que a día de hoy continúan a su lado. Afortunadamente, para este músico de Villafranca de los Barros, había vida más allá de Melocos. Desde pequeño su sueño era estar encima de un escenario, inquietud que ahora quiere explotar en solitario. Con ganas y confianza para hacerlo realidad, se encuentra dedicado en cuerpo y alma a la composición y producción del que será su primer trabajo como vocalista. 


P: ¿Cómo fueron tus inicios en el mundo de la música?

R: Los recuerdo muy apasionantes... Para mí todo empezó a fraguarse desde niño, cantando en casa con mi hermano mayor a la guitarra. Después llegaron los grupos en mi tierra, donde conocí el bajo, instrumento que marcó la primera parte de mi carrera musical. Con él llegué a entrar en el mundo de la música, de la mano de Melocos. Fueron unos de los mejores años de mi vida, en los que pasé casi de todo: euforia, tristeza, alegría, amores y desamores, éxito y fracaso... Supongo que como en cualquier mundo. Lo único es que éste era en el que yo quería estar.

P: Entonces, ¿de pequeño admirabas esta profesión únicamente o tenías alguna otra en mente?

R: Desde siempre mi sueño más recurrente fue el de estar cantando encima de un escenario... Claro que, a sabiendas de que era un mundo muy difícil, pensé en dedicarme a otras cosas, y alguna vez tuve que hacerlo, no todo va a ser lo que nos gusta en la vida. Al final hay que trabajar de lo que sea, pero sin perder de vista nunca tus objetivos.

P: ¿Cómo ha cambiado tu vida desde que Melocos se separó?

R: Desde entonces, mi vida ha cambiado casi que en todo. Conservo muchas cosas, sobre todo amigos. Fueron muchos años, muchas experiencias con gran intensidad. Prácticamente una vida. Ahora todo está más en calma. Lo único que no cambia son mis ganas y mi convencimiento de  lo que quiero hacer: cantar.

P: ¿Tienes pensado incorporarte a otro grupo como bajista? 

R: Por supuesto, y alguna vez lo hago, de una manera más informal. El bajo es un instrumento que me encanta, es mi instrumento. Pero ahora el cuerpo me pide componer y cantar, tocar la guitarra... De todas maneras, si tengo la oportunidad de hacer una gira con algún grupo tocando el bajo estaré siempre dispuesto.

P: ¿Cómo fue para ti ese último concierto junto a Melocos el 22 de febrero de 2014 en Madrid?

R: Fue bastante duro, la verdad. Por aquel entonces no entendía por qué tenía que acabar. Creo que nunca lo entenderé al cien por cien. Ahora simplemente lo tengo asimilado. Imagina una situación en la que estás haciendo lo que más te gusta en la vida para el objetivo que menos quieres. Demasiados sentimientos encontrados para una noche... Aun así, siempre estaré agradecido por aquellos años, por aquellas personas que me acompañaban y por las que nos seguían.

P: ¿Qué representa Melocos en tu trayectoria profesional?

R: Para mí representa la oportunidad. El trazo del camino del que más aprendí y el que me llevó al ahora... Todo lo que hago y todo lo que soy se lo debo en gran parte a Melocos.


P: ¿Cuál ha sido el mejor momento de tu carrera?

R: Sería difícil enmarcar siete años de carrera en un solo momento... Quizás cuando recibimos los discos de platino junto a Natalia Jiménez a la que tanto debemos. O cuando tocamos en la Plaza de Toros de El Puerto de Santa María, ese día fue absolutamente mágico. O la primera vez en el Palacio de los Deportes, en el Palau o en tantos otros... Después de haber vivido tantos momentos, no podría decantarme por uno solo...


P: ¿Qué relación tienes ahora con tus excompañeros más allá de la música?

R: Ahora las cosas están un poco paradas en ese aspecto. Cada uno está en su camino y con sus canciones. Nunca estaremos tan unidos como entonces, ni tampoco estaremos separados del todo.

P: Aunque tú te incorporaste más tarde, empezasteis muy jovencitos y me figuro que, desde entonces, vuestras inquietudes habrán cambiado, ¿cuáles son las tuyas en estos momentos?

R: En aquellos momentos, por lo menos yo, no hacía mucho más que dejarme llevar... Todo pasó muy rápido como para saber muy bien qué buscabas y qué estábamos haciendo. Pero nada se hace porque sí. Mi inquietud más grande no ha cambiado, esa es la de cantar y  la de ser lo mejor artista que pueda, solo que ahora tengo la oportunidad, las ganas y la confianza para hacerlo. 

P: ¿Hay algún lugar de la geografía española en el que no hayas tocado y te gustaría hacerlo?

R: Me gustaría cantar y tocar en mi pueblo, Villafranca de los Barros. En siete años de carrera con Melocos no nos llamaron ni una vez para ello... Es una cuenta pendiente que tengo y que, un gran día, habré de saldar.

P: ¿Qué representa para ti tu tierra, Extremadura?

R: Es mi vida más allá de todo, de carreras o de momentos, de éxitos o fracasos. Es donde están mis amigos de siempre y mi familia, además de una tierra pura y natural llena de buena gente... Se me llenan  las manos y la boca de palabras bonitas para hablar de mi tierra...

P: En alguna ocasión has comentado en las redes sociales que Zaragoza es tu “segunda casa”, ¿por qué la consideras así?

R: Ha sido y es un lugar en el que he reposado gran parte de mi vida con Melocos... Donde encontré una segunda casa más allá de mi Extremadura. Hice grandes amigos ahí y viví grandes cosas... Hace tiempo que no voy, he de arreglar eso pronto.

P: ¿Qué es lo más bonito que ha hecho una fan por ti?

R: Creo que es algo que orgullosamente puedo decir que han hecho muchas: compartir su tiempo conmigo, crecer conmigo y estar siempre ahí. No concibo nada más grande en la vida...

P: Supongo que además de halagos, también hubo críticas al grupo. ¿Cómo las asimilaste?

R: Cuando uno se atreve a esto sabe a lo que se expone... Nos han dicho de todo, la verdad. Pero siempre tuve claro que creía en lo que hacíamos y, aunque alguna vez te puedas enfadar un poco, no solía darle demasiada importancia a eso. Como dicen por ahí: “Lo importante es que hablen de ti”.

P: Tu excompañero Gonzalo Alcina lanzó una campaña de crowdfunding en 2014 para sufragar los gastos de su primer proyecto en solitario, “Vértigo y tranquilidad”, ¿qué opinión te merece que los artistas recurran a este tipo de financiación?

R: Me parece perfecto que quien crea en lo que hace y quiera llevarlo a cabo tenga esta oportunidad. Igualmente en poco tiempo yo estoy haciendo lo mismo para mi primer disco, aunque intentaré otras vías primero. En estos momentos mi amigo Juan Valverde (exvocalista de "La caja de Pandora") ha estado llevando a cabo una campaña de este tipo y desde aquí aprovecho para animar a todo el mundo a echar un cable a este gran artista.





P: Del disco “Somos”, compusiste “Está claro” y “La chica ideal”. En esta segunda canción se escucha “y, como siempre, me pierdo entre la gente y me siento uno más de tu club de fans”. ¿Te ha pasado alguna vez que la chica que intentabas conquistar tenía demasiados pretendientes?

R: La chica que no tenga demasiados pretendientes es porque no se ha dado cuenta de ello... La mujer es un ser maravilloso.

P: ¿Cómo tiene que ser la “mujer ideal” que conquiste tu corazón?

R: No creo que sea algo de que tenga esto u lo otro... Chicas que me quieran dar cariño las he tenido y las tengo (creo), pero al final es más fácil. La mujer ideal es esa a la que tú le quieres dar ese cariño.

P: ¿Te podrías llegar a enamorar de una fan?

R: Creo que sí... ¿Por qué no?

P: ¿Cuáles son tus proyectos de futuro?

R: Ahora mismo estoy dedicado en cuerpo y alma a la composición y a la producción de lo que será mi primer trabajo en solitario como cantante. Es el sueño de siempre llevado al fin, donde desemboca mi vida después de todo este camino. En estas nuevas canciones va mi vida: mi pasado, mi presente y mi futuro. Espero que pronto lo podamos disfrutar juntos, los que me conozcan ya saben que nos vemos pronto "Donde reine la tibia luz".

P: ¿Qué le pides a lo que queda de 2016?

R: A este año le pido que me siga dando las fuerzas para seguir adelante. Que propicie que vuelva a ver a tantas personas que me han acompañado en esta vida. Que sea bueno con todo el mundo, que de un respiro a todos al fin...

No hay comentarios:

Publicar un comentario