jueves, 21 de mayo de 2015

Entrevista: José Luis Gil

"Mi personaje es un solitario convencido"



AURORA SALVO AMORES- José Luis Gil es el encargado de llevar a las tablas al alter ego de Woody Allen en “Si la cosa funciona” que se representa en el madrileño Teatro Cofidis Alcázar. Se trata de la adaptación teatral de la película del mismo nombre que protagonizara el cómico Larry David y que dirigiera el propio Allen en el año 2009. El argumento de la obra, y del film, gira en torno a Boris, un profesor de física cuántica huraño y desagradable, que se enamora de una mujer treinta años más joven que él. Pronto aparecerán en escena los padres de ella y sus deseos más ocultos. Todo ello, mezclado con un guión ingenioso que rinde homenaje al director de “Misterioso asesinato en Manhattan”. De los espectadores dependerá decidir si, como brinda el título, realmente la cosa funciona.



Desde el pasado 10 de abril,  la comedia “Si la cosa funciona” triunfa en el Teatro Cofidis Alcázar de Madrid. Nada mejor para conocer en profundidad esta obra que hablar con uno de sus protagonistas, José Luis Gil, en el propio teatro.



José Luis Gil es un actor de teatro, televisión, cine y doblaje. Su voz ha estado en boca de intérpretes como Tom Hanks, Hugh Grant o Patrick Swayze. En la pequeña pantalla su rostro es muy popular gracias a sus personajes en “Aquí no hay quien viva” y “La que se avecina”. José Luis comparte protagonismo en la obra con Ana Ruiz, Rocío Calvo, Ricardo Joven y Beatriz Santana.

“Si la cosa funciona” está dirigida por Alberto Castrillo-Ferrer, quien confiesa ser un gran admirador de Woody Allen. Este director ha comentado que la obra “habla de la existencia de la montaña rusa de la vida, del paso del ser humano por este planeta, pero también habla de los prejuicios, de los lugares comunes, del poder de cambio que tiene la civilización, nos cuenta un Nueva York dónde todo es posible, nos habla del amor…es casi un cuento contemporáneo. La excusa de un nuevo Pigmalión sirve para confrontar experiencia e inocencia, pensamiento e intuición, amargura y felicidad”.

Para prepararse este papel, José Luis Gil lo ha leído en profundidad y sobre las tablas ha conseguido trasmitir la esencia a la que Woody Allen nos tiene acostumbrados. De hecho, éste dijo sobre Boris, el personaje principal, “yo lo he creado. No soy yo exactamente, quizás sea una extrema exageración de mis sentimientos. Las similitudes son obvias”. ¿Serán ambos tan parecidos como parece? Las respuestas en el Teatro Cofidis Alcázar. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario