viernes, 11 de marzo de 2016

Crítica: obra “Te elegiría otra vez”

“Siempre hay un roto pa un descosío”


PAULA OLVERA/AURORA SALVO- El Pequeño Teatro Gran Vía de Madrid acoge de viernes a domingo la obra “Te elegiría otra vez”, protagonizada por Paula Prendes, Angy Fernández, Nene y Óscar Reyes. Cuatro rostros conocidos, sobre todo en la pequeña pantalla, que se reúnen para llevar a escena un texto creado para divertir a los espectadores. Sara Escudero es su autora y la encargada de producir y dirigir esta representación, estando muy presente en cada una de las funciones de una forma muy original. Una vez que se sube el telón no hay marcha atrás, el humor más gamberro y desenfadado se dará cita en una de las principales comedias que actualmente se encuentra en las salas de la capital. Tomad asiento, porque el espectáculo está a punto de comenzar, solo tenéis que seguir leyendo.

Te elegiría otra vez”, representada en la misma sala que “La Cavernícola”, uno de los éxitos de la temporada, es una de esas obras en las que cuando se compra la entrada no se sabe bien lo que uno se va a encontrar. “¡Como en todos los espectáculos!”, se podría decir de forma tópica, pero no es así ya que en la mayoría se conoce en cierta forma el argumento. Sin embargo, aquí la sinopsis, aunque es clara, deja en el aire qué guardará exactamente esta representación. Si está dirigida por Sara Escudero, una de las cómicas más importantes de nuestro país, se puede decir que se trata de una historia repleta de humor, pero en esta ocasión la colaboradora del programa de La Sexta “Zapeando” ha construido un texto, efectivamente divertido, pero con tintes profundos.

Tal como se anuncia en el programa de la obra, la diversión es la finalidad de este espectáculo que no pretende aleccionar a nadie, aunque como en todos se puede encontrar una enseñanza moral. Por tanto, lejos de cualquier pretensión de los creadores, los asistentes se lo pasarán pipa y además se irán a casa con una sonrisa. Y es que los cuatro protagonistas, opuestos entre sí, pasarán por momentos de todo tipo creando situaciones de lo más variopintas. Paula Prendes, Nene, Angy Fernández y Óscar Reyes interpretan a más de un personaje para llevar a escena una historia un tanto surrealista, aunque probable, formando un cuadrado amoroso con filos que despiertan la risa de los espectadores. Además, habrá dos papeles más que no se encuentran físicamente en escena, pero cuya voz es fácilmente reconocible. Así, la mismísima voz de Bruce Willis, es decir, el intérprete y actor de doblaje Ramón Langa, que hace tiempo participó en la obra “Hay que deshacer la casa”, tendrá un lugar especial durante la función, de la misma manera que la propia dramaturga Sara Escudero a la que también asociamos su voz por su colaboración en el programa “Atrévete Dial”.

Cualquiera de los cuatro participantes tiene un pasado muy conocido por la gran mayoría de los asistentes. Nene, que también ha sido futbolista, ha formado parte de series como “B&B” y “Aída”, pero no sólo eso, ya que fue miembro fundador de la compañía teatral “Improclan” creando varios espectáculos que seguro le han abierto la mente a la hora de estudiar este nuevo guión. El otro actor de la función es Óscar Reyes al que irremediablemente asociamos a Osvaldo, su popular personaje de la serie de Telecinco “Aída”. Sin embargo, Óscar mantiene una prolífera actividad más allá de la pequeña pantalla y actualmente está inmerso en varios proyectos, entre ellos una web serie y, por eso, su personaje en la función ha sido encarnado por Lolo Diego durante dos días de marzo. Otro de los papeles que ha mudado de aspecto es el ejercido actualmente por Paula Prendes, la última en incorporarse al elenco. Anteriormente, Esmeralda Moya era parte del equipo, pero ahora es Prendes la que espera estar a la altura de las circunstancias. De momento, el público está encantado ya que se trata de un rostro conocido de la televisión, que compagina a la perfección su profesión periodística con su gusanillo por las artes escénicas. Prueba de ello es su aparición en 2013 en la obra “Love Room”. Pero si hay alguien a la que las tablas no le quedan pequeñas esa es Angy. Se batió en duelo con María Villalón en la final del programa “Factor X” hace unos años y, aunque finalmente no resultara la ganadora, ha vencido más de una batalla en diversos formatos. Y es que actualmente es parte activa del equipo de “La Llamada”, uno de los musicales que más éxito está cosechando en la capital.

El atrezzo de la representación no es abundante, y alguno de los objetos que se utilizan son inverosímiles, pero resulta suficiente para contar aquello que se quiere hacer llegar al público. Lo importante de la obra son en realidad los personajes, todo lo demás que se encuentra sobre el escenario contribuye a una puesta en escena muy particular y no hace sino apoyar unas interpretaciones muy creíbles y cercanas que provocan empatía en el patio de butacas. Los actores ganan terreno gracias a la ruptura de la cuarta pared que aumenta la sintonía con los presentes y aporta beneficios para todos los que se encuentran en la sala. Esta historia habla del idioma universal, el amor, en sus diversas formas y repleto de tropiezos y aciertos. ¿A quién no le han pasado situaciones así? ¡Todos nos podemos sentir identificados con estos personajes contradictorios e impulsivos en sus sentimientos! Víctimas de la casualidad que comienzan de forma sencilla, pero que llegan a convertirse en las protagonistas de la vida que nos depara el futuro. Cuando un nuevo día comienza, el final de éste puede ser de lo más imprevisible y un encuentro inesperado en el lugar menos pensado puede cambiar el rumbo del camino. Y es que, como bien transmite la obra, las cosas más gratas de la vida son las que no se buscan sino que te las encuentras.

¿Queréis saber a dónde llevó este camino a los protagonistas de “Te elegiría otra vez”? La respuesta la podéis encontrar en el Pequeño Teatro Gran Vía, ahora llamado Teatro de la Luz Phillips, los viernes, sábados y domingos. Los fines de semana son para disfrutarlos y nada mejor que acudir al teatro para olvidarse del frío de una forma divertida y fresca. Esta historia, que apuesta por el amor como motor del mundo, cuenta con una parte final muy animada que hará que los espectadores más atrevidos se levanten de sus butacas y se contagien de las buenas sensaciones que dejan los protagonistas de esta representación. Las entradas están a un solo clic y la diversión también.

No hay comentarios:

Publicar un comentario