viernes, 13 de junio de 2014

Entrevista: Juan Dorá

"La mayor cruzada de tu vida es ser tú mismo"

AURORA SALVO AMORES- Juan Dorá es un cantante madrileño que desde una edad muy temprana ya tenía clara su vocación. Hace cuatro años publicó su primer álbum, “Vive”, que supuso una toma de contacto inicial con el público. Sin embargo, el artista considera que el que será su segundo disco representa su primer trabajo propiamente dicho, un gran paso para su carrera musical. En él cuenta con la ayuda en la composición de artistas como Diego Cantero de “Funambulista” o Pablo Mora de “Lagarto amarillo”. El single se llama “Fábula”, un homenaje a la enfermedad del Alzheimer cuyos beneficios van destinados a esta causa. Su otra pasión es el cine, ha recibido clases de interpretación y una de sus canciones, “Parte de mí”, está dedicada a todos los actores que ha conocido. Ayer se pudo ver a este músico en un concierto en la Sala Pícaro de Toledo, acompañado de Jorge Moreno.

El encuentro con Juan Dorá tuvo lugar una calurosa tarde en las últimas horas del 31 de mayo. El cantante nos recibió en La Cocina Rock Bar, ya que esa misma noche iba a compartir escenario con otros artistas como Miguel Cuesta, María Aguado o Danny Leiva en la VIII edición de los Premios EDM Radio. Un evento solidario cuya recaudación fue donada a favor de la Asociación Coni que tiene como objetivo la Cooperación Internacional al Desarrollo en Guatemala. El músico se mostró en todo momento muy interesado en nuestro trabajo e hizo que las preguntas fluyeran de forma dinámica, incluso algunas que no estaban preparadas de antemano. A pesar de que unos minutos más tarde tenía prevista una actuación, no apreciamos ningún signo de nerviosismo, sabe controlar sus emociones. En las distancias cortas, pudimos conocer a un chico simpático y atento. Vamos a conocer un poco más de él en la siguiente entrevista. 

P: Comenzaste tu formación con tan sólo 13 años recibiendo clases de canto y guitarra y posteriormente te trasladaste a Estados Unidos, ¿qué es lo más valioso que aprendiste allí?

R: Lo que me ha aportado Estados Unidos es la oportunidad de vivir la música de un modo muy profesional, de compartir con la gente la música constantemente. La educación allí va por un camino diferente al que lleva nuestro país y la verdad es que te puedes especializar mucho en lo que tú quieres hacer. Yo tenía la posibilidad de estar tres horas al día dando música dentro del instituto y de competir, son muy competitivos y están en diferentes competiciones de canto.  La verdad que me sirvió mucho sobre todo a nivel vocal y a nivel musical lo que aprendí allí; fue increíble, fueron un montón de cosas vamos.

P: En tu página web se puede leer: “Podríamos buscar algo que le diferenciase del resto, algo que nos llamase realmente la atención”. Además de lo que pone en tu página web que emocionas con tus canciones, ¿qué dirías tú que te diferencia del resto?

R: Esa es la gran pregunta, la que nos hacemos todos y la que perseguimos quizás, ¿qué me diferencia a mí de otro? Me diferencia todo, creo que voy pasando por etapas de mi vida, supongo que como vosotras, pero creo que lo que yo miraba cuando era pequeño, miraba hacia ciertos estándares, ciertos personajes, ciertos artistas, ciertas voces y me encantaban y quería ser como ellos a lo mejor. Luego te das cuenta que la mayor cruzada de tu vida es ser tú mismo, llegar a sentirte bien con lo que haces cada día y encima disfrutar con ello y transmitirlo, eso ya es lo más, poder transmitir lo que tienes. Así que yo creo que lo que me diferencia es todo, las ganas de crear un proyecto diferente con la importancia sobre todo en las canciones, en la música, en lo que se cuenta, el cómo se cuenta y en el mensaje a través de la música.

P: “Fábula” hace un homenaje a la enfermedad del Alzheimer. De hecho, los beneficios de la canción van destinados a la Asociación Nacional del Alzheimer, ¿cómo surgió esta iniciativa de poder ayudar a otras personas con tus canciones?

R: La iniciativa surgió de la canción y del vídeo de forma natural. El vídeo era una historia de amor y yo la quería llevar un punto más allá, a un amor diferente, y surgió la idea de hablar del amor del cuidador del enfermo que es probablemente el amor más altruista y menos egoísta que existe, porque no recibe nada a cambio. Y lo de donar el dinero de la canción es muy sencillo. Yo creo que en una época en la que es tan complicado todo, es una forma también de buscarle sentido a lo que hacemos que por lo menos lo poco que consiga con esa canción sirva para ayudar a la gente o sirva para hacer algo bueno. La idea era esa, donarlo para decir, “bueno, algo que he hecho tiene sentido para otras personas a parte de para mí”.

P: ¿Cómo es el proceso de grabación de tus videoclips?

R: Largo, complicado… El problema es que yo tengo muchas ideas y son muy caras. Y conciliar el momento actual... Yo no tengo ninguna compañía discográfica grande detrás, soy yo mismo y es muy complicado, hay que ser creativo. El vídeo “El arte de llorar” parece el desierto de Estados Unidos, pero no, es Belinchón (Cuenca), o sea que… La idea es ser creativo y yo creo que en los momentos de más dificultad es cuando más creativo eres.

P: Hemos leído que el cine es otra de tus pasiones. Se te puede ver en la película “Clara no es nombre de mujer”, ¿cómo fue la experiencia de rodar en La Habana y con profesionales como Esmeralda Moya o Jorge Sanz?

R: Eso fue hace mucho tiempo. La experiencia muy buena, porque creo que todo lo que me pasa tiene un sentido y al final me hace ser el que soy como cualquier otro evento de mi vida. Y ese personalmente me ayudó a ver cómo funciona un rodaje, qué es un actor, qué es una actriz, me ayudó a apreciar y a valorar desde el minuto uno el equipo técnico, porque yo al no ser “nadie” creo que esas cosas las valoro mucho más, pero la experiencia en general fue muy positiva y me llevo un recuerdo tremendo de haber trabajado con gente increíble, de haber rodado en un sitio como Cuba que es alucinante y espero que se pueda repetir en algún futuro. Ahora mismo no me planteo hacer nada en el cine, de hecho no estoy buscando ahora ningún trabajo en el cine, porque estoy muchísimo más centrado en la música, pero ahora mismo no lo descarto. Es un medio que me encanta, igual que el teatro, es un medio que me fascina también. Yo creo que los que tenemos costumbre desde pequeños de imaginar de soñar nos gusta ser otras personas, aunque sea momentáneamente.

P: En más de una entrevista has comentado que una de las cosas más bonitas que tiene tu profesión es la posibilidad de viajar. ¿En qué parte del mundo te gustaría mostrar tu música especialmente?

R: En todas. Pero si tuviera que elegir ahora mismo,  Latinoamérica: Argentina, México, Chile. Lo que está pasando ahora en Latinoamérica es lo que pasó aquí en Madrid en los ochenta, bueno en España en general. Hay una locura musical, por así decirlo, que aquí no hay, es increíble, los precios de las entradas… Ahora mismo, mira Marwan está volviendo ahora esta tarde, Leiva se fue hace dos días, “Jarabe de palo” también está allí, “Efecto pasillo” acaba de volver hace unos días, Jorge de Maldita Nerea se ha ido a vivir a Miami… El futuro nuestro está allí, porque es el mercado natural y además la gente valora muchísimo la música y es increíble. Hace poco además pusieron un documental de Sabina y de Serrat en la gira última que han hecho por allí que lo estuve viendo en La 2 y es increíble, tocar en La Bombonera delante de cincuenta mil personas Sabina y Serrat. 

P: Pone en tu página web que ahora buscas escritores como Sabina o Jorge Drexler, ¿crees que para escribir canciones hay que ser un poco poeta?

R: Sí, supongo que sí. Lo que creo que es que hay que escribir bien. Luego la siguiente pregunta sería, ¿qué es escribir bien? Yo supongo que escribir bien es escribir de verdad, escribir tu verdad, lo que tienes, lo que eres, lo que a ti te emociona y hacerlo con el mayor de los respetos hacia una lengua que para mí es la más bonita que hay que es el castellano y yo creo que esos ejemplos, Sabina, Drexler, son gente que cuida mucho el castellano. Para mí Drexler es un diccionario y Sabina, el poeta urbano, el que mejor conoce la calle.

P: ¿Le conoces personalmente?

R: No he tenido el honor, ojalá algún día. Pero yo creo que sí hay que ser un poco poeta, pero yo no me considero poeta, sí que intento escribir bien cada día.

P: ¿Admiras a poetas no musicales?

R: Sí, muchos, muchísimos. Mario Benedetti será probablemente ahora uno de los que más me gusta. Miguel Hernández… me encanta Neruda. Marwan escribe muy bien. La verdad que estoy sorprendido con él. He leído el libro que ha escrito de poesía y escribe muy bien. No sé qué más. Muchos. Los que te he dicho principalmente.

P: Tu segundo single del que has hablado anteriormente se llama, “El arte de llorar”. ¿Sueles expresar tus emociones hacia fuera?

R: Sí, soy bastante expresivo. Supongo que sí, eso lo tendría que decir mejor la gente que me conoce. A veces soy un poco … yo estudio Psicología y la palabra bipolar no me gusta, pero es la de uso común. Tengo muchos altibajos supongo y será difícil llevarme y habrá momentos en los que sí soy más para mí, muy de dentro, pero bueno. No sé, yo creo que en general soy una persona expresiva.

P: “El público es la columna que sostiene el sueño”, hemos leído que expresas en tu web. ¿En los conciertos como consigues que el público interactúe?

R: La verdad es que yo me solía poner muy nervioso, lo pasaba muy mal cuando salía. Lo que intento es ser yo mismo. Sin más. Y ahora más que nunca lo que intento es salir ahí y disfrutar porque transmitimos lo que somos, lo que llevamos dentro. Y si yo me siento bien lo voy a transmitir, así que mi idea es salir ahí y disfrutar al máximo, porque creo que es la forma de transmitirlo. Dar lo mejor de mí, dejarme la voz y transmitir a la gente que viene a verme. La conexión no sabría decirte cómo se establece. A veces se consigue, otras se pierde y otras vuelve, pero como cualquier relación humana.

P: ¿Cómo es la relación con los fans?

R: Ahora tengo, la verdad, la suerte de tener a una serie de personas que han hecho club de fans en varios sitios, sobre todo las chicas de Madrid que son encantadoras, vienen a cada concierto. Van a venir hoy, por supuesto. La verdad que muy agradecido de que haya gente que en el momento que corre venga y compre una entrada para verme en la situación que estamos. Es que sin el público no tiene sentido lo que yo hago o lo que hacemos la gente que nos subimos al escenario. 

P: En tu Twitter habíamos leído que mencionaste a Sebastián Crudeli para que compartiera tu trabajo, ¿sueles hacerlo con más artistas?

R: No, lo que yo le dije a Sebastián, porque me empezó a seguir ya que tocó, hizo algo con “El viaje de Elliot” y me empezó a seguir, le empecé a seguir y lo típico que haces, también lo hago con la gente que conozco o que me sigue en Twitter, le mando mi vídeo para que lo comparta, porque lo que hay que buscar es que tu trabajo llegue al máximo número de gente posible. Y lo hice con él y lo hago con todo aquel que conozco que me pueda ayudar así que tienen miles de seguidores. Es una ayuda, porque así la música y el vídeo ese que he hecho con tanto amor y tanto cariño durante a lo mejor tres meses que he estado preparando, pues llega a más sitios.

P: ¿Estás estudiando Psicología además de la música?

R: Es algo que pasó y que ha sido un acierto, porque me encanta. A mí me gustan las personas, así que yo creo que era la carrera ideal para mí.

P: ¿Qué proyectos tienes a corto plazo?

R: A corto plazo sacar este disco que estoy trabajando en hacer la edición y tengo un poco objetivo locura, no es una locura, pero bueno estáis invitadas: queremos llenar un teatro para presentar el disco en octubre, el 17 de octubre estoy buscando. La idea es marcarte un reto y conseguirlo. Yo creo que además tenemos que funcionar así. Cada uno en nuestro pequeño límite y tal, pero el de Diego “Funambulista” era primero Libertad, luego ahora Galileo el próximo día que va a tocar con Andrés, pero no puedo ir y luego será otro más grande. El de Andrés fue poco a poco “La Joy” y luego La Riviera. La idea es que te marques objetivos e intentar cumplirlos y seguir soñando. Pero soñando a corto plazo, así los golpes duelen menos. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario