martes, 31 de mayo de 2016

Entrevista: Diego Martínez

“Me gustan personajes que me hagan documentarme sobre ámbitos o mundos que no conozco”


PAULA OLVERA- Legal, trabajador y curioso. Así se define Diego Martínez, un actor que llegó a Madrid dispuesto a luchar por un sueño que, poco a poco, está consiguiendo. Su rostro es ya muy popular entre los telespectadores tras su paso por series de éxito como “Amar es para siempre” o “Rabia”. En el sector cinematográfico también está curtido, ha participado en cintas como “Despedida de soltero” y “Como la espuma”, pendiente de estreno, a las órdenes de Roberto Pérez Toledo. Se aprecia en sus palabras que disfruta con su profesión y, sobre todo, con personajes que le hagan descubrir nuevas sensaciones, como fue el caso de uno de sus personajes, el cual estaba en un psiquiátrico por culpa de las drogas. En esta entrevista Diego nos habla de todos sus proyectos, además de sus aficiones. 


P: ¿Cómo recuerdas el momento en que abandonaste Burgos, y tras pasar por Granada, llegaste a Madrid para luchar por tu sueño?

R: Lo recuerdo como algo difícil en el momento de tomar la decisión, porque todo lo nuevo en cierto modo asusta, pero hoy lo recuerdo como algo maravilloso y me alegro de haber tomado esas decisiones. Cuando llegué a Madrid lo veía todo grande, me sentía perdido, y más viniendo de Burgos o Granada que son ciudades pequeñas. No sabía que podía pasar y eso a la vez de asustado, me tenia despierto, atento.

P: Estudiaste en la escuela de Cristina Rota. ¿Por qué crees que muchos actores deciden comenzar su formación en esta escuela?

R: Creo que muchos de nosotros empezamos allí sólo porque hemos oído o leído cosas de esta escuela, de su forma de trabajar o de los actores que han salido de ella, pero sinceramente creo que uno no entiende realmente lo que es hasta que está dentro. Tienes que tener ganas de enfrentarte a ti mismo, ganas de bucear en tu interior y, sobre todo, ganas de poner tus emociones, tus carencias y tus sentimientos al servicio de una tarea. También tiene que estar la confianza para dejar todas estas sensaciones en manos de un director o profesor. Esto hace que puedan florecer cosas maravillosas. Eso es lo que yo he sentido con Cristina Rota.

P: He leído que te consideras una persona ambiciosa. ¿En qué sentido te defines así?

R: Sí, creo que soy una persona ambiciosa porque siempre quiero mejorar y seguir aprendiendo. La ambición no quiero confundirla con la obsesión, creo que hay una línea muy delgada entre la una y la otra. Me encanta mi trabajo y soy ambicioso en el sentido de que quiero seguir mejorando, trabajar en nuevos y mejores proyectos… En resumidas cuentas, tengo ganas de superarme a mi mismo una y otra vez.

P: Has trabajado en “Amar es para siempre”, ¿por qué consideras que esta serie se está manteniendo tanto tiempo en pantalla?

R: Creo que un ingrediente fundamental de este éxito es que se respeta el gusto de los espectadores. Se ha establecido un código con el público que funciona, tienen una audiencia más o menos fija, y no salen de esos parámetros. El público es lo que quiere ver y ellos, tanto directores como actores y equipo, lo hacen muy bien. Conseguir esa comunión entre producto y público no es nada sencillo. Creo que seguirá teniendo éxito mientras se mantengan así.

P: Has participado en una cinta que lleva por título “Despedida de soltero”, ¿cuál sería para ti la despedida de soltero más divertida?

R: Supongo que la mía, pero aún no lo sé (risas).

P: ¿Hasta qué punto crees que es importante el físico en la profesión de un actor?

R: Es importante, pero no es lo único. Un físico no te hace mejor o peor actor, pero si piden un chico guapo y con buen físico, pues se lo tienes que dar.

P: ¿Practicas algún deporte para mantenerte en forma?

R: Sí. Me encanta nadar y salir a correr. Todos los días procuro hacer deporte porque soy una persona activa y el deporte me deja calmado. También me encanta bailar.

P: ¿Qué ha supuesto en tu trayectoria profesional participar en la serie “Rabia”?

R: Aprendizaje, muchas experiencias nuevas. También me ha dado la posibilidad de que, gente que no me conocía, haya podido ver mi trabajo. Ha sido una experiencia maravillosa de la que siempre estaré muy agradecido.

P: En la serie “Rabia” pasabas por momentos difíciles, ¿alguna vez has experimentado un momento de peligro real?

R: Peligro no, pero decir eso de “cuidado, que aquí puede pasar esto…” pues sí, varias veces.

P: Como ya hemos comentado participaste en “Amar es para siempre”, ¿qué diferencias encuentras entre rodar una serie a diario y otra semanal?

R: Los tiempos de rodaje de cada secuencia. En uno vas a toda prisa y casi sin darte cuenta ya has terminado de grabar una secuencia y empiezas a grabar otra. En la semanal se presta un poco más de tiempo a cada secuencia, a los planos, la luz… Es una forma diferente de trabajar.

P: ¿Qué tiene que tener un papel para que decidas aceptarlo?

R: Es un conjunto de varios factores. Me importa mucho la historia que se quiere contar, y sobre todo, la forma de contarlo. Cuando leo un nuevo personaje siempre intento encontrar cosas que le puedo dar de mí. Me gustan personajes que me hagan buscar sensaciones nuevas, que me hagan desarrollar un trabajo físico, corporal… Personajes que me hagan documentarme sobre ámbitos o mundos que no conozco. Eso me hace crecer y, para mí, es una de las partes más interesantes de nuestro trabajo: buscar, aprender, conocer…

P: Además, has rodado la película “Como la espuma” a las órdenes de Roberto Pérez Toledo, ¿qué me podrías contar sobre este trabajo?

R: Que ha sido un proyecto muy divertido que grabamos en solo cuatro semanas. Un proyecto que me dado la oportunidad de conocer y de trabajar con gente realmente increíble. Hemos tenido muy buen ambiente en el set de rodaje, y fuera de él, y ese buen rollo se respira en la película. Cuando eso ocurre, te llevas algo especial del rodaje y yo, en este caso, me lo he llevado. Ha sido un placer trabajar con Roberto, es una persona con una sensibilidad muy fina, la cual sabe transmitir a sus actores. Tengo muchas ganas de ver la película porque aún no he podido hacerlo.

P: ¿Cuál es el personaje que te ha resultado más difícil interpretar?

R: Un chico que estaba en un psiquiátrico por culpa de las drogas. Hablaba de lo que para él había sido conocer la droga, de que la droga era su amor y que no podía hacer nada contra ello, hablaba de lo que esa relación le había traído. Entrar en el mundo interno de este personaje era algo complicado.

P: El pasado diciembre de 2015 entregaste uno de los Premios 40 Principales, ¿cómo te llegó la noticia de que ibas a ser una pieza importante de la gala?

R: Por medio de mi representante, como muchas de las cosas que hacemos (risas). Fue una gala muy divertida y, la verdad, repetiría sin dudarlo.

P: Me ha llamado la atención leer que eres profesor de salsa. ¿Cómo surgió esta faceta?

R: Bueno, antes de empezar con la interpretación me dedicaba a bailar. ¿Cómo surgió? Por mi hermano mayor. A él le debo muchas cosas y, entre ellas, haberme presentado la salsa. Él salía a bailar y un día fui con él porque iba con chicas muy guapas y yo, claro, tenía 16 años… Empecé a bailar y resulta que me gustaba. Y mucho. Encima no se me daba mal, así que cuando me quise dar cuenta, el baile ocupaba muchas horas en mi día a día y así fue.

P: También tocas la guitarra, ¿qué representa la música en tu vida?

R: No podría vivir sin música. La música está en todos los momentos de mi vida, cada momento tiene su estilo, su cantante… Es una forma de expresión, también busco refugio en ella… Me atrevo a decir que la música es una de mis mejores amigas.

P: ¿Qué otras aficiones me podrías contar?

R: Pasar un buen rato con mi familia, salir con mi pareja y con mis amigos, que por cierto, son un desastre, pero eso les hace especiales y por eso les quiero (risas). Comer una buena carne a la parrilla, hecha en una buena terraza, con una buena copa de vino en la mano y buena música de fondo. Y me encantan los deportes de riesgo y viajar. Adoro viajar.

P: ¿Cómo te defines a ti mismo en tres adjetivos?

R: Legal, trabajador y curioso.

P: ¿Con quién te harías ahora mismo un selfie?

R: Con mi hermano pequeño que está viviendo en Estados Unidos.

P: Por último, ¿qué proyectos tienes para este año?

R: Una película que estrenar, “Como la espuma”, y otra que grabar, aunque no puedo contar nada sobre este proyecto. Y estoy esperando respuestas para una obra de teatro…

No hay comentarios:

Publicar un comentario