domingo, 2 de marzo de 2014

Entrevista: Davile Matellán

“Mi mayor apoyo es desde una persona que va al concierto a una que me pone un tweet"

AURORA SALVO AMORES- Davile Matellán es un músico que lleva bastante tiempo transmitiendo lo que percibe a su alrededor a través de sus canciones. Este mes de marzo, saca a la venta “Calidociclo” un disco muy positivo, enérgico y que promete sorprender a todo el que lo escuche. Esta semana, como aperitivo, se podrán escuchar varios temas, durante varios meses, él y su banda recorrerán la geografía española. La primera parada será el 13 de marzo en la madrileña Sala Boite Live. Se trata de un día muy importante, ya que es la presentación de su nuevo trabajo. Este cantante valora mucho el apoyo que le muestra el público y cree que es esencial tener un contacto directo con él. Además, en verano, tiene previsto retomar su labor en Musicauciados, una iniciativa que consiste en intercambiar música por alimentos. Una actividad loable y muy necesaria actualmente. 

La entrevista con Davile se produjo una fría tarde en una cafetería de la Gran Vía madrileña. El cantante se mostró en todo momento muy cercano y se interesó por nuestro trabajo, tanto es así, que la entrevista propiamente dicha no comenzó hasta bastante tiempo después de nuestro encuentro. Esto ocasionó que le pudiéramos conocer un poco mejor, más allá de lo estrictamente profesional, dejando transcurrir una conversación que no tardó en fluir con soltura. Sin darnos cuenta, el tiempo pasó hasta que casi se nos olvidó el principal objetivo de la reunión. Así, la entrevista comenzó. En el transcurso de ésta, el músico se mostró firme y seguro, mirándonos directamente a los ojos. Una muestra de que nos respondía con gran honestidad.  

P: ¿En qué momento de tu vida decidiste que querías ser músico?

R: Yo creo que esa decisión no se toma. Un día yo no me levanté y decidí hacer canciones. Me nació y vino solo. Empecé a escribir, empecé a interesarme por ir un poco más allá, empecé a  plasmar eso en canciones, aprendí malamente como pude a tocar la guitarra porque yo he aprendido solo. Necesitaba sacar cosas fuera y no me quedaba otra opción que aprender a tocar la guitarra.

P: ¿Por qué has recurrido al Crownfunding para sacar “Calidociclo”?

R: Sencillo, porque no podía costearlo por mí mismo. No hay ninguna estrategia de marketing detrás, no hay ninguna orden de que eso fuera así, lo he hecho por pura necesidad y pura supervivencia. Creía y creo en el Crownfunding, aunque el sobrexceso de éste puede llegar a desvirtuar lo que es en sí, pero bueno yo tuve la confianza en la gente que me seguía en hacerlo, probé, me salió bien y gracias a eso sé que hay gente que tenía ganas de ese disco y lo hemos podido grabar. La verdad que para mí el Crownfunding no es limosna, ni es pedir como mucha gente entiende. Tú estás dando una opción a una gente que va a comprar tu disco igualmente cuando salga, a ser partícipe antes de salir de hacerlo, es una cuestión de confianza.

P: El disco está previsto que salga este mes de marzo, ¿qué se puede encontrar en él?

R: Para mí es un disco mucho más enérgico y mucho más intenso que todo lo anterior. Es más interactivo, mi idea es que sea un disco más positivo, porque creo que bastante oscuridad y cosas feas hay en el día a día como para también plasmarlo yo en mi música. Como nuestra idea es pasarlo lo mejor posible en los conciertos y hacer que la gente se lo pase lo mejor posible, hemos hecho un disco muy positivo, muy enérgico y creo que más de uno se va a llevar una sorpresa sobre todo respecto a lo que hacíamos antes.

P: Has distribuido gratuitamente en plataformas digitales tu primer trabajo, “Eólica tú”, ¿por qué te decidiste a hacerlo de esta forma?

R: Mi idea era editar un EP físico, pero tampoco pude hacerlo por cuestiones económicas, entonces, no había otra manera. No quería cobrar por mi música en ese momento, porque pensaba que la mejor manera de empezar de cero era ofrecer mi trabajo de manera gratuita. No creo tampoco en el concepto de todo gratis, pero en ese momento creí que era la mejor opción. Durante un tiempo estuvo de pago, al principio había que pagar para descargarlo, pero llegó un momento en el que consideré que la mejor forma era liberarlo para que fuera gratis.

P: ¿Tus canciones de qué hablan?

R: Todo son historias mías, historias de gente cercana, historias de cosas que conozco. No sé hablar de lo que no conozco. Aparte de que no sepa, creo que es absurdo, ponerme a hablar sobre cosas sobre las que no me haya preparado un poco antes. El disco que viene habla mucho de geometría, del concepto calidociclo que es un concepto que a mí me gusta mucho (significa belleza). He jugado con eso por creer que lo que viene ahora es una etapa positiva, he vuelto a comprarme un cubo de Rubik para volver a manipularlo. Me gusta hablar de cosas que voy conociendo y que voy viviendo. Todo es algo que me pasa a mí, a gente cercana, intento que la gente se sienta identificada con lo que me pasa, porque no cuento nada imposible de entender ni hay que estudiar para entender lo que canto. Voy tirando pequeñas pullas para que la gente investigue un poco sobre lo que hablo y sobre lo que significa.

P: ¿No son directas tus canciones?

R: Yo creo que la palabra es sinestesia. No soy sinestésico, conozco gente que lo es. Hay gente que por ejemplo el ruido de un portazo hace que la boca le sepa a menta. Es como que los sentidos se mezclan un poco. Igual hay gente que si escucha determinado tipo de música le produce cosquillas. Estoy jugando con eso, porque me apetecía y porque ya te digo que he conocido a mucha gente. Es una ciencia, no es una cosa inventada. Es como que los sentidos se descoordinan a veces un poco, o gente que toca algo concreto y en vez de tacto tiene una sensación completamente diferente. De eso hay en el disco, las canciones son muy de ese estilo intento provocar ese tipo de cosas.

P: Hemos leído que no te importaría tomarte una copa con uno de tus seguidores…

R: En absoluto (risas).

P: ¿Qué importancia tiene para ti la interacción con el público?

R: Total y absoluta. Creo que el concepto y la imagen de artista o músico inalcanzable y que está en un pedestal para mí ya no tiene ningún sentido, ni ningún valor, y menos en la época actual en la que todo es más accesible y más cercano. Para mí el tener un contacto lo más directo posible con la gente que va a verte a los conciertos o que escucha tu música y cree en lo que haces es fundamental. No podría hacerlo de otra manera.

P: Vas a recorrer España con tu gira, ¿en qué comunidad autónoma no has tocado y te gustaría?

R: Tengo que pensarlo, que he estado en tantos sitios…Tengo que ir a Las Islas, creo que es el sitio que siempre se deja más abandonado por logística más que por otra cosa, pero sí, tengo ganas de tocar en Baleares y en Canarias.

P: ¿Cuánto tiempo tardas en prepararte un concierto?

R: Mucho. Hay mucho trabajo de ensayo, hay mucho trabajo previo. Luego durante la gira va todo más rodado, porque el mismo concierto en sí ya es un ensayo al uso, me refiero, ni siquiera tienes tanto tiempo para prepararlo, porque es un día casi detrás de otro el que estás tocando, por ejemplo, antes de empezar la gira que empezamos ahora el 13 de marzo estamos metiendo muchas pruebas de ensayo y hay mucho trabajo detrás, pero yo encantadísimo.

P: El 13 de marzo, como ya has comentado, comenzarás la gira. ¿Qué sorpresas nos puedes adelantar?

R: Para nosotros es un día muy importante, porque como os he dicho es la presentación de un nuevo trabajo. Para mí es mucho tiempo, son cuatro o cinco meses sin tocar, que para mí es muchísimo, ya que tengo un mono increíble de concierto. Y, ¿sorpresas? Muchas. Va a haber gente invitada a cantar con nosotros, va a haber muchos temas nuevos y mucho ánimo de pasarlo bien y hacer que la gente lo pase bien.

P: ¿Qué es lo último que haces antes de subirte a un escenario?

R: No soy muy maniático para eso. Me gusta estar con la gente de la banda. Me gusta tener cinco minutos, dos minutos para hacer un poco de piña antes de salir, y poco más. No soy muy de manías, no necesito nada del otro mundo. Antes de salir a tocar, dos minutos de calma-tensa antes de salir a tocar y poco más.

P: ¿Quién consideras que ha sido tu mayor apoyo en tu trayectoria musical?

R: Pues… tú (risas). Nunca se sabe. No hay ninguna persona en concreto. He tenido la suerte de conocer a mucha gente que ha creído en mí y yo también creo en mí. Mi mayor apoyo es desde una persona que va al concierto a una que me pone un tweet “he escuchado tu canción y me has alegrado el día”. No sé. “he visto un video y me he acordado de ti”. Todo suma, eso y no venirte abajo, porque esto de la música es muy complicado, muy difícil estar ahí. También hay que saber dónde quieres estar. El éxito es muy relativo, que a mí una persona me diga “me encanta tu música”, ya es un éxito. Yo no quiero ni vivir en Miami, ni tener una casa de 400.mil hectáreas, ni ser multimillonario, así que el éxito es muy relativo. ¿Apoyos? Cualquiera que crea en mí.

P: ¿Qué importancia tienen para ti las redes sociales?

R: Pues la verdad, mucha, porque cuando no tienes el apoyo de un gran sello o una gran multinacional que haga un gran trabajo por ti, las redes sociales son la manera más directa y cercana que te permite conocer a mucha gente, tener un contacto directo, aunque podría ser más directo siempre. Quita la red social y te tomas unas cañas. Creo que es gratuito, totalmente accesible cada vez para más gente, prácticamente todo el mundo tiene Facebook o Twitter y permite que mucha gente descubra música que de otra manera iba a ser totalmente imposible.

P: ¿Qué proyectos tienes a corto plazo?

R: Mi idea es recuperar en verano Musicauciados que es un proyecto que se puso en marcha el año pasado para recoger comida para el Banco de Alimentos ofreciendo a cambio música en varias ciudades de España. Hubo periodistas que se involucraron al cien por cien quitando tiempo de su trabajo para dedicarse a eso.

P: ¿En qué consiste concretamente?

R: Es una idea muy simple, ya existía, no hemos inventado nada. Es ofrecer música a cambio de comida. La entrada era toda la comida que quisieras para diferentes Bancos de alimentos. Recogimos mucha comida, nos sobrepasó todo mucho. Llegó a muchos sitios. Mi idea es retomarlo. Tuvo mucha repercusión. Se me ocurrió un día en casa, puse un tweet, “oye, ¿y si hacemos esto?”. Y ya te digo, muchos periodistas se ofrecieron a colaborar. Fue una experiencia tan buena que quiero volver a hacerlo, tampoco puedo todos los días, pero me gustaría hacerlo. Mi idea es volver en junio y ya estamos por ahí tramando cosas para hacerlo en Madrid. Yo encantado, porque es muy emocionante que estás cantando para algo. Muchísimos grupos se ofrecieron a colaborar totalmente gratis, otros no, también hay que decirlo, hay de todo. Tocamos en sitios muy diferentes, no fueron tampoco sitios grandes, pensando que la repercusión iba a ser menor y hubo gente que se quedó en la calle en varios de los conciertos que hicimos en Madrid. Yo en todo lo que pueda ayudar… Si fuera panadero haría barras de pan gratis, pero como hago música, si a mí ir a tocar un día a un bar supone que haya 100 kilos de comida más para gente que le hace falta, yo cojo la guitarra encantadísimo y toco lo que haga falta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario