domingo, 28 de abril de 2013

Entrevista: Llegando a Normandía

"Somos soñadores despiertos, somos peligrosos..."












AURORA SALVO AMORES- Llegando a Normandía es un grupo valenciano que se formó en 2007. Ellos mismos definen su música como rock potente. Lo que al principio era una forma de diversión, poco a poco fue evolucionando, persiguiendo su identidad propia e intentando hacer las cosas bien, como saben hacer. Así, les surgió la idea de proporcionar su disco de forma gratuita, sin duda, una buena forma de acercarse a sus seguidores. En sus conciertos, intentan que el público esté entregado desde el primer momento, y eso se nota en sus shows. Estad atentos, porque la época de los festivales se acerca y seguro que en ellos encontráis a este grupo que promete disfrutar al máximo. 


P: ¿Cómo definirían sus canciones?

R: Enérgicas, vitales, positivas, cuidadas, con mensaje, que provocan sentimientos en las personas, que dicen cosas.

P: El grupo se formó a finales de 2007, ¿qué han aprendido en estos años de su profesión?

R: Que las cosas nunca son tan malas como parecen, que hay que luchar mucho, que hay que comprender a los que tenemos a nuestro lado, que al final de todo lo que prima es hacer las cosas con pasión y corazón. Que uno ha de disfrutar lo que va haciendo por el camino, que vendrán momentos mejores y peores, pero que hay que superarlos.  Que en este mundillo hay mucho pirata, pero que la gente que te encuentras es maravillosa desde fans o trabajadores del sector. Que el sexo, drogas y Rock & Roll tiene mucho mito, nosotros lo llamamos Sangre, Sudor y Lágrimas.

P: Ron Legendario utilizó su canción para la marca, ¿qué supuso para ustedes

R: Que una marca como Legendario utilice una canción nuestra, supone, en primer lugar, la satisfacción del trabajo bien hecho. Que te puedes adaptar a las cosas que alguien te pide. Por supuesto, un soporte ya que es una marca importante dentro del mercado. Todo muy positivo.

P: ¿Cómo fue participar en el festival Arenal Sound en 2011?

R: Un festival siempre es muy motivador, sucede todo de prisa, porque acaba uno y al poco arranca, pero es un subidón de adrenalina, gente con ganas de pasárselo bien desde el segundo 0, verano, cervecita, chicas guapas y rock & roll, poco más se puede pedir, ¿no creéis?

P: Uno de sus lemas es “lo importante no es llegar sino disfrutar en el camino”, ¿consideran que están disfrutando de este momento?

R: Tratamos de hacerlo. Hemos pasado épocas mejores y peores, pero todo eso que hemos vivido nos ha llevado al momento en el que estamos, porque si tuviéramos que hacer una retrospectiva, por supuesto que sí, creo que lo hemos cumplido a rajatabla y seguimos en eso ahora mismo, porque al final la ilusión y ganas de hacer cosas, es disfrutar del camino.

P: ¿Por qué decidieron poner a la banda el nombre de un lugar que fue clave en el transcurso de la historia de la Segunda Guerra Mundial?

R: Bueno, el desembarco fue una de las operaciones más costosas y suicidas de la historia de las guerras, por el lado más duro, con el mayor riesgo, pero el mundo que tenemos hoy es gracias al esfuerzo de esas personas, sino el mundo sería de otra manera totalmente diferente. Llegando a Normandía significa trabajo, esfuerzo, lucha, va mucho con los tiempos que vivimos. También una muestra de respeto a la gente que dejó su vida en esas playas para que tuviéramos el mundo que tenemos.

P: ¿Han visitado esta parte de la costa francesa?

R: Sí, Tomás estuvo unas vacaciones en Normandía y nos enseñó unas fotos preciosas, el resto tenemos ganas de ir para allá en cuanto podamos.

P: ¿Qué ha aportado la música en sus vidas?

R: Para nosotros la música es nuestra droga, así de sencillo, es una necesidad vital sin la que nos volvemos absolutamente insoportables. A parte de la conexión que te da el subirte a un escenario con el público, es una energía vital, muy complicado de explicar. A veces parece que flotes sobre el escenario. Realmente sensaciones increíbles, que ojalá todo el mundo pudiera vivir, aunque fuera una vez en su vida.

P: ¿Qué diferencia su música de la del resto?

R: La verdad es que ahí no sé que decirte. Creo que todo el mundo  intenta hacer lo mejor que puede las cosas. Creo que nosotros aportamos honestidad, sencillez, rock, positivismo y ganas de hacer cosas, podemos ser diferentes o iguales a otros, pero al final yo dividiría la música en dos: la que me gusta y la que no me gusta.

P: ¿Creen que la profesión de compositor es inestable?

R: Bueno si esperas un sueldo fijo a final de mes, evidentemente no es tu profesión. Nosotros a día de hoy no vivimos de la música, tenemos nuestros trabajos, porque de algo hay que vivir, pero sí tenemos claro lo que conlleva este mundo y miedo, pues ninguno.

P: ¿Qué intentan ofrecer en sus conciertos?

R: Nos preocupa bastante este tema. Preparamos al detalle los conciertos, tanto a nivel musical como show. Algunos músicos con los que hemos trabajado dicen que casi raya la locura, porque sabemos lo que vamos a tardar en dar el concierto en tiempo total con muy poco margen de error, por el nivel de perfeccionismo que nos autoexigimos. Para nosotros es una responsabilidad, la gente viene a pasar un buen rato y nos esforzamos porque así sea, nos lo pasamos muy bien también. Llevamos un directo muy rock y potente, intentamos que la gente esté a tope desde el segundo 0, procuramos que sea arrollador desde la entrada hasta la salida, solo tenéis que venir a verlo.







P: ¿Nos podrían contar alguna anécdota graciosa que se haya producido durante su trayectoria?

R: Podemos contaros lo que nosotros llamamos la maldición de la lluvia. Resulta que teníamos un concierto en un barrio de Valencia en sus fiestas, creo que era el año 2009, justo con la entrada de José en el grupo, 8 de junio Valencia y sol de justicia, ya entrando al veranito en toda regla. Probamos sonido y empezó a cubrirse el cielo con nubes y a chispear un poco. A la hora, se puso a jarrear como hacía años no caía en Valencia y se canceló el concierto. Desde ese día en adelante cada vez que tocábamos en el exterior siempre llovía, llegó a ser desesperante. Al final en un concierto benéfico contra el cáncer, era marzo casi en plenas Fallas, y cuando nos tocaba actuar, empezó a chispear. Nos dijeron que si queríamos lo dejáramos, pero como estábamos hasta las narices subimos. Empezamos a tocar y la gente se animó un montón…por desgracia la lluvia también. Pero nosotros no nos bajábamos. Los técnicos nos decían que estábamos “zumbaos”, que por favor nos bajáramos que nos íbamos a electrocutar. Al final tuvimos que parar nuevamente por la lluvia. A los 20 minutos paró de llover y como la gente estaba animada y quería más, decidimos subir a tocar con todo mojado, desatendiendo las recomendaciones de técnicos y montadores, que pensaban que nos electrocutaríamos, dijeron que era nuestra propia cuenta y riesgo. Así que subimos y lo acabamos. Ese día vencimos a la lluvia. Eso sí, no fue hasta el 8 de junio del año siguiente en las mismas fiestas y con una probabilidad de lluvia del 80%, cuando cerramos el círculo, tocamos y jamás hemos vuelto a tener problemas con la lluvia. Eso sí, tocamos madera……

P: ¿Cómo surgió la idea de ofrecer de forma gratuita su disco?

R: Teníamos problemas con discográfica y Management. Como estábamos cansados decidimos romper con todo y hacer las cosas como nosotros pensamos que se tienen que hacer, a nuestra manera. Sencillamente queríamos que la gente pudiera acceder a nuestra música,  porque pensamos que vale la pena, que disfrutarán con ella. Un gesto para acercarnos a nuestros fans y ser más accesibles, al final todos somos personas, ya que sin lugar a duda son nuestro mayor y mejor activo. Canciones y gente que quiere escucharlas, lo demás ayuda, pero puede sobrar.

P: ¿Cuál es su meta profesional?

R: Llegar hasta donde podamos, que haya carretera y conciertos. No buscamos ser referentes de nada ni nadie más que de nosotros mismos. El día que miremos atrás estar orgullosos de lo hecho, y por supuesto nunca quedarnos con el y si… Somos soñadores despiertos, somos peligrosos… (Risas).

P: ¿Qué creen que aportan los instrumentos a la voz?

R: La voz en sí es un instrumento. Es asombroso como cosas que hacen sonidos tan diferentes se ponen en armonía, es casi mágico y sale algo bonito. La voz sin lugar a dudas es el instrumento por naturaleza, pero cada uno tiene su momento importante, desde la sección rítmica de un grupo, que son el bajo y la batería (indispensables) hasta la guitarra solista o la rítmica, al final es transmitir.

P: ¿Cuáles son sus proyectos más inmediatos?

R: Por ahora acabar esta fase de salas del #saltoalvacioTOUR, hacer una pequeña pausa y después en veranito seguir con los festivales y todo eso a ver que tal se da la cosa. Ir preparando ya el segundo disco, porque tenemos ya ganitas y nos pica el gusanillo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario