viernes, 13 de noviembre de 2015

Entrevista: Patri de la Fuente

"Un buen monólogo es el que te hace olvidar por un rato tu vida"


AURORA SALVO AMORES – Patricia de la Fuente es una monologuista vallisoletana a la que le encanta su oficio, le aporta libertad e ilusión y con su labor se siente viva. Además, admite que le permite conocer mundo y gente diferente. Ella misma escribe sus propios monólogos, es casi una obligación hacerlo, ya que prefiere que sean suyos y que tengan su toque creador, ese que intenta que su público disfrute y se olvide de los problemas. En sus shows se la puede ver haciendo imitaciones, actualmente sobre todo de cantantes como Shakira o Amaia Montero, aunque se encuentra ensayando voces de reconocidos personajes de la televisión. Otra de las facetas de Patricia es que organiza eventos y congresos. Interesantes proyectos de los que nos habla en esta entrevista.


P: Eres de Valladolid, ¿qué nos podías contar de tu tierra?

R: Sí y ¡encantada de serlo! Qué voy a contar que no sepan los pucelanos y las pucelanas, Valladolid se siente, lo llevas dentro y con mucho orgullo. Con la comedia viajas fuera y echas de menos su gente, sus calles…Creo que si te vas de Pucela, ¡siempre vuelves! Lástima que a veces de puertas para fuera crean que somos un poco “secos”, pero para eso estamos nosotros, para demostrar lo contrario y que todo el mundo sea bienvenido. Eso sí, ¡algún día cambiaría esa neblina mañanera de los inviernos tan fríos! 

P: Has realizado varios monólogos, ¿cómo te los preparas?

R: Son ideas que te rondan en la cabeza o simplemente aparecen de repente, de situaciones habituales de la vida, de las noticias diarias en la prensa, etc. Hay días que te sientas a escribir en tu cuaderno (que muchos llevamos encima por si la inspiración aparece de repente) y hay días que solo haces puntitos imaginarios en el papel y no sale nada. Otras veces tienes el día inspirado y sale de todo. Últimamente utilizo una grabadora y luego lo escribo a limpio. Sobre todo me inspiro cuando voy conduciendo.

P: ¿Por qué comenzaste a hacer monólogos?

R: (Risas). De casualidad, sinceramente. Siempre veía a los monologuistas en la “tele” y me encantaba. En el trabajo siempre era la cuenta chistes o la niña feliz como me llamaba mucha gente. Fue en una cena de empresa, me tocó decir unas palabras por micrófono y ahí fue cuando me invitaron a participar en un concurso de monólogos. Sin saber empiezas a presentarte a concursos, ¡comencé a cogerle el gusanillo! A escribir, a presentarme a más concursos, a presentar a gente… Así realmente se empieza.

P: ¿Cómo recuerdas tu primer monólogo?

R: Fue genial para mí, para el público… supongo que no tanto (risas), era mi primera vez. Vinieron familia y amigos para apoyarme y eso me hizo sentirme segura. Más que con nervios, ¡con muchísima ilusión! Los nervios aparecieron después, cuando veía demasiado grande todo y yo muy pequeña para afrontarlo. Siempre he querido ir poco a poco y tranquila. Cada cosa a su tiempo. La gente siempre te quiere ver en la tele… y eso tampoco es la finalidad de la comedia.

Fotografía de GiussepeFoto.com
P: ¿Cuáles son tus referentes en el mundo de los monólogos?

R: Sinceramente, Pucela es una ciudad con un gran referente en comedia. Tenemos muchos artistas vallisoletanos que son increíbles. Sin embargo, mi referente son los cómicos que recorren España entera, haciendo kilómetros, jugándose la vida en la carretera para llegar al local que te ha contratado y no saber con qué te vas a encontrar, que son las once de la noche y aún no has comenzado, que aún te queda lo más importante que es hacer reír a un público a veces entregado y otras que ni sabía que venía a actuar: “El monólogo”. Que después de terminar tu show, aún te quedan cuatrocientos km para llegar a tu casa, pero no regresas y te alojas en el hotel más cercano, porque al día siguiente tienes que recorrer otros trescientos km para actuar de nuevo en otro punto del mundo. Esos cómicos son mis referentes y se merecen mi respeto. ¡Los monologuistas somos ‘transformers’! Y si no, cómo explicas que un viernes están llenando teatros con su show en Madrid, actuando y triunfando para centenares de personas y el sábado están subidos en un remolque en un pueblo de… pongamos que hablo de Valladolid, actuando para 15 personas, sin luz, sin micrófono… Parece fácil, ¿no? La verdad es que es un trabajo bonito, pero duro.

P: ¿Crees que un monólogo necesariamente tiene que hacer reír a los espectadores?

R: Depende… No siempre acaba en aplauso, como nos acostumbran en los programas de televisión. Para mí un buen monólogo es el que te hace olvidar por un rato tu vida y te hace pensar cuando vas de regreso a casa. Más que reír, hay que hacer recordar.
¡La gente necesita risas! ¡Hay que reírse! Y para que la vida sea más fácil, lo mejor es reírnos de nosotros mismos.

P: ¿Cómo consigues hacer reír a otras personas?

R: Creo que es una pregunta muy difícil de responder, porque la formula la tenemos todos. Tú también haces reír a mucha gente. Y tu familia, amigos. Los monologuistas intentamos recordaros esas cosas que os hacen reír con vuestra gente en la vida cotidiana. Supongo que esa es la fórmula. Empatizar con tu público. ¡Seguro que el maestro Gila la conocía!

P: ¿Crees que las mujeres monologuistas están menos reconocidas que los hombres?

R: Es complicado, porque hay pocas mujeres en el mundo de la comedia. En muchas ocasiones recibes apoyo, sobre todo por parte de los propios compañeros. La mujer monologuista es una mujer con fuerza y valiente. Cada vez somos más, pero… aún somos minoría. Y siempre está el tópico de que una mujer no puede hacer reír ni hace la misma gracia que un hombre. Mi opinión es que en la mentalidad de mucha gente, ¡aún queda mucho por cambiar!

P: Hemos visto que estás interesada en la organización de eventos y ferias de boda, ¿cómo sería para ti el enlace perfecto?

R: Llevo años en la organización de eventos y congresos, También con las ferias de boda estamos a tope este año con varias ediciones anteriores de Just Married Market.
El enlace perfecto para mí es el que hagas con la gente que quieres y tienes cercana, aunque reconozco que no diría nunca que no a una boda en el Caribe.

P: ¿Qué es lo menos habitual que has visto en una boda?

R: ¡Te sorprenderías! ¡Ahora los novios quieren de todo! ¡Casi cosas imposibles! Eso sí lo hacen todo con la máxima ilusión. Nuestra feria se diferencia en que presentamos cosas originales, como caricaturistas en la boda, playeras para novios y novias, globos aerostáticos, bodas acuáticas, suelta de mariposas... Para mí lo menos habitual es ver a Cristiano Ronaldo de invitado o que toque U2 el vals en directo.

P: Formas parte de Diventia Eventos, ayudando a fabricar experiencias, ¿qué es lo que te aporta tu participación en esta empresa?

R: Con Eventos Diventia fue el motivo de que me arriesgara de una vez por todas y me hice sufridora, perdón, autónoma. Quise crear una empresa sencilla, pero con mucha ilusión de conseguir experiencias nuevas a los demás, ayudar en lo que se pueda y sobre todo dar nuevas ideas.

P: Te conocemos gracias al músico Carlos Kawash, ¿has tenido la oportunidad de escuchar su música?

R: ¡Sí! Me da envidia, ¡él era el que mejor tocaba la flauta en el cole! La verdad que no queda mucha gente como él, tanto al piano como con flautas y ocarinas.

P: ¿Qué opinión te merece este músico?

R: Carlos es una persona encantadora y sencilla. Su música llega al alma, porque así te lo trasmite y no todo el mundo tiene ese don.

P: ¿Qué te gusta hacer en tu tiempo libre?

R: Cuando llevas días de eventos, trabajando de lunes a lunes, monólogos los fines de semana… Me gusta tumbarme en el sofá con una mantita y resguardarme del frío pucelano. En verano, lo que a todo el mundo de terracitas y ¡desconectar! Pero lo que más me gusta es aprovechar el máximo de horas libres para estar con mis niñas y disfrutarlas, ¡que el tiempo vuela!

P: ¿Cómo te ves dentro de diez años?

R: Una cuarentona de esas que dicen a cara de la gente: “La mejor edad para la mujer son los 40 años”. Y yo miraré atrás y diré, ¡con lo bien que estaba yo con 25!

P: ¿Qué proyectos tienes para los próximos meses?

R: Con la empresa de eventos, regresamos con algunas de nuestras ferias, nuevas ideas, una pequeña mudanza de local y empezar a crecer un poquito. Y en cuanto los monólogos, tengo fechas cerradas, convenciones de empresas, locales de la zona e intentar actuar fuera de la zona centro y hacer un recorrido un poquito más lejos, pero eso sí, ¡disfrutando el momento! 

No hay comentarios:

Publicar un comentario