jueves, 12 de febrero de 2015

Crítica: película "Birdman"

Volando hacia los Óscar

AURORA SALVO AMORES- El director mexicano Alejandro González Iñárritu ha regresado a la gran pantalla tras cuatro años de silencio con un drama con tintes de realismo mágico. “Birdman o (la inesperada virtud de la ignorancia)” retrata el camino de un actor que intenta apartarse de un personaje que le ha hecho muy popular, pero que también le ha perseguido durante años sin darle la posibilidad de reinventarse interpretativamente. Sin embargo, por mucho que se intente, no es tan sencillo huir de un rol que se tiene tan interiorizado. Michael Keaton es el protagonista de esta historia en la que la frustración, el miedo y la pasión cobran una importancia capital. Sentimientos muy humanos que la han llevado a estar nominada a nueve Premios Óscar, incluyendo el de mejor película.

“Birdman” es una de esas películas que te engancha y hace que no quieras apartar la vista de la pantalla. Sus escenas sin cortes aparentes están construidas a la perfección en un gran plano secuencia. Así, consiguen mantener el interés y hacen que la cinta fluya, casi sin quererlo. El mundo del cine y el del teatro son el eje angular en el que se mueve este film que intenta traspasar las tablas en la ficción y la pantalla de cara a los espectadores. Una montaña rusa de sentimientos que rozan la tragicomedia. Y es que esta historia goza de un humor negro y sutil que despierta la risa sincera, sin caer en ciertos chistes fáciles a los que en otras ocasiones estamos malacostumbrados.

Michael Keaton es el encargado de poner rostro a este “hombre-pájaro” que no siempre mantiene los pies en el suelo y que planea a ras de esa delgada línea entre la locura y la sensatez. ¿Existe realmente esa frontera o ambos extremos se tocan? Esta dicotomía la sostiene la gran interpretación del actor que destaca gracias a la convicción con la que defiende los rasgos más característicos del personaje. El virtuosismo interpretativo de Keaton no decae en ningún momento y refleja exactamente la esencia de la excentricidad genial del protagonista. El rol antagónico de éste lo pone un impecable Edward Norton que, como ya demostrase en “El club de la lucha”, sabe jugar con los papeles complejos dotándoles de rasgos muy singulares que hacen que el espectador le odie y le adore a partes iguales.

El elenco femenino está encabezado por Emma Stone y Naomi Watts. Esta última vuelve a colaborar con el director tras “21 gramos” en un papel muy distante del que le concediera una nominación al Óscar a mejor actriz en el año 2003, aunque interpretado con la misma brillantez. Stone, por su parte, sí opta al codiciado premio de la Academia gracias a un personaje con diversos filos cortantes que hacen que la actriz pueda lucir sus dotes actorales.

El director Alejandro González Iñárritu sorprende con una película que se aleja de sus anteriores trabajos, centrados en la crítica social y en la visión de un mundo interconectado. Sin embargo, en cierta forma, sigue manteniendo esa sátira sobre la sociedad inyectándole en su justa dosis un humor de tintes oscuros. Se trata de una reinvención cinematográfica que no resulta discordante y que mantiene la frescura del cineasta mexicano.

El próximo 22 de febrero “Bridman” se disputará el Óscar a la mejor película con “Boyhood”, “Gran Hotel Budapest”, “La teoría del todo”, “The Imitation Game”, “American Sniper”, “Selma” y “Whiplash”. El veredicto final viene de la mano de la Academia, sin embargo los espectadores también tiene mucho que decir. La de la taquilla y la de los premios son dos luchas encarnizadas en la que no siempre gana la mejor.

Gane o pierda en la gran noche de las estrellas de Hollywood, “Bridman” se ha alzado como una de las películas del año. Retrata un tema cotidiano, pero a la vez alejado de la mente de la población que no se dedica al mundo del espectáculo. Sin embargo, los sentimientos de este personaje principal reflejan rasgos muy reales que alcanzan a cualquier profesión y a cualquier persona.  Para los que tengáis pensado ir a verla, una advertencia: este “hombre-pájaro” volará en vuestra imaginación durante mucho tiempo. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario